_
_
_
_

EL PAÍS con tu futuro

El mundo del trabajo transita imparable hacia lo digital, tendrá un marcado carácter multidisciplinar y habrá de hacer frente, de forma urgente, a los efectos devastadores del cambio climático

Imagen del encuentro EL PAÍS con tu futuro, celebrado el pasado miércoles 20 de diciembre en los cines Kinépolis de la Ciudad de la Imagen, en Madrid. Foto: SANTI BURGOS

¿Por qué la Gioconda es tan famosa?”, pregunta a su joven auditorio —casi mil alumnos de 1º y 2º de Bachillerato de colegios e institutos de Madrid in situ, y muchos más en streaming— Javier Sainz de los Terreros, responsable de Comunicación Digital del Museo Nacional del Prado. “Porque tiene detrás una buena historia”, se responde. Contar buenas historias en directos de Instagram o Tik Tok —donde está la gente— con el lenguaje adecuado es, en su opinión, más efectivo para enganchar que lanzar una retahíla de fechas, nombres o estilos pictóricos. Sainz de los Terreros y su equipo utilizan las redes sociales para acercar la pintura al público. Tanto su discurso como él mismo (amante del arte y la literatura formado en humanidades y en publicidad y relaciones públicas) maridan bien en el caldo de profesiones diversas y mestizas que ha cocinado la novena edición de EL PAÍS con tu futuro, organizada por EL PAÍS e impulsada por Aena para orientar a los futuros universitarios en la elección de sus carreras.

Entre los 20 expertos que esta mañana nubosa de diciembre hablan en los cines Kinépolis de la Ciudad de la Imagen de Madrid abundan los perfiles técnicos, ingenieros sobre todo, además de matemáticos e informáticos. Pero también hay científicos, emprendedores y representantes del mundo sanitario y del sector audiovisual. Las siglas STEAM —acrónimo en inglés para Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, más el añadido de la A de Arte— representadas en todo su esplendor como tendencia del futuro del trabajo. “Yo voy a hacer una ingeniería pero estoy en un grupo de teatro; me ha gustado que las ponencias hayan cubierto también la dimensión artística”, refrendará, ya en el descanso, una alumna participante.

David Alonso, responsable de Comunicación Digital de Cepsa.
David Alonso, responsable de Comunicación Digital de Cepsa. Santi Burgos

Nuevas competencias

David Alonso, responsable de Comunicación Digital de Cepsa, se graduó en ADE en la Universidad de Valladolid. “Era una carrera con muchas salidas pero, ¿sabéis qué? Terminé en 2008, ¿os suena ese año?”, dice con retintín. La crisis lo hizo reinventarse por la vía de un máster en marketing digital. “Empezaban a surgir las redes sociales, y las empresas atisbaban la oportunidad de alcanzar nuevas audiencias a través de ellas”, recuerda. Ahora su compañía las usa para contar el momento de transición energética “justa, verde y sostenible” en el que se encuentra. Es otra de las que se ha abierto a Tik Tok, este mismo año. “El 72% de los jóvenes está concienciados sobre cuestiones medioambientales y reclama participar más activamente en las políticas climáticas”, esgrime. Cepsa, por cierto, es patrocinadora de EL PAÍS con tu futuro, junto con Airbus, Enisa, Escribano Mechanical & Engineering, Hiberus, HP, Iberia, Ineco y UNED. Colaboran MADS y Noticias del Trabajo.

Cuando Natalia Martínez del Río entró en Iberia, a sus nuevos compañeros les sorprendió que fuera ingeniera industrial y no aeronáutica. “Se trata de una ingeniería muy versátil; somos expertos en solucionar problemas”, se enorgullece.

Natalia Martínez del Río, directora de Servicio de Aviones en Iberia.
Natalia Martínez del Río, directora de Servicio de Aviones en Iberia.Santi Burgos

La directora de Servicio de Aviones de la aerolínea pregunta a los participantes durante el encuentro por la profesión que se les viene a la cabeza cuando piensan en la compañía. “¡Piloto!”, “¡Tripulante de cabina!”, resuena en la sala. “Me lo temía”, hace una mueca. Las dos categorías laborales citadas suman 5.500 de sus 17.000 empleados; pero hay unos 4.000 adscritos al departamento de mantenimiento aeronáutico, el suyo, que trabaja entre bambalinas.

En sus 20 años en Aena, Noelia Martínez, ingeniera de formación y actual directora de Talento, Diversidad y Bienestar, ha gestionado una pandemia, se ha puesto un traje de bombero para luchar contra un incendio en La Palma, y ha colaborado con la Policía Nacional en una operación de narcotráfico. En su intervención se dedica a poner nombre y rostro a la diversidad de su compañía: el bombero Víctor; Usúe como personal de tierra, el encargado de mantenimiento Enrique, la ingeniera aeronáutica Leticia, el señalero Eligio. “Asimismo, tenemos expertos en control de calidad y sostenibilidad, economistas, técnicos de comunicación, jurídicos y hasta sociólogos y psicólogos”, agrega. A lo que añade la dimensión internacional. “La semana pasada estuve en Brasil, donde operamos 17 aeropuertos”, incide.

Noelia Martínez, directora de Talento, Diversidad y Bienestar en Aena.
Noelia Martínez, directora de Talento, Diversidad y Bienestar en Aena.Santi Burgos

Ecosistema multidisciplinar

“La planta de Airbus en Getafe es una pequeña ciudad de casi 1.000 personas, un ecosistema que cuenta con especialistas en recursos humanos, abogados, periodistas, informáticos o médicos”, detalla Carla Fernández, que trabaja en ella como directora de Aviones Comerciales. “Los equipos son más multidisciplinares que nunca”, indica sobre el escenario y, a continuación, durante el cara a cara que mantiene con el alumnado interesado en su charla. “La palabra es diversidad”. Fernández, ingeniera aeronáutica que comenzó de becaria en la instalación que ahora dirige, destaca que su particular “caja de herramientas” profesional consta de recursos corporativos, de ingeniería, producción, y gestión. “Mi madre me impulsó a actuar con valentía; mi padre me inculcó el sentido de la responsabilidad y el compromiso”. La Universidad le deparó los primeros suspensos —un 4,99, un 4,97 y un 4,98 en los tres trimestres de Física de 1º... y a septiembre—, y la proveyó de resiliencia o “capacidad de rebotar y volver a ponerme de pie”, como lo llama ella entre risas.

Carla Fernández, directora de Aviones Comerciales de Airbus, durante su encuentro, cara a cara, con estudiantes.
Carla Fernández, directora de Aviones Comerciales de Airbus, durante su encuentro, cara a cara, con estudiantes.Santi Burgos

“He aprendido más de mis fallos que de mis aciertos”, tercia Víctor Martí, director de Posproducción de Netflix en España. Desde que aquella vez que, de niño, “allá por los años ochenta”, lanzó la caña de pescar por primera vez y la perdió. O cuando su primera productora terminó en fracaso. Este ingeniero informático domina tanto los aspectos técnicos como la gestión de proyectos, y otorga igual importancia a ambas facetas. “En lo audiovisual hay un filón”, asegura, y lo corroboran Eva Leira y Yolanda Serrano, directoras de casting de Madrid Audiovisual Drama School (MADS). “Elegid según vuestros gustos, no tengáis miedo”, recomiendan. Mientras que Ana Ribera García-Rubio, editora jefa de Prisa Audio, reflexiona sobre la labor de los editores de podcasts: “Es un trabajo muy creativo, en equipo, en el que se aprende a manejar el ego”. Si se hace bien, pasa desapercibido para la audiencia.

Eva Leira y Yolanda Serrano, directoras de casting en Madrid Audiovisual Drama School (MADS).
Eva Leira y Yolanda Serrano, directoras de casting en Madrid Audiovisual Drama School (MADS).Santi Burgos

Durante la mañana, los estudiantes conocen las posibilidades del internet de las cosas (IoT); “Formad parte de esta revolución”, recomienda Sergio Martín Gutiérrez, profesor titular de la UNED. También descubren las revenue operations (integración en una misma estrategia de acciones de marketing, atención al cliente y ventas), el trabajo que más está subiendo en Estados Unidos según la revista Forbes, y que Ana Aldea, fundadora de Datasocial, define como el uso de los datos para alinear tecnología y procesos, y ayudar a las empresas a mejorar su productividad y a crecer.

Sergio Martín Gutiérrez, profesor titular de Ingeniería Electrónica y Telemática en la UNED.
Sergio Martín Gutiérrez, profesor titular de Ingeniería Electrónica y Telemática en la UNED. Santi Burgos

Y se acercan a la biomedicina, que fue la que llevó a la niña María Mittelbrunn, con dislexia y malas notas, a convertirse en investigadora del CSIC y dirigir el laboratorio de inmunometabolismo e inflamación en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Incluso el grado en Matemáticas y el doctorado en Astrofísica que han aupado a Leire Beitia como profesora ayudante doctora en el departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Complutense de Madrid.

