Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: "O ETA abandona las armas o Batasuna abandona a ETA"

La izquierda 'abertzale' presentará un nuevo partido que rechazará la violencia.- El PP lanza una ofensiva para exigir que los radicales no puedan presentarse

La ilegalizada Batasuna tiene intención de presentar en próximas fechas una nueva marca política con un proyecto "interno y externo democrático, de ámbito nacional e independentista, y comprometido con las vías exclusivamente pacíficas", según informa Gara en su edición de hoy. El nuevo partido, siempre según el diario abertzale, rechazará del uso de la violencia para el logro de objetivos políticos.

Las intenciones de Batasuna las confirmó ayer uno de sus portavoces en una entrevista a Onda Vasca que cita también Gara. Txelui Moreno aseguró que "se está trabajando para ser legales, para presentar unos nuevos estatutos en Madrid, un nuevo nombre y para estar en las instituciones".

Sin embargo, los cambios que el Gobierno aprecia en el entorno de ETA no son suficientes. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado en una entrevista en la cadena SER que dichos cambios se han producido "gracias a la presión policial" y ha aclarado que la política antiterrorista del Ejecutivo "no se ha modificado ni una coma ni se va a modificar". Para demostrarlo, Rubalcaba ha recuperado una expresión que ya ha utilizado con anterioridad: "Solo hay dos caminos, o ETA abandona las armas o Batasuna abandona a ETA". Al respecto, Rubalcaba ha avisado a ETA y a Batasuna de que la palabra tregua ya no es bien recibida porque "quedó enterrada en la T-4, junto a dos personas", ha asegurado Rubalcaba.

Sobre cómo debería actuar Batasuna para poder volver a las instituciones, Rubalcaba ha recordado que fueron los jueces quienes ilegalizaron a Batasuna y que será un tribunal "quien decida si se ha roto el cordón umbilical definitivamente" entre ella y ETA. Rubalcaba ha concluido que es la propia Batasuna la que tiene que saber cómo convencer a los demócrata de sus intenciones: "Ese es su debate y tendrán que ser los jueces los que decidan". Además, el vicepresidente ha asegurado que los mediadores internacionales "no están entre el Gobierno y ETA, sino entre ETA y Batasuna".

El pasado lunes, EL PAÍS publicaba las intenciones que tiene Batasuna en relación con ETA. La izquierda abertzale, según informaba Luis R. Aizpeolea, pedirá a los terroristas el cese unilateral e incondicional de la violencia y no tramitará su legalización hasta que la banda dé otro paso tras el alto el fuego declarado en septiembre.

Ambigüedad

Batasuna confirma así las intenciones que adelantó en una entrevista en EL PAÍS desde la cárcel su líder, Arnaldo Otegi, quien aseguró que "la estrategia independentista es incompatible con la violencia armada" y pidió a ETA la declaración de un alto el fuego "unilateral, permanente y verificable".

En su día, las palabras de Otegi fueron recogidas con cautela desde el Ejecutivo aunque, tal y como reconoció el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, las palabras de Batasuna son "mejor que las de antes". Zapatero, sin embargo, restó valor a las declaraciones y advirtió a la izquierda abertzale de que "lo que cuentan son los hechos".

Sin embargo, la ambigüedad sigue instalada en la izquierda abertzale radical. Ni Otegi en su entrevista ni Batasuna a través de Gara hoy dan muestras de tener intención de condenar retrospectivamente a ETA. La información del diario abertzale no menciona ni una vez la palabra terrorismo y solo habla de ETA a través de las palabras del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti.

Precisamente el PP ha iniciado una ofensiva para exigir que Batasuna no pueda presentarse a las próximas elecciones municipales de mayo de 2011, informa Carlos E. Cué. Su presidente nacional, Mariano Rajoy, lanzó el pasado lunes un mensaje muy claro en clave interna: si "ETA-Batasuna o su entorno" logra presentarse, por "acción u omisión" del Gobierno, haya o no condenado antes la violencia, el PP retirará el apoyo a la política antiterrorista del Ejecutivo.

En el PP vasco hay algunos dirigentes que creen que Batasuna no debe presentarse a las municipales porque no da tiempo a comprobar si es verdad o no que se separa de ETA. Dicen que podría presentarse más adelante, en las generales o las siguientes autonómicas. Pero estos dirigentes tampoco quieren que el PP se quede fuera del proceso del fin de ETA. Ahora que los populares apoyan al Gobierno del PSE, no quieren repetir la estrategia de María San Gil, ser los "agoreros" y quedarse fuera. Quieren estar en el proceso para controlarlo. Dicen que se fían de Patxi López, que les insiste en que Batasuna no estará en las elecciones, pero no de Zapatero, que disparó las alertas al decir que los movimientos de la izquierda abertzale "no serán en balde". Por eso buscan un discurso intermedio.

Detenido un presunto etarra en Amorebieta

La Ertzaintza ha detenido esta madrugada en Amorebieta (Vizcaya) a Igor Cearreta Garay por su presunta integración en la banda terrorista ETA, según ha informado el departamento vasco de Interior. El arrestado, al parecer, participó en los ataques, sabotajes y graves incidentes registrados en la localidad guipuzcoana de Soraluze en marzo de 2005.

Las investigaciones llevadas a cabo a lo largo de estos años han permitido, según la misma fuente, relacionar directamente al detenido con los actos ocurridos en Soraluze hace cinco años y que se enmarcan en la estrategia de ETA.

El 12 de marzo de 2005 se celebró en dicho municipio una manifestación en protesta por el fallecimiento en Uruguay del miembro de ETA Juan José Urrutia Pla.

Cuando finalizó el acto un grupo de encapuchados, perfectamente organizados y coordinados, según Interior, utilizaron cócteles molotov químicos para atacar a una dotación de la Ertzaintza que participaba en el control de la manifestación.

El arrestado cuenta con varias detenciones anteriores, una de ellas el 9 de mayo de 2005 cuando fue capturado por la Guardia Civil por colaborar con el comando Donosti. El 17 de diciembre de 2007 fue detenido por la Ertzaintza, en cumplimiento de una orden de la Audiencia Nacional, por formar parte de la red de información de ETA. Recientemente, en abril de este año, fue detenido nuevamente por la Policía Autónoma, esta vez por negativa a identificarse tras ser sorprendido colocando pancartas en contra de la Guardia Civil.

Más información