Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El europarlamentario, Willy Meyer, expulsado de El Aaiun

El político afirma que Marruecos "no quiere testigos" en el Sahara Occidental.- Tres periodistas también han tenido que volver a Canarias ante la negativa de las autoridades marroquíes a dejarles bajar del avión

El europarlamentario de Izquierda Unida (IU), Willy Meyer, ha aterrizado en el aeropuerto de Gando de Las Palmas de Gran Canaria tras ser expulsado del Sahara Occidental, después de que las autoridades marroquíes le denegara el permiso para bajar del avión en el que viajaba en el aeropuerto de El Aaiun. El político español iba acompañado por los periodistas canarios, Txema Santana, Jesús Montesdeoca y Ángeles Reverón, con el objetivo de informar sobre el campamento protesta saharaui instalado desde el pasado 9 de octubre a 20 kilómetros de la antigua colonia española. Meyer ha dicho, en una rueda de prensa esta tarde, que Marruecos "no quiere testigos" en el Sahara Occidental y ha afirmado que la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, debe exigir explicaciones "de inmediato" a Rabat.

Tras su llegada a Las Palmas de Gran Canaria, Meyer ha exigido al Gobierno español que pida explicaciones a Marruecos por lo que califica "una agresión injustificable". Según ha relatado el europarlamentario, el vuelo el que viajaba, perteneciente a la compañía Binter Canarias, fue rodeado por 50 policías marroquíes nada más tomar tierra en el aeródromo de El Aaiun. Al aparato subieron alrededor de seis policías quienes increparon a los pasajeros y empujaron a Willy Meyer. Ante esta situación, el comandante del avión, Javier Gúzman, instó a los policías a abandonar el aparato y optó por regresar a Las Palmas de Gran Canaria.

La retención de Willy Meyer se produce 24 horas después de que la policía alauita impidiera el acceso al campamento de protesta saharaui a los parlamentarios vascos Nerea Antía (PNV) y Mikel Basabe (Aralar) quienes fueron retenidos por espacio de varias horas en el aeropuerto de Casablanca.

Tensión Máxima

Las expulsiones de los políticos y periodistas españoles se produce en el marco de la mayor protesta emprendida por los activistas a favor de la autodeterminación y los actos de conmemoración de la Marcha Verde. Fuentes consultadas por EL PAÍS, aseguran que la situación tanto en el campamento protesta como en la ciudad de El Aaiun es de extrema tensión ya que se están produciendo registros de las casas de saharauis por parte de la policía marroquí en busca de simpatizantes con la causa saharaui para proceder a su detención.

Por otra parte, los activistas saharauis que permanecen en el campamento han denunciado que la policía marroquí ha cerrado el único acceso que permanecía abierto al mismo y que se ha desplegado un gran operativo policial y militar.