Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La marcha de un ministro polémico

Rajoy afirma sobre las dimisiones en el PP que "dependerá de quién y de qué sea acusado"

El líder popular defiende que la salida de Bermejo era obligatoria porque "no ha sido capaz de abordar los problemas justicia"

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy sobre las repercusiones de la trama de corrupción que actualmente investigan los tribunales y que está vinculada a su partido, que habrá que esperar para ver nuevas dimisiones en su formación. "Depende de qué sea acusado", ha reseñado antes de recordar que "había dos imputados" por el juez Garzón que ya han dejado su cargo, en referencia al alcalde de Boadilla y el ex primer edil de Majadahonda.

Preguntado en una entrevista en la Cadena Ser sobre si tras la salida de Mariano Fernández Bermejo del Ministerio de Justicia se van a ver dimisiones en su formación, Rajoy no ha querido concretar posibles movimientos en este sentido: "Vamos a ver de qué y a quién se acusa", ha insistido Rajoy al mismo tiempo que ha mostrado su rechazo a "adelantar acontecimientos, porque puede suponer condenar a alguien sin ni siquiera ser juzgado".

"No se qué personas del PP hay acusadas ni de qué. Sólo sé lo que hemos visto por la prensa en los últimos días y luego algunos ni siquiera han sido imputados", ha justificado para pedir al juez que sea "cuidadoso" y se "respeta a la gente".

Eso sí, Rajoy ha reiterado que la dimisión de Bermejo era "necesaria, por que no ha sido buen ministro, se ha enfrentado a todo el mundo y no ha sido capaz de abordar los problemas justicia, principalmente el de la dotación de medios". En este punto, tras confiar en que a su sustituto, Francisco Caamaño , "le vaya bien", el presidente popular ha señalado que la polémica sobre la cacería ha sido "la gota que ha colmado el vaso" del controvertido mandato del ministro ya que, la "Justicia requiere una actitud imparcial, pero también formas y apariencia de imparcialidad".

Así, aunque sobre la denuncia de presunta connivencia entre el poder Ejecutivo y el judicial ante la coincidencia en una cacería de Bermejo con el juez Garzón, Rajoy ha respondido que "yo mantengo lo que puedo probar" y ha admitido que "no sé de lo que hablaron", ha insistido en cualquier caso en que "no es algo aceptable" y que tampoco es "muy poco presentable desde punto vista democrático". Asimismo, sobre una eventual querella por prevaricación contra el magistrado por su instrucción de la trama, ha rechazado "adelantar acontecimientos", aunque no descarta nada y le ha reprochado que "no puede tener un poder omnímodo", ni puede hacer "lo que quiera".

En este sentido, interrogado sobre el hecho de que fuese precisamente Federico Trillo, actual portavoz de Justicia del PP y ex ministro de Defensa en tiempos de la tragedia del Yak 42 -en la que murieron 62 militares-, quien saliese ayer a analizar la renuncia de Bermejo; el presidente del partido ha asegurado que "Trillo es un hombre honesto y competente". "Ha cometido sus errores como los he cometido yo, pero tiene mi confianza", ha enfatizado antes de criticar que el presidente del Gobierno sacase ayer por la noche el tema del Yak "para hacer una descalificación cuando hasta los tribunales ya se han pronunciado" sobre este tema. "Me parece tremendamente injusto", ha reiterado. De nuevo hoy, Trillo se ha referido a la dimisión de Bermejo, que en su opinión refleja que el PSOE ha ido dejando solo porque, con todas las cosas que se han conocido en su cargo era "un endoso de responsabilidad" para el propio Gobierno. Para Trillo, los socialistas se han quedado liberados.

"Va a ver cambio político en Galicia y Euskadi, y el PP va a estar en los dos"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha augurado un cambio político tanto en el País Vasco como en Galicia y que "el PP va a estar en ese cambio", que, ha asegurado, va a ser "muy saludable". En declaraciones a la Ser y preguntado por lo que se juega en las elecciones gallegas, Rajoy ha dicho que "quien se juega algo son todos los gallegos" que elegirán entre seguir con un gobierno que, en su opinión, "ha hecho las cosas muy mal, -el peor que ha tenido Galicia desde 1981- o cambiar". "No está en tela de juicio en estas elecciones quién va a dirigir el partido", ha precisado.

Sobre los comicios en Galicia, Rajoy ha puntualizado que "no es lo mismo que gobiernen unos o que lo hagan otros" ya que hay muchas cosas que afectan a los gallegos como los grandes servicios públicos fundamentales, el buen funcionamiento de la sanidad, la libertad de educación, la dependencia, o el paro, entre otros.

Respecto a si el candidato socialista vasco a lehendakari, Patxi López, tiene garantizado el apoyo del PP, Rajoy ha dicho que "nunca" ha tenido muy claro cual es la posición del PSOE sobre los asuntos fundamentales en el País Vasco, ya que "han sido siempre muy ambiguos", y han estado "al filo de la navaja". Por ello, Rajoy ha señalado que tiene "poca confianza" en los socialistas, ya que "en los momentos importantes acaban dando su apoyo a los nacionalistas", como ocurrió en la diputación de Alava y en el Ayuntamiento de Getxo.

Triilo afirma que sus responsabilidades políticas por el Yak están saldadas

"Hablar de responsabilidad política, tras estos cinco años y medio de una persecución personal y política sobre este asunto, me parece un sarcasmo y un argumentario pobre del presidente del Gobierno, francamente decepcionante". El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, ha respondido así a José Luis Rodríguez Zapatero y ha asegurado que ya se ha excluido "cualquier responsabilidad" de su persona con el accidente aéreo del Yak-42 de 2003 en el que murieron 62 militares españoles. El dirigente del PP afirma no haber ha renunciado al acta de diputado porque "ha ganado el escaño" y "por mayoría absoluta" en las elecciones de 2004 y 2008 con el accidente aéreo de mayo de 2003 "a cuestas".

José Luis Rodríguez Zapatero cargó ayer contra Trillo por "exigir más" en la dimisión de Bermejo cuando él era responsable de Defensa cuando se gestionó la muerte y la identificación de los 62 militares fallecidos en el siniestro de la aeronave. Trillo ha mencionado también que la actitud del Gobierno al acusarle "no la tuvo el PP" con el accidente aéreo en Afganistán donde murieron 17 militares "ni tampoco" con el de Spanair.

Zapatero se refirió ayer también al comunicado de la Asociación de Familiares de Víctimas del Accidente del Yak-42, en el que reprobaban que sea Trillo quien pida explicaciones a Bermejo cuando él no dejó su cargo como ministro de Defensa tras el siniestro de 2003. El presidente de la asociación de familiares, Miguel Angel Sencianes, tildó de de "desbordada, inoportuna, incoherente e insultante" la exigencia de Trillo.

Para Trillo, el carácter de accidente del Yak-42 ha quedado "demostrado", tanto en la Comisión Internacional, que lo investigó, como judicialmente, "con un auto del Tribunal Supremo, que es el tercero, en los que se excluye cualquier responsabilidad o relación con mi persona". En cuanto a la dimisión de Bermejo, Trillo ha apuntado que las causas eran "inexorables" tanto por el "hecho determinante" de la cacería como por su "pésima gestión".

El vicesecretario general del PSOE se ha sumado a las críticas contra las declaraciones de ayer de Trillo y le calificado de "caradura" después de su comportamiento en la gestión del Yak. Para Blanco, la dimisión de Bermejo contrasta con la actitud del PP cuando que cuando gobernaba no asumió ningún tipo de responsabilidad por esta catástrofe ni por el Prestige.

Más información