Continúan las incautaciones de dinero en la frontera andorrana

La Guardia Civil confisca 86.000 euros en una semana

Continúa el goteo de confiscaciones de dinero en la aduana hispano andorrana de La Farga de Moles (Alt Urgell). La Sección de Especialistas Fiscales de la Guardia Civil destinada en ese puesto fronterizo ha intervenido en lo que va de año 609.000 euros, casi ocho veces más que en todo 2009.

El año pasado se interceptó a cuatro infractores, dos que intentaban pasar dinero a Andorra y otros dos que lo hacían desde el vecino país a España. Este año ya son 20 los ciudadanos sorprendidos cuando intentaban introducir divisas en territorio español de forma ilegal. La crisis económica y el final del levantamiento del secreto bancario en el Principado se apuntan como la causa de que muchos clientes españoles hayan decidido retirar el dinero que tenían depositado en Andorra, considerado hasta hace poco un paraíso fiscal.

Más información
Los 'euros andorranos' regresan a España

La Guardia Civil ha efectuado esta semana ocho confiscaciones. El miércoles fueron tres de 15.000, 10.020 y 10.012 euros y el jueves cinco por un importe total de 51.725 euros. Los infractores, residentes en Barcelona, Tarragona y Pamplona, viajaban en vehículos de lujo y llevaban el dinero escondido en bolsos de mano o en el bolsillo de la chaqueta. Todos ellos continuaron su viaje con 1.000 euros cada uno en concepto de mínimo de supervivencia. El resto del dinero quedó a disposición del Banco de España, a la espera de que se resuelvan los expedientes incoados por vulnerar la normativa sobre blanqueo de capitales.

El jefe del Gobierno andorrano, Jaume Bartomeu, ha descartado hoy en la Bolsa de Barcelona -antes de dar una conferencia- que se esté produciendo una huída de capitales hacia España y ha considerado "poco importantes" las cantidades aprehendidas por la Guardia Civil en la frontera en lo que va de año. Según Bartomeu, la salida de divisas responde más a la falta de liquidez por la crisis que al convenio firmado con España para el intercambio de datos fiscales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS