Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos guarda silencio sobre la retención de tres españoles

Los dos parlamentarios vascos y una navarra que viajaban al Sáhara para visitar el campamento de El Aaiún ya han recuperado sus pasaportes

La parlamentaria vasca del PNV Nerea Antia y el de Aralar Mikel Basabe, junto a la representante de esta última formación en la Cámara navarra Nekane Pérez, ya han recuperado sus pasaportes tras permanecen retenidos varias horas por el Gobierno marroquí en la zona de tránsito del aeropuerto de Casablanca. Los tres políticos pretendían viajar hasta El Aaiún para visitar campamentos de refugiados saharauis. Por ahora, el Gobierno marroquí sigue sin dar ninguna explicación del por qué de la retención de los españoles.

Antia indicó a la agencia Efe que un trabajador del aeropuerto le ha devuelto el pasaporte y "unas tarjetas de embarque para un vuelo a España mañana, pero se han vuelto a llevar las tarjetas" sin dar explicaciones.

Las autoridades magrebíes les retiraron las tarjetas de embarque y los pasaportes para a continuación dictadar sendas órdenes de expulsión. Según les había advertido, la documentación no se les iba a devolver hasta garantizar su embarque en un avión que les lleve de vuelta de Madrid, previsiblemente mañana.

Antia, Basabe y Pérez tenían previsto visitar campamentos de refugiados para conocer la situación "que se está viviendo allí", tras la muerte del niño de 14 años que falleció tiroteado el pasado 24 de octubre cerca de El Aaiún, en el Sáhara Occidental. "Queríamos estar con los activistas para constatar qué es lo que está ocurriendo", ha reconocido a Efe la parlamentaria del PNV, quien se ha quejado de los "malos modos" recibidos, aunque ha negado cualquier tipo de maltrato físico.

Basabe, por su parte, ha manifestado a EL PAÍS que son los propios ciudadanos de El Aaiún quienes han solicitado la presencia de observadores internacionales para dar a conocer su situación y ha denunciado que Marruecos, "por algún motivo, no quiere que nadie vea lo que está ocurriendo". "Es importante que los políticos vascos sigamos intentándolo", ha animado.

Los parlamentarios vascos y su compañera navarra llegaron a Casablanca hace ya varias horas y pudieron abandonar el aeropuerto con plena normalidad, con su pasaporte y su tarjeta de embarque sellada ya para El Aaiún. Ha sido a su regreso al aeródromo cuando las autoridades marroquíes, sin previa explicación, les han retirado los documentos y han dictado las órdenes de expulsión. "Nos han dejado aquí tirados. No podemos salir y suponemos que va a ser una noche muy larga", ha señalado Basabe.

"Decepcionados" por no haber podido cumplir su objetivo, pese a contar con los permisos necesarios, los dirigentes retenidos tienen previsto ofrecer una rueda de prensa el lunes, ya de regreso, para detallar lo ocurrido. Aralar, además, ha exigido al Gobierno de España que asuma su responsabilidad en la lucha del pueblo saharui.