ELECCIONES CATALANAS

Rajoy sobre la inmigración: "No acepto que me den lecciones de derechos humanos"

El líder del PP defiende el discurso duro sobre el fenómeno migratorio y habla de "progresismo nocivo"

A Mariano Rajoy le han llovido las críticas por el durísimo discurso del PP sobre inmigración en las elecciones catalanas, con vídeo incluido en el que se atemoriza a la gente con una supuesta regularización masiva en ciernes que el Gobierno desmiente tajantemente. Y le han dolido. Por eso, en su segundo gran mitin de la campaña catalana, este viernes en Girona, Rajoy contestó con contundencia a esas críticas de una manera en la que nunca lo había hecho, con tono duro y determinación, defendiendo la inmigración y a la vez el control.

"Yo soy gallego. Sé lo que es emigrar. Mucha gente de mi tierra se ha ido a ganarse la vida. A Buenos Aires, a Brasil, Venezuela, Suiza, Alemania, Cataluña, País Vasco o Madrid. Estoy a favor de que quien quiera ganarse la vida y no pueda hacerlo en su país lo haga. Ésa es la historia de la humanidad y de mi tierra", arrancó muy serio, para rematar enseguida: "Pero estas cosas necesitan orden y control, la capacidad no es ilimitada. Aquí se han hecho muchas cosas mal. Ha habido mucha demagogia. Aquí se han cometido muchos errores en aras de un progresismo barato y lesivo para los ciudadanos. No acepto que nadie me dé lecciones de derechos humanos. Quiero que venga todo el mundo, pero según la capacidad de acogida".

Más información

El público, unos 400 militantes de Girona, tierra siempre hostil para el PP -durante mucho tiempo, la única provincia en la que no sacaba diputado- le escuchaba en silencio, consciente de que el discurso trataba de uno de los ejes de la campaña. Alicia Sánchez Camacho acababa de ser mucho más dura, sin ninguna defensa de las críticas, y con una idea fuerte: "Quien no quiera integrarse tendrá que integrarse". Sólo 24 horas antes, Esperanza Aguirre había dicho que en Madrid, donde hay casi el mismo porcentaje de inmigrantes que en Cataluña, que no hay "ningún problema de integración", alejándose así del contrato de integración que propone Sánchez Camacho y que ninguna comunidad en manos del PP ha promovido.

Rajoy siguió con su discurso de defensa: "Quien venga que tenga los mismos derechos pero también deberes y obligaciones. Que todo el mundo sepa que hay unas leyes que responden a una tradición, una historia. Y quien viene tiene que adaptarse a esa tradición, esa historia, esas leyes. Es el mismo planteamiento que hacen Francia, Alemania y la Unión Europea. Agredir, hacer titulares, mirar para otro lado sobre este asunto, es un error por el que no voy a pasar de ninguna de las maneras". El público aplaudió a rabiar cuando acabó su reflexión sobre la inmigración, tal vez la más detallada que nunca haya hecho.

Mariano Rajoy y la candidata del PP para las elecciones catalanas, Alicia Sánchez Camacho, en mitin en Girona.
Mariano Rajoy y la candidata del PP para las elecciones catalanas, Alicia Sánchez Camacho, en mitin en Girona.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50