Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión a tres abogados acusados de ser enlaces de ETA

Francia deja en libertad a David Pla, supuesto jefe de la estructura de apoyo a los presos.- Grande-Marlaska libera a Erramun Landa Mendibe y José Luis Gallastegui Lagar

El juez Fernando Grande-Marlaska ordenó la pasada noche del lunes el ingreso en prisión de cinco de los diez detenidos el miércoles acusados de actuar como enlaces entre los presos de ETA y la dirección de la banda. Entre los tres encarcelados se encuentran los abogados que habitualmente asisten a los reclusos de la organización terrorista Arantza Zulueta (una de las voces habituales entre los letrados de la izquierda abertzale), Jon Enparantza, que representa a la familia del etarra fallecido Jon Anza, y el ex futbolista de la Real Sociedad Iker Sarriegi. El juez les acusa de integración o colaboración en banda terrorista.

Los despachos de abogados, según Marlaska, funcionaban como "un centro logístico de distribución de documentos de ETA hacia los presos y de estos a las estructuras de la banda terrorista" cuyo contenido "informa sobre la labor desarrollada en apoyo de la organización terrorista mucho más allá de las loables funciones de defensa ejercidas con carácter complementario". Algunos de estos documentos, dispuestos a modo de "canutillos" y envueltos en plástico, fueron encontrados en los despachos, después de que se hubieran ocultado en un secador de manos del baño, una percha, una caja de grapas, un tarro de cerámica o la estructura de una silla.

El juez también ha acordado prisión eludible bajo fianza de 30.000 y 12.000 euros para el miembro jubilado de LAB Juan Maria Jauregi y el ingeniero Asier Etxabe, respectivamente. Por la mañana dejó en libertad al pintor, grabador y profesor en la Universidad del País Vasco Erramun Landa Mendibe; al ex miembro del comando Barcelona de ETA José Luis Gallastegui y al veterano etarra Domingo Aizpurua Aizpuru.

Mientras, Francia ha dejado en libertad a David Pla, el detenido el viernes en Francia como supuesto jefe de la estructura de apoyo a los presos de ETA y acusado de ser un dirigente clave del aparato político de la banda. Los jueces consideran que no hay pruebas suficientes" para sostener las acusaciones que llevaron a su arresto, que se produjo poco después de que en España fueran detenidas diez personas.

Pla llevaba meses vigilado por parte de la policía francesa de la mano de agentes de la Comisaría General de Información española. Y así hubiera seguido. Pero la operación de la Guardia Civil en España contra la denominada red Halboka (dedicada al control del llamado aparato de makos o de cárceles de ETA) llevó a su detención como supuesto jefe máximo de esa estructura, según el comunicado difundido el viernes mismo por el Ministerio del Interior.

"Los investigadores policiales consideran que Pla Martín tendría actualmente un papel importante dentro de la estructura política de los terroristas, en cuanto a sus posibilidades de relacionarse con las organizaciones de su entorno", rezaba la citada nota. Pla, por tanto, fue considerado al ser arrestado como el jefe de los detenidos en España, el responsable del control de los abogados de los presos de la organización terrorista.

Poco antes, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska había puesto en libertad al artista y profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco Erramun Landa Mendibe y al que fuera miembro del comando Barcelona de ETA José Luis Gallastegui Lagar. Fuentes jurídicas han precisado que el magistrado ha adoptado esta decisión tras tomarles declaración esta mañana y después de que el fiscal Luis Barroso no haya pedido su ingreso en prisión provisional por la debilidad de los indicios en su contra.

Pasadas las tres de la tarde, Gallastegui y Landa, hermano del ex parlamentario de Batasuna Karmelo Landa, han abandonado la Audiencia Nacional. Allí les esperaban una decena de familiares y simpatizantes que los han recibido entre aplausos. Antes de interrogar a estos dos acusados, el magistrado, que ha interrumpido las declaraciones para comer, ha tomado declaración a la ex etarra Naia Zuriarrain y a los tres abogados detenidos en esta operación contra los "enlaces" de la banda terrorista ETA con sus presos, que se saldó el pasado miércoles con un total de 10 detenidos.

La operación contra lo que el Ministerio del Interior ha denominado el "colectivo de abogados de apoyo a ETA" fue posible gracias a la documentación intervenida a Francisco Javier López Peña, Thierry, considerado responsable del aparato político de ETA, detenido en mayo del 2008 en Burdeos.