Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Francia el presunto jefe de los abogados de presos de ETA

Rubalcaba afirma que es uno de los "hombres fuertes" del aparato político

"Un viejo conocido". Así calificó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a David Plá, detenido ayer en Hendaya (Francia) como presunto miembro de ETA y como presunto jefe de los tres abogados arrestados el miércoles -a los que Interior acusó de ser "comisarios políticos" de la banda terrorista en las prisiones-. Rubalcaba consideró a Plá, residente en el país vecino, como uno de los "hombres fuertes" del aparato político de ETA, supuestamente encargado de gestionar las relaciones entre el colectivo de presos y la cúpula etarra en Francia, incluyendo la planificación de fugas de la cárcel y la acogida de huidos. Esta última detención es un paso más del Ministerio del Interior en una de las principales líneas de actuación de la lucha antiterrorista en estos momentos: cortar los lazos de la banda con sus casi 800 presos.

El titular de Interior recordó que la policía española vigilaba desde hacía tiempo a Plá, encarcelado de julio de 2000 a agosto de 2006 por pertenecer al comando Zaragoza. Tras su liberación se fue a vivir a Francia y, según las investigaciones policiales, se hizo responsable de Halboka (departamento de la banda terrorista dedicado al apoyo a los presos). La información recabada esta semana tras los registros de domicilios y lugares de trabajo de los 10 arrestados el miércoles -entre los que se encuentran los abogados Arantza Zulueta, Jon Enparantza e Iker Sarriegi- habría posibilitado la detención de Plá, que se ha producido en una operación conjunta entre la Policía Judicial de Bayona, la Subdirección Antiterrorista (SDAT) francesa y la Comisaría General de Información de la policía española.

Plá, dirigente de Jarrai durante los años noventa y candidato a las elecciones municipales de 1995 por Herri Batasuna (en las que no resultó elegido), fue detenido en 2000 como miembro liberado de ETA junto a Aitor Lorente. Se les acusó de tener todo preparado para atentar de forma inminente contra el alcalde de Zaragoza, José Atarés (PP), mediante una bomba lapa en su coche.

Su salida de prisión no fue pacífica. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió que Plá y Lorente no fueran excarcelados y quedaran en prisión preventiva por su supuesta implicación en la preparación del asesinato del senador del PP Manuel Giménez Abad en Zaragoza el 6 de mayo de 2001. El ministerio público alegaba que tenía indicios de que ambos presos, junto con Ainara Esterán y Nerea Garaizar, habían formado un comando de información en Zaragoza encargado de hacer los seguimientos al senador asesinado. Los indicios provenían, supuestamente, de los ordenadores incautados al que había sido jefe de los comandos de ETA, Ibon Fernández Iradi, Susper.

El juez Pedraz rechazó la petición de la fiscalía, argumentando que en el archivo informático intervenido no se hablaba específicamente de Giménez Abad. Pero días después se fue de vacaciones. Baltasar Garzón lo sustituyó en el juzgado y decidió lo contrario: aceptó el recurso de reforma del fiscal, ordenó que no fueran liberados y revocó el archivo del caso. Cuando Pedraz volvió de vacaciones, a mediados de agosto de 2006, deshizo la actuación de Garzón y los excarceló. La Audiencia Nacional confirmó su decisión afirmando que no había indicios de delito.

Portavoces de la asociación de letrados Eskubideak exigieron ayer en la sede el Colegio de Abogados de Vizcaya que sus compañeros sean puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción para que se les tome declaración, alegando que "no hay razones para la incomunicación", informa Europa Press.

Seis años en prisión

- Los orígenes. David Plá Martín, pamplonés de 34 años, inició su andadura dentro de la izquierda abertzale como miembro de la organización juvenil Jarrai, de la que fue dirigente y portavoz hasta finales de los 90.

- La detención (2000). Fue detenido en Zaragoza junto a Aitor Lorente en julio de 2000 como presunto miembro del comando Aragón de ETA. Se les acusó de haber planeado atentar contra el alcalde de la ciudad, José Atarés, del PP.

- La condena (2001). La fiscalía y las defensas de Plá y Lorente pactaron una pena de seis años de cárcel por pertenencia a banda armada y uso de documentación falsa.

- La excarcelación (2006). El fiscal pidió en julio de 2006 que no saliera en libertad, pero lo hizo: la Audiencia Nacional no vio indicios de su supuesta implicación en la preparación del asesinato del senador del PP Manuel Giménez Abad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2010

Más información