Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno insiste en que el AVE Madrid-Barcelona funcionará en 2004

La oposición culpa a Cascos de los problemas en la puesta en marcha de la nueva línea de alta velocidad

Los continuos fallos en la puesta en marcha del tramo del AVE entre Madrid y Lleida han llegado al Consejo de Ministros. El vicepresidente primero Mariano Rajoy ha asegurado que la nueva línea Madrid-Barcelona funcionará en 2004. Mientras, la oposición culpa a Cascos de los problemas surgidos en los primeros viajes promocionales.

Rajoy ha tratado de quitarle hierro al asunto asegurando que el retraso en la terminación de obras públicas "no es, por desgracia, inusual" y ha anunciado oficialmente el nombramiento de Ramón Escribano como nuevo presidente del Ente Público Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) tras la dimisión ayer de Juan Carlos Barrón, uno de los principales responsables del proyecto. El vicepresidente primero ha insistido también en que los problemas surgidos en el último viaje promocional tuvieron su origen en un "acto de sabotaje", aunque según UGT de Aragón el la caída de un tramo de la catenaria se debió a "un fallo en el sistema de instalación".

El de la catenaria no es el único fallo que ha detectado el sindicato aragonés. Según el el secretario general de la Federación de Comunicación, Transportes y Mar de UGT, José Javier Cubillo, la línea del AVE Madrid-Zaragoza-Lleida no cuenta actualmente con ningún sistema de seguridad y señalización. Cubillo también ha denunciado la falta de pruebas de la infraestructura de vía, ya que ayer jueves se encontró una pequeña hoquedad bajo la plataforma del corredor en las proximidades de Zaragoza. En concreto, según una de las empresas que trabajan en la infraestructura, se trata de una sima de unos cinco metros, de entre 30 y 50 metros cúbicos de volumen, situada dos metros por debajo del kilómetro 303,5 de la línea Madrid-Lleida.

El director general de la Organización de Consumidores y

Usuarios (OCU), José María Múgica, se ha sumado a las críticas al considerar que "es muy difícil de creer" que la

catenaria que se rompió ayer en la línea Madrid-Lleida fuera obra de un sabotaje y ha criticado a los responsables del Ministerio de Fomento "por creer que al ciudadano se le puede decir cualquier tontería que se les pase por la cabeza sin necesidad de dar ningún tipo de explicación".

"Pepe Gotera y Otilio"

Los problemas en la puesta el marcha del AVE han llegado también al Parlamento, donde la oposición ha apuntado directamente al ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, como responsable de los fallos que sufridos en las pruebas del trayecto Madrid-Lleida. De hecho, los socialistas y CiU han solicitado la comparecencia de Cascos en el Congreso de los Diputados para informar de las incidencias. El portavoz de Infraestructuras del PSOE, José Segura, ha asegurado que la puesta en marcha de la nueva línea de tren es "un chapapote más del Gobierno del PP y de Alvarez Cascos, que con la soberbia y altanería que les caracterizan nos ha acostumbrado a presentar grandes obras de infraestructuras con un amplio despliegue propagandístico, que a las primeras de cambio se convierten en una auténtica chapuza".

Según una nota emitida por CiU, los nacionalistas catalanes pedirán explicaciones al ministro sobre los retrasos que está sufriendo el AVE en el transcurso del pleno del Congreso del miércoles, donde le expondrá la situación actual de la red ferroviaria de Cataluña, en la que "existen amplias zonas cuya comunicación con Barcelona es todavía deficiente".

IU se ha mostrado más rotunda todavía contra Álvarez-Cascos, cuya comparecencia exige también. Así, su coordinador general, Gaspar Llamazares, ha acusado al ministro de "hacer las chapuzas y luego buscar chivos expiatorios". A su juicio, "Pepe Gotera y Otilio no están en el GIF, los que hacen chapuzas a domicilio están en el Ministerio de Fomento y quien dirige las chapuzas a domicilio es el señor Álvarez-Cascos".

Ramón Escribano, sustituto de Barrón

Ramón Escribano Méndez ha sido nombrado hoy nuevo presidente del Ente Público Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) por el Consejo de Ministros, en sustitución de Juan Carlos Barrón, cuya dimisión fue aceptada ayer por el ministro de Fomento.

Escribano, de 56 años y que lleva casi 30 de ellos de su vida profesional dedicada a la gestión ferroviaria, ocupaba el cargo de Director General de Infraestructuras y Servicios de Renfe desde octubre de 1999.

El nuevo presidente del GIF es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (en la especialidad de Transporte, Puertos y Urbanismo) e ingresó en Renfe en diciembre de 1974 como jefe de urbanismo y en octubre de 1981 fue nombrado Delegado Provincial del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo en Zamora y asesor ejecutivo del ministro Jesús Sancho Rof.

Su trayectoria en Renfe continúa con su reingreso como jefe del Grupo de Obras en 1982 y dos años más tarde se hace cargo de la gerencia de Pasos a Nivel. En 1999, es nombrado director adjunto a la Presidencia de Renfe con Miguel Corsini.

Más información