La Guardia Civil asesta un duro golpe a los supuestos enlaces de los presos de ETA con la dirección

En total hay 10 detenidos, cuatro de ellos abogados.- Entre los arrestados están Arantza Zulueta, histórica letrada de la banda, y el profesor de Bellas Artes Erramun Landa

La Guardia Civil ha lanzado este mediodía una operación antiterrorista en el País Vasco en la que han sido detenidas 10 personas. Entre los arrestados figuran cuatro abogados que habitualmente defienden a imputados de la organización terrorista ETA; también un profesor de Bellas Artes y un sindicalista de LAB relacionado con los atentados de Hipercor. La operación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, sigue abierta. Interior concede "la máxima importancia" a estos arrestos de quienes supuestamente ejercían labores de enlace entre los presos de la banda y la dirección de ETA así como el control del aparato de presos.

Entre los abogados detenidos está Arantza Zulueta, una de las letradas más significadas de la llamada izquierda abertzale, informan fuentes de la lucha antiterrorista. Su despacho en Bilbao está siendo registrado. También en esa ciudad ha sido arrestada la abogada Naia Zuriarrain. En la localidad guipuzcoana de Hernani han sido detenidos los letrados Iker Sarriegi y Jon Enparantza. Este último fue absuelto el pasado 2 de marzo del delito de enaltecimiento del terrorismo. En ese proceso fue defendido por Zulueta.

Más información

Un quinto detenido es Erramun Landa Mendibe, profesor de Bellas Artes de la UPV, según han confirmado fuentes policiales. Se da la circunstancia de que Erramun Landa es Premio Nacional de Grabado en 2008.

Otro de los arrestados, este en Gernika, es José Luis Gallastegi Lagar, responsable de LAB Arrantza, la sección de pesca del sindicato independentista. Gallastegi estuvo a las órdenes de Domingo Troitiño Arranz en el comando Barcelona. Ese comando fue responsable del atentado de Hipercor, en 1986, en el que murieron 24 personas. También ha sido arrestada Saioa Agirre Arauko, al parecer cuando impartía una clase en la escuela Zipiriñe de Sopelana (Vizcaya). Los últimos arrestados son Juan Maria Jauregui Zalacain, Asier Echave Azcue (ambos en San Sebastián) y José Domingo Aizpurua Aizpuru, Pitxas (en Usurbil). Este último es un veterano dirigente etarra quien formó parte del llamado aparato de acogida de la banda terrorista y que también ejerció labores de control de presos en Francia. Varios documentos incautados a Pitxas fueron utilizado durante el proceso que llevó al cierre del diario Egunkaria, cuando se le consideraba también miembro del aparato político.

El 'aparato de makos'

A los detenidos se les acusa de pertenecer al aparato de makos (prisiones) de la banda terrorista. Este brazo de la organización es el que intenta mantener la cohesión interna del colectivo de presos de ETA. Los arrestados son sospechosos de pasar mensajes y consignas a los presos a fin de mantenerlos cohesionados y sometidos a las órdenes de la dirección terrorista.

También se les acusa de haber dado cobijo a miembros de ETA y de otras formas de colaboración con la banda armada, como la gestión del llamado impuesto revolucionario, una de las formas de extorsión económica que realiza la organización terrorista.

Las pistas para esta intervención policial provienen de documentos incautados al ex número uno de ETA Javier López Peña, Thierry, y que se usaron para el arresto de abogado Joseba Agudo Mancisidor, Pagoa, en octubre de 2009, quien está acusado por enviar mensajes a la dirección de ETA con el objeto de controlar a los terroristas que se encuentran fuera de España y Francia. También gestionó el regreso a Francia de etarras huidos.

Durante este año se han realizado varias detenciones contra abogados de ETA. De todas las operaciones, esta es hasta ahora la de mayor calado. Con estas detenciones queda cortado el nexo entre la dirección de ETA y sus presos.

La Guardia Civil registra la oficina de Arantza Zulueta, la abogada del entorno de la izquierda abertzale detenida en el marco de una operación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.AGENCIA ATLAS

Erramun Landa, un artista destacado

La figura de Erramun Landa, uno de los detenidos hoy, poco tiene que ver con el mundo del derecho. Nacido en Gernika (Vizcaya) en 1958, ha dedicado su vida profesional al arte. Pintor, dibujante y grabador, es profesor titular de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco (UPV). Trabajó como diseñador gráfico en la televisión autonómica (ETB) e inició a mediados de los 90 su carrera como expositor. Sus obras se han podido contemplar en ciudades europeas como Lisboa, Bremen o Roma.

Entre los numerosos galardones que ha recibido destaca el Premio Nacional de Grabado de 2008. Ha trabajado y colaborado, además, con importantes escritores vascos como Bernardo Atxaga. Es hermano del ex eurodiputado y ex parlamentario vasco por Herri Batasuna Karmelo Landa y del conocido presentador de ETB Klaudio Landa.

Arantza Zulueta, la voz de los abogados de ETA

Voz habitual entre los abogados de la izquierda 'abertzale', Arantza Zulueta es uno de los grandes nombres entre los detenidos en la operación ordenada por Grande-Marlaska. Hace tres semanas, sin ir más lejos, compareció en nombre de la familia del etarra fallecido Jon Anza para poner en duda las circunstancias de su muerte.

A lo largo de tres décadas de ejercicio, ha sido letrada de varios integrantes de la organización terrorista ante la Audiencia Nacional. Este año ha defendido a Isabel López Monge, acusada de depósito de explosivos, y el pasado hizo lo propio con Asier Mardones, participante en un tiroteo en el que murió un 'ertzaina'. También ha defendido otras causas relacionadas con el entramado 'abertzale', como el juicio contra Gestoras y su sucesora Askatasuna.

José Luis Gallastegi, miembro del 'comando Barcelona'

Natural de Lekeitio (Vizcaya), José Luis Gallastegi se incorporó a ETA político-militar en 1980 tras fugarse de su domicilio. Se responsabilizó inicialmente de la formación de un grupo que llevó a cabo un secuestro, así como varios atentados y atracos. Tres años después se pasó a la rama militar, que le destinó al 'comando Barcelona', con el que participó en el sangriento atentado de Hipercor. En 1989, la Audiencia Nacional le condenó a penas que sumaban 31 años de prisión, aunque en 2000 salió de la cárcel.

Lo más visto en...

Top 50