Montilla define a Corbacho como "un gran activo" para "ganar la batalla"

Artur Mas elude criticar hoy al ministro mientras Sánchez-Camacho cree que Zapatero "se ha quitado un problema de encima"

El presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, se ha pronunciado por primera vez sobre la incorporación del ministro de Trabajo a las listas del PSC, que adelantó ayer EL PAÍS. Montilla, muy próximo a José Corbacho, ha defendido su llegada frente a las críticas de los partidos de la oposición, que se han apresurado a censurarlo recordando que España es campeona europea del paro y que precisamente Corbacho. Montilla ha subrayado que es "un gran activo, un activo importante" de su partido que ayudará a ganar unos comicios que "se presentan complicados".

Montilla considera "positivo que un militante del PSC y ministro del Gobierno" como es el de Trabajo "se sume a las listas del partido para una cita electoral complicada, para sumar fuerzas, ganar la batalla y conseguir un reto importante como es llegar primeros en esta carrera". Sobre su gestión como ministro ha indicado que la huelga general no se dirige al ministro de Trabajo, "sino a las políticas del Gobierno, que actúa de forma colegiada". El candidato del PSC ha restado importancia a los que subrayan el perfil no nacionalista de Corbacho y ha señalado que no hay alas catalanistas en el partido y que él mismo no se considera "ni más ni menos catalanista que otros miembros del partido".

Más información

"Sería insistir en el error"

También ha defendido la labor de Corbacho al frente de Trabajo el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica de la Ejecutiva Federal y secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías. A su juicio, "ha dado la talla" al frente de su cartera en un momento "muy complicado" de un mercado laboral marcado por la crisis. Artur Mas, por su parte, ha eludido hoy criticar directamente a Corbacho -no como ayer, que subrayó que España lidera el paro en Europa-, pero ha asegurado que gente como los socialistas, "que han creado cifras de paro tan altas y lo hacen tan mal", alejan a Cataluña del cambio.

Mas ha aprovechado la inauguración de la Fira de l'Eix para pronunciarse de nuevo al respecto y matizar que no critica a Corbacho, sino a los socialistas. "Lo han hecho bastante mal, no los pongamos a dirigir nuestros destinos futuros. Sería insistir en el error", ha agregado. Según Mas, el sector catalanista del PSC se está debilitando y perdiendo sus referentes, algo que se demuestra con el hecho de que el consejero de Economía, Antoni Castells, se marche y asegure que el partido está más cercano a los intereses del PSOE que a los de Cataluña.

Más duras han sido las declaraciones de la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, que considera que el presidente del Gobierno "se ha quitado un problema de encima ofreciendo la cabeza de Corbacho a los sindicatos antes de la huelga general". Sánchez-Camacho ha instado a José Luis Rodríguez Zapatero a aprovechar la marcha del ministro de Trabajo para hacer una "verdadera remodelación de Gobierno, porque si no, ya no tendrá nada que ofrecer a los ciudadanos". Ha opinado que Corbacho es el "peor ministro de Trabajo de la historia de España", y que hará támdem con el presidente de la Generalitat, "el peor presidente de la historia de Cataluña". "Montilla con este fichaje se mete goles en propia puerta porque es el ministro que ha conseguido tres millones y medio de parados en España", ha sentenciado. Su jefe de filas, Mariano Rajoy, ha aprovechado la apertura del curso político de su partido para opinar que "el problema" del Ejecutivo socialista "no es de cambios de gobierno", en alusión al anuncio del cese del ministro. "Lo que hay que cambiar es al gobierno", ha afirmado.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha asegurado que "Corbacho seguirá la estela nacionalista de Montilla" y "si suma suficientes votos, será conseller del tercer tripartito, junto a Puigcercós y los que quieren separarnos del resto de España". Rivera ha hecho estas declaraciones hoy en L'Hospitalet del Llobregat (Barcelona), donde ha dado su apoyo a los comerciantes que han sido multados por no rotular en catalán. En su opinión, "Corbacho y Montilla intentan perpetrar la enésima estafa a los votantes no nacionalistas" y utilizar el voto de los ciudadanos que apoyan al PSC porque quieren políticas de igualdad "para aliarse con los que quieren separar Cataluña del resto de España". Asimismo, Rivera considera "una broma" que el PSC "coloque" a un ministro que "ha batido el récord de número de parados de la historia de España".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción