Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alborch reclama a Barberá que aborde ya la rehabilitación de El Cabanyal

El gobierno local, del PP, replica que las trabas a una intervención las pone el Gobierno al oponerse al plan urbanístico

El plan urbanístico de El Cabanyal está paralizado para evitar nuevas demoliciones, pero eso no impide que se inicie la rehabilitación de numerosos inmuebles del barrio marinero. Así lo ha defendido de nuevo hoy la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, que ha celebrado la decisión de la Audiencia Nacional de desestimar el recurso del consistorio para continuar con los derribos. "Es una magnífica noticia para los vecinos, para la ciudad y para todos aquellos que defendemos salvar y recuperar el barrio con rehabilitación y sin derribos", ha afirmado la portavoz sobre una decisión judicial que, en su opinión, "da al traste con el empecinamiento destructor" de la alcaldesa, Rita Barberá. "La orden ministerial no impide en modo alguno la rehabilitación, sino que la única que pone trabas es la propia Barberá, pues lo único que paraliza el Gobierno es la destrucción", según Alborch.

El Ayuntamiento recurrió ante la Audiencia Nacional la orden dictada por el Ministerio de Cultura el pasado diciembre y que suspende el plan de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez a través de El Cabanyal con la eliminación de numerosos inmuebles, una parte de ellos situados en la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC). El ministerio considera que la actuación urbanística supone un expolio del patrimonio histórico del barrio y dañaría irremediablemente su singular trama urbana. El enfrentamiento de la Generalitat y el Ayuntamiento con el ministerio por esta orden también ha recalado en el Tribunal Constitucional, que paralizó recientemente el plan al admitir a trámite dos recursos del Gobierno contra el intento de las administraciones valencianas de evitar la orden con un decreto y una ley autonómica.

"Exigimos a Barberá que inicie de forma inmediata las rehabilitaciones" fuera de la zona afectada por la prolongación de la avenida, ha subrayado la portavoz socialista. "Quien pone trabas exclusivamente a que se pueda hacer nada en el barrio" de El Cabanyal es la orden de Cultura, ha replicado poco después el primer teniente de alcalde Valencia, Alfonso Grau, quien ha defendido que el Gobierno invade "competencias exclusivas de la administración municipal".

Grau ha destacado que el rechazo al recurso no implica que la Audiencia Nacional "haya entrado en el fondo del asunto". "Ni es una magnífica noticia para los vecinos, que mayoritariamente quieren que se ejecute el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI), ni lo es tampoco para ella y sus amigos que se empeñan en decir lo que no decían cuando gobernaban", ha afirmado en relación con las declaraciones de Alborch. "La prolongación de Blasco Ibáñez está suspendida absolutamente por la orden de la ministra, y quien pone trabas exclusivamente a que se pueda hacer nada en el barrio es la orden de la ministra", ha repetido Alfonso Grau. En este sentido, el teniente de alcalde ha invitado a la portavoz socialista a exigir a la ministra "que inicie las rehabilitaciones".