Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono rechaza ser el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid

Blanco dice que los socialistas respetan la decisión del ex ministro de mantenerse alejado de la política

José Bono no será el candidato de los socialistas a la alcaldía de Madrid, según han informado fuentes del PSOE. Ayer por la mañana, el político castellano-manchego reconocía que le "agradaba" el ofrecimiento porque "a nadie le amarga un dulce", lo que llevó a pensar que podía encabeza el cartel del PSOE. Finalmente, Bono mantiene su decisión de permanecer alejado de la vida política, que adoptó en abril pasado cuando dimitió como ministro de Defensa.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha declarado que el partido respetará la decisión del ex ministro de "mantenerse retirado de la política", aunque se ha mostrado convencido de que Madrid "va a tener un alcalde socialista". Además, ha dicho que el nombre del candidato del PSOE a las elecciones municipales en Madrid del próximo mes de mayo "se conocerá pronto, de acuerdo a lo previsto".

Preguntado ayer por la mañana por el ofrecimiento del PSOE para ser el rival del popular Alberto Ruiz Gallardón, Bono manifestó: "Debo decirle que es algo que, personalmente, me agrada. No me amargan los dulces. Me alegra que en mi partido se acuerden de mí para un puesto de esa importancia".

Y continuó: "La decisión sobre los candidatos electorales corresponde en primer lugar al partido y el partido sabe que yo quiero estar en una segunda línea, que soy militante del partido y que debe tomar las decisiones oportunas". Con esta y las siguientes declaraciones, Bono se ponía a disposición del partido. "Ahora el partido en Madrid, y el partido a nivel federal y el presidente del Gobierno tienen que tomar las decisiones que crean oportunas; yo no creo que deba adelantarlas, ni alimentar ningún tipo de especie que no he promovido".

A partir de estas consideraciones, el alborozo reinó en el PSOE, tanto en la dirección federal como en la ejecutiva de Madrid. En esos ámbitos pasaron por alto las primeras consideraciones de Bono respecto a que él había abandonado la primera línea de la política, voluntariamente, para dedicarse "más a su familia". Esta cierta disposición se produjo un día después de que Bono mantuviera una entrevista en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Al anochecer del pasado lunes, después de una larga entrevista entre ambos, Zapatero despidió a Bono advirtiéndole de que no renunciaba a convencerle y que en la próxima reunión, sin fijar la fecha, daba por seguro que su ex ministro pronunciaría el sí, según han señalado fuentes gubernamentales a EL PAÍS.

El presidente del Gobierno ha estado presionando a Bono para que aceptara la candidatura. Cuando hace seis meses Bono se retiró del Gobierno, Zapatero anunció: "Si él quisiera, no se iría. Me encargaré personalmente de que su retirada de la política no sea definitiva". José Bono desveló en septiembre que Zapatero le había ofrecido ser candidato a la alcaldía de Madrid. "Ni soy de Madrid, ni vivo en Madrid. Nunca me han gustado los paracaidistas en política", replicó Bono, según su propia confesión.