Los estudiantes lanzan su campaña de rebajas: “Necesitamos volver a las aulas tan pronto como sea posible”

La federación de asociaciones estudiantiles Canae argumenta en #LaNoