Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tragedia ferroviaria en Barcelona

Las autoridades apuntan a la imprudencia como causa del accidente

Montilla: "Habrá que ver si el paso subterráneo estaba colapsado o no".- El presidente de la Generalitat subraya que las víctimas debían haber esperado unos minutos antes de arriesgar sus vidas

Las autoridades apuntan a la imprudencia como causa del accidente
MARIANO ZAFRA | JORDI CLAPERS | NACHO CATALÁN / EL PAÍS

Crece la hipótesis de la imprudencia como causa del accidente ferroviario de la pasada madrugada en Castelldefels , en el que murieron 12 personas. Todas las autoridades -Fomento, Renfe, el presidente catalán, la Consejería catalana de Interior y el alcalde de la localidad barcelonesa- coinciden en que, a falta de los resultados de la investigación puesta en marcha, un grupo de unos treinta jóvenes decidió cruzar por donde no debía ni podía, por las vías. La estación cuenta con un acceso subterráneo abierto al tránsito de los viajeros y un paso elevado que se clausuró hace ocho meses cuando se inauguró el nuevo subterráneo. Las autoridades han coincidido en señalar que tanto la estación, remodelada recientemente, como sus accesos, estaban perfectamente preparados para asumir el elevado número de personas que ayer bajaron en el apeadero. Las autoridades judiciales ya han dado el permiso para retirar el tren.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha indicado que "un grupo de personas cruzó la vía sin utilizar el paso -subterráneo- que está en funcionamiento" y el tren los arrolló. El tren, de largo recorrido, procedente de Alicante y con destino a Barcelona, no tenía parada en esta estación y se llevó a decenas de personas por delante. Sobre las quejas que existían desde hacía meses por los accesos a la estación, Montilla ha prometido futuros análisis e investigaciones. "Eso habrá que analizarlo, habrá que ver el paso, si efectivamente estaba colapsado o no", ha reconocido, para añadir que "la prudencia es algo que siempre debe aplicarse" y que las víctimas debían haber esperado unos minutos antes de arriesgar sus vidas. El consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Joaquim Nadal, ha aclarado que la estación cumplía todas las condiciones.

El ministro de Fomento, José Blanco, ha afirmado que "todo apunta a una imprudencia" y ha ordenado abrir una investigación, de la que "el Gobierno informará con total transparencia". Blanco, "profundamente impresionado" por lo sucedido, ha reiterado que la estación había sido remodelada recientemente -las obras costaron más de 1,2 millones de euros- y existía un paso subterráneo que precisamente pretendía mejorar la seguridad. "Se construyó un túnel para aumentar la seguridad y la estación estaba perfectamente señalizada con la prohibición total de no cruzar las vías", ha afirmado Blanco. Sobre el hecho de que estuviera masificado por tratarse de la verbena de San Juan, el ministro ha dicho que "entonces la prudencia aconsejaba esperar" en lugar de cruzar las vías. El ministro, que ha hecho estas declaraciones a su llegada al consejo de ministros de Transporte de la Unión Europea en Luxemburgo, viajará tras la reunión al lugar del accidente para conocer lo sucedido y trasladar su pésame a las familias de las víctimas.

El alcalde de Castelldefels, Joan Sau, también ha apuntado que el accidente se ha debido en una imprudencia. En una rueda de prensa en la que estaba arropado por Nadal y Víctor Morlán, secretario de estado de Planificación e Infraestructuras, Sau ha explicado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha llamado para darle el pésame y mostrarle su apoyo para lograr la total recuperación de los heridos. Sau ha recalcado la seguridad y la accesibilidad de la estación.

Este extremo ha sido confirmado por el consejero de Interior, Joan Saura, que ha subrayado que la estación tiene un paso subterráneo bien señalizado y que un grupo de jóvenes "decidió pasar por donde no debía", es decir, cruzar las vías con el fatal desenlace. Al parecer, el paso estaba aglomerado y la impaciencia llevó a las víctimas a cruzar por la vía para acceder más rápido al otro lado de la estación en dirección a la playa. Saura ha subrayado que el "caso está sujeto a investigación por si algo no ha funcionado", pero ha insistido en que los pasajeros podían pasar por un paso subterráneo sin necesidad de cruzar las vías.

Víctor Morlán detalló los parámetros por los que se ceñirá la investigación que tratará de esclarecer las causas del accidente. "No sé si ha sido imprudencia o no, eso lo determinará la comisión de investigación", ha dicho Morlán, que ha insistido en que la estación de Castelldefels playa es "moderna, con buenas instalaciones, con un paso subterráneo con todas las garantías y seguridades y dos ascensores". Las autoridades no han sabido concretar si hubo los avisos por megafonía habituales que avisan si pasa algún tren sin parada, aunque han reiterado que normalmente hay señales acústicas que advierten de la peligrosidad de cruzar las vías.

Además de tratar de esclarecer las causas, las autoridades han expresado su pesar por el accidente. "Es un día de tristeza y de luto en una noche que, precisamente en Cataluña, era todo lo contrario: era una noche de fiesta y de verbena", ha declarado el presidente catalán, que ha enviado su pésame a las familias de los fallecidos, a quienes visita hoy. "Hoy hay que estar con las familias de los fallecidos y con los heridos, esperando que se pueda producir su recuperación", ha declarado. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tildado el siniestro de "horrible" y ha trasladado su solidaridad a las víctimas y sus familiares. "Estamos conmocionados", ha afirmado Rubalcaba antes de la Comisión de Justicia e Interior en el Parlamento Europeo. El titular de Interior ha añadido que lo único que se puede hacer por ahora es "enviar un mensaje de solidaridad a las familias de los fallecidos y desear que los que están heridos [14, tres de ellos graves] se recuperen lo más rápidamente posible".

Por su parte, el presidente de Renfe, Teófilo Serrano, se desplazó anoche al lugar de los hechos y ha estado trabajando estrechamente con la Generalitat y el Ayuntamiento en la atención a las familias y en el resto de actuaciones que se están llevando a cabo. Serrano no ha querido entrar en la polémica de si estaba colapsado o no el paso y ha asegurado que "todo lo demás se analizará, se verá" pero, a su juicio, "se estaban cumpliendo las normas".