Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Más de 190 muertos y 1.400 heridos en la mayor matanza terrorista en España

Diez explosiones casi simultáneas y sin previo aviso se han registrado en plena hora punta en la red de cercanías de Madrid

En la imagen, un vagón de cercanías en la estación de Atocha.
En la imagen, un vagón de cercanías en la estación de Atocha.

Al menos 192 personas han muerto y 1.430 han resultado heridas en la cadena de explosiones registradas hoy en Madrid en las estaciones de cercanías de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia, según los últimos datos ofrecidos a última hora de la tarde por el ministro del Interior, Ángel Acebes. En los lugares de las explosiones se han recogido a lo largo del día 181 cadáveres. Los otros 11 fallecidos, hasta la cifra provisional de 192, han perecido en los diferentes hospitales a los que han sido evacuados. En su primera comparecencia, Acebes no dudaba en atribuir la autoría de la matanza a ETA. Por la tarde, abría la posibilidad de que otro grupo terrorista estuviera detrás de los atentados tras descubrir en Alcalá de Henares una furgoneta con una cinta con versículos del Corán. Después de la comparecencia de Acebes, un periódico árabe de Londres ha publicado una carta supuestamente firmada por Al Qaeda en la que la organización terrorista islámica reivindica los atentados.

En total, se han registrado 10 explosiones de forma casi simultánea y sin previo aviso, causaban el caos y el pánico pasadas las 7.39 de la mañana entre los cientos de personas que se desplazaban, en plena hora punta, desde las localidades de Guadalajara y Alcalá de Henares al centro de Madrid. Tres de las deflagraciones se producían en la estación de Atocha; cuatro en la calle Téllez, junto a esa misma estación; una en Santa Eugenia (en la entrada a Madrid por la carretera de Valencia); y dos en el apeadero de El Pozo del Tío Raimundo (en el sureste). Todas las estaciones afectadas por los atentados pertenecen a la misma línea de cercanías de RENFE. Otros tres artefactos, colocados por los terroristas como trampa para los artificieros, fueron localizados y explosionados de forma controlada.

La siniestra secuencia de explosiones ha comenzado a las 7.39, cuando tres mochilas cargadas con entre 8 y 15 kilos de Titadine hacían explosión en el tren que, procedente de Guadalajara, entraba en la estación de Atocha, causando la muerte de 49 personas. Apenas tres minutos después, otras cuatro cargas hacían explosión en un segundo convoy, también con destino a Atocha, a escasos 800 metros de la estación, matando a 59 personas. Casi simultáneamente, se han registrado dos nuevas explosiones en la estación del Pozo del Tío Raimundo, acabando con la vida de 67 personas y otra más en la de Santa Eugenia, donde han perecido 15 personas más.

Después de las primeras declaraciones de Acebes, el presidente del Gobierno, José María Aznar, garantizaba la derrota "completa y total" del terrorismo, antes de asegurar que España no cambiará de régimen "ni porque los terroristas maten ni para que dejen de matar". El jefe del Ejecutivo, de luto y visiblemente emocionado, ha asegurado que los terroristas "han matado a muchas personas por el mero hecho de ser españoles" y ha hecho un llamamiento para que los ciudadanos se manifiesten mañana.

Sin embargo, las pistas que apuntaban a ETA han ido perdiendo fuerza. Ya por la tarde, el ministro del Interior ha asegurado que se había abierto una nueva línea de investigación tras el descubrimiento en Alcalá de Henares de una furgoneta con siete detonadores y una cinta con versos del Corán. Poco después, el periódico árabe publicado en Londres Al Quds Al Arabi ha difundido una carta supuestamente firmada por Al Qaeda en la que la red terrorista liderada por Bin Laden reivindica los atentados.

Una morgue improvisada

Los cadáveres han sido trasladados al pabellón número 6 de Ifema, en el Parque Ferial Juan Carlos I, donde va a quedar instalada la capilla ardiente. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha movilizado a todos los servicios de salud mental de la ciudad para prestar atención psicológica a los heridos y familiares de los fallecidos. Al lugar se han desplazado 70 forenses de la Administración de Justicia y varios voluntarios de otras comunidades con la intención de colaborar en el proceso de identificación de los cadáveres, que se presenta complicado. El juez de guardia Juan del Olmo, junto al decano de los jueces, Ismael Moreno, han decidico aplicar el protocolo de catástrofes, un reglamento técnico de medicina forense que facilita el no hacer la autopsia cuando las causas de la muerte son evidentes. Esto permitirá a las familias dar sepultura a las víctimas sin que sea necesario concluir la investigación.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha activado el Plan de Emergencia y los cientos de heridos que han provocado las explosiones han sido llevados en ambulancias, autobuses, coches policiales y particulares a los hospitales Doce de Octubre, Gregorio Marañón y Clínico, principalmente, aunque también al de La Princesa y el de Getafe, entre otros. Además, en un primer momento se habilitaron hospitales de campaña que ya han sido desmontados. Los madrileños han secundado masivamente el llamamiento urgente realizado por la Consejería de Sanidad para donar sangre con objeto de atender a los heridos. Cientos de personas han acudido a las unidades de donación situadas en distintos puntos de la capital (Puerta del Sol, Manuel Becerra, Plaza de Castilla y Valdebernardo). Sanidad ha pedido que no se done hoy más sangre al quedar las necesidades cubiertas.

Teléfonos habilitados y listado de heridos

El ministerio del Interior y RENFE han abierto varios números de teléfono para suministrar información a los familiares de las víctimas: 900 150 000, 902 150 003, 900 200 222 y 902 200 215. También la Policía Nacional ha habilitado el teléfono 91 586 70 00. Interior ha colgado en su página web (http://www.mir.es) un listado de carácter provisional con las identidades de casi 500 heridos trasladados por los servicios de emergencias a los distintos hospitales de la Comunidad. Con idéntico objetivo, la dirección www.madrid112.org proporciona un listado de heridos que se actualiza cada media hora con los nombres de nuevas víctimas.

Entretanto, la normalidad va volviendo poco a poco al transporte público. A las 13.15 horas ha quedado restablecido el servicio en la línea 1 del metro, entre las estaciones de Sol y Pacífico, aunque los trenes no realizaban parada en la estación de Atocha, según un portavoz del suburbano madrileño.

En cuanto al tráfico ferroviario, Renfe está deteniendo en estaciones de ciudades próximas a Madrid los trenes que viajaban con destino a la capital, dentro del plan especial que ha puesto en marcha tras el atentado. La compañía mantiene aún suspendidas por motivos de seguridad todas las circulaciones que tienen como origen o destino Madrid.

La Reina Doña Sofía, el Príncipe Felipe y su prometida, Letizia Ortiz, han visitado a lo largo del día los distintos hospitales en los que se encuentran ingresados los heridos. Por su parte, todos los partidos políticos han anunciado la suspensión de los actos electorales previstos y han dado por terminada la campaña electoral. El Gobierno ha decretado tres días de luto nacional y ha convocado una gran manifestación para mañana a las 19.00 horas bajo el lema Con la victimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo.