Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pedirá en la Audiencia Nacional la suspensión de la asamblea de Batasuna

Pese a ello, el Fiscal General aprecia "serias dudas" sobre la posibilidad de renovar la suspensión de actividades que ya pesa sobre la formación ilegalizada

El fiscal general del Estado se ha manifestado hoy a favor de que el ministerio público solicite mañana ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, la suspensión del Congreso convocado por la ilegalizada Batasuna para el próximo 21 de enero, y lo ha hecho en un escrito remitido a la fiscalía de ese tribunal. Horas antes, y en un acto judicial independiente, el Supremo remitía al ministerio público la cuestión, tras rechazar el recurso presentado por el sindicato Manos Limpias.

El fiscal general, Cándido Conde-Pumpido, ha remitido un escrito a la Fiscalía de la Audiencia Nacional en el que expone sus "serias dudas" acerca de la posibilidad de volver a suspender las actividades de la ilegalizada Batasuna (medida acordada por el juez Baltasar Garzón en agosto de 2002 y no renovada el pasado verano al entenderse innecesaria por haber sido ilegalizada esta formación por Supremo) pero explica que, si así lo acuerda el juez, sería partidario de solicitar la prohibición de la reunión.

En el escrito la Fiscalía General FGE expresa su posición ante la "vistilla" del articulo 129 de Código Penal (CP), que regula la suspensión de actividades de organizaciones. En esta comparecencia, en la que las acusaciones y la defensa presentarán sus alegaciones, el juez decidirá si renueva la suspensión de actividades de Batasuna, que fue ordenada por tres años el 26 de agosto del 2002 y que tenía que haberse prorrogado el pasado verano, lo que no se hizo bajo el argumento de que no era necesario al haber sido ilegalizada por el Tribunal Supremo, en marzo del 2003.

Renovar la prohibición

Para la Fiscalía, la disolución de los partidos HB-EH-Batasuna, ya ordenada por el Supremo, implica el cese definitivo de toda actividad del partido disuelto o de cualquier otro que le dé continuidad o lo suceda, por lo que estima "contradictoria" la adopción, "en el marco del proceso penal, de una medida suspensiva de naturaleza cautelar".

No obstante, añade el escrito, si el juez entiende que en cualquier caso cabe "reactivar en el proceso penal las medidas cautelares dirigidas a la suspensión de la actividad" de Batasuna, "procede en consecuencia analizar si en el caso de la convocatoria nos hallamos efectivamente ante una actuación del extinto partido político".

De los informes policiales pedidos por el juez, destaca el Ministerio Público, se llega a la conclusión de que dicho acto puede calificarse de orgánico, "propio del funcionamiento y organización -como es obvio clandestinos- del partido político disuelto".

El Supremo ya había remitido la cuestión al Fiscal

La Sala Especial del 61 del Tribunal Supremo ya había rechazado esta mañana, por unanimidad, el escrito enviado por Manos Limpias en el que el sindicato pedía la intervención del Alto Tribunal para impedir la Asamblea que la ilegalizada Batasuna tiene previsto celebrar este fin de semana en Baracaldo. Eso hacía posible, pero no imprescindible, un posterior pronunciamiento de la Fiscalía.

El Supremo entiende que Manos Limpias no tiene legitimación para solicitar dicha intervención, aunque estima que en su escrito puede contener información interesante para el fiscal, al que se lo ha enviado para que proceda según juzgue oportuno. El alto tribunal responde en un auto al sindicato que es el fiscal el que tiene "constitucionalmente atribuida la defensa de la legalidad y de los derechos fundamentales de los ciudadanos" para investigar si la convocatoria del próximo jueves es delictiva.