Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las complicaciones vuelven a Barajas

Tras unas horas de tregua, el conflicto de los pilotos vuelven a provocar retrasos en el aeropuerto madrileño

La normalidad volvió durante unas horas al aeropuerto de Barajas después de cuatro días de retrasos generalizados, cancelaciones y largas colas de viajeros debidos, según Iberia, a una huelga de celo de sus pilotos. Según fuentes de la compañía, este martes hubo fluidez porque los pilotos dieron una tregua en su huelga encubierta, pero la situación se ha complicado por la tarde. A ello se ha añadido el mal tiempo en Europa, que ha provocado problemas en las rutas desde el aeropuerto madrileño a Francia, Italia, Alemania y Bélgica. La puntualidad de las rutas de Iberia es del 53%.

A las 18.00, la compañía había anulado cuatro rutas más (dos de ellas debido a que el piloto no se ha presentado) y ha contratado otros cuatro vuelos a otras compañías.

Este miércoles, los representantes de los pilotos y la aerolínea se sentarán de nuevo a negociar sobre el convenio. La compañía, que ha tenido que cancelar más de 500 vuelos y ha sufrido más de 5.000 retrasos en diciembre, ha abierto expediente a 41 pilotos.

Durante toda la mañana se registraron colas de viajeros ante los mostradores de Air France, ya que la compañía canceló ayer por la tarde todas sus rutas entre Madrid y París debido a las malas condiciones meteorológicas y los pasajeros han sido reubicados en vuelos programados para hoy martes. También ha habido colas, aunque menores que en días anteriores, en los mostradores de Iberia de pasajeros con vuelos cancelados, que habían perdido conexiones o tenían sobre venta de billetes. La compañía ha conseguido hoy regularizar sus vuelos y aumentar "considerablemente" la puntualidad, para lo que ha alquilado 14 aviones a otras aerolíneas.

De vuelta a la mesa

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) niega esta huelga encubierta y dice que los retrasos y cancelaciones de vuelos se deben a la falta de pilotos y a que Iberia programa "por encima de sus posibilidades". Según Iberia, los pilotos utilizan esta supuesta huelga para presionar en las negociaciones del convenio, que están estancadas desde finales de noviembre.