Carlos Martín, director de Recursos Humanos en Escribano Mechanical & Engineering.
Carlos Martín, director de Recursos Humanos en Escribano Mechanical & Engineering.Santi Burgos

Sectores a descubrir

Carlos Martín, director de Recursos Humanos de Escribano Mechanical & Engineering, califica al sector de la defensa como “punta de lanza de la innovación”, generador de riqueza y fijador de población. De cara al futuro, la previsión es llegar al 2% del PIB para 2029, revela. “Es un gran desconocido con mucha salidas profesionales”, insiste. En aeronáutica, naval, óptica, sistemas de seguimiento, o la conquista del espacio. Perseverance, el nuevo robot explorador de la NASA en Marte, tiene, por ejemplo, una importante aportación española. Martín apuesta por dejar huella, igual que Inés Monroy. La consultora de Energías Renovables y Sostenibilidad en Mediación Verde señala que las renovables ofrecen empleo de calidad: 500.000 solo en España para 2030, según un estudio de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) en colaboración con Deloitte. “Ayudan a un mundo mucho más respetuoso”, concluye.

“No os voy a pedir que os dediquéis a lo que más os gusta, porque eso sería como invitaros a no saliros del menú infantil”. Sergio Vázquez Torrón, presidente de Ineco, empresa pública referente en el ámbito de la movilidad y la digitalización, pide a su auditorio que centre sus esfuerzos en “aquello que suponga un impacto y mejore la vida de los demás”. Dibuja un futuro hipotecado por el cambio climático, al que compara con una bomba de relojería que se está adelantando. “Los culpables son los combustibles fósiles. La movilidad provoca el 28% de emisiones de gases de efecto invernadero”, aporta. Hay que virar hacia medios de transporte más sostenibles, innovar en eficiencia y contenerse o, lo que es lo mismo, moverse menos, humanizar y renaturalizar las ciudades, quitarle espacio al coche. “Necesitamos vuestra responsabilidad; vais a dirigir el futuro, os pido que os involucréis, por favor. No nos queda más tiempo”, exhorta.

Sergio Vázquez Torrón, presidente de Ineco. 
Sergio Vázquez Torrón, presidente de Ineco. Santi Burgos

Entre la vocación y la incertidumbre

“Yo diría que el 15% de nuestros estudiantes sabe qué carrera quiere cursar, y aproximadamente el 50% tiene expectativas realistas”, calcula Irene Escudero, profesora en el colegio Montpellier, minutos de entrar en el auditorio donde se celebrará EL PAÍS con tu futuro. Una encuesta rápida por los grupos de chicos y chicas que curiosean por los estands —de Cepsa, Escribano Mechanical & Engineering, Airbus, Iberia, Aena, Ineco y UNED— haciéndose fotos con el móvil, confirma el dato. “Vemos nuestro futuro muy cambiante, con incertidumbre e inseguridad”, confiesan Sandra, María, Rocío y Cristina, alumnas de 1º de Bachillerato de Salesianos Carabanchel. Han escogido la rama sanitaria, pero aún no han decidido si terminarán en medicina, biomedicina o aledaños. “Hay trabajos que van a desaparecer, y otros nuevos que aún no se han creado; es confuso”, interviene Noa. Por eso, esta mañana buscan orientación en los cines Kinépolis. Después de nueve años, la cita organizada por EL PAÍS se ha hecho un hueco en la comunidad educativa gracias al boca-oreja: el docente que acude un año y la recomienda a compañeros de otros colegios o institutos; centros educativos que participaron en la edición pasada y repiten porque la experiencia fue buena. Entre este auditorio variopinto asoman, también, jóvenes que lo tiene claro y han venido bien a confirmar su elección, bien a informarse sobre posibilidades menos conocidas del camino que han elegido. Es el caso del corrillo de alumnado del IES María de Molina que se ha formado delante de una de las puertas del auditorio. Todos saben qué quieren ser “de mayores”: maestra, profesora universitaria de Economía, ingeniero informático, psicóloga, un graduado en Derecho y otro en Humanidades. “Me gustan las humanidades, y mi idea es seguir estudiando Bellas Artes”, dice este último, a quien le puede más la vocación que el sentido práctico. “Yo me muevo en parte por vocación y en parte porque quiero tener vida”, manifiesta la futura docente universitaria.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_