Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas se apresuran a festejar la candidatura

La disposición de José Bono a escuchar los dictados del partido llevó a muchos dirigentes socialistas a pensar que ya había dicho que sí. Y de ahí partieron numerosas declaraciones de alegría y de elogio a su figura política.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se encontró con Bono antes de que éste hiciera tales declaraciones. El número dos del PSOE pronunció una conferencia en el Fórum Europa, en un hotel madrileño, y al término se topó con el ex ministro. Se saludaron muy sonrientes y no hubo más. Pero al conocer las declaraciones de Bono, Blanco realzó el currículum del ex presidente de Castilla-La Mancha. Bono agradó a todos, especialmente al partido en Madrid, que dirige Rafael Simancas, al afirmar que el candidato del PSOE "será el próximo alcalde de Madrid".

En el Partido Socialista de Madrid se vivió con intensidad esta jornada, ya que sus dirigentes son quienes más sufren la ausencia de candidato al ser un terreno abonado para la crítica del PP. Simancas, candidato a la presidencia de la Comunidad, formará tándem con el aspirante a la alcaldía. Ayer habló con Bono, pero las fuentes informantes prefirieron no desvelar el contenido de la conversación porque "no hay nada definitivo".

Simancas estará presente en el proceso de selección del candidato y será el coprotagonista de la "petición formal" a Bono. Todavía no se ha decidido si la parte pública de la oferta la realizará Zapatero o Blanco. La respuesta final de Bono se producirá en un encuentro discreto en La Moncloa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de octubre de 2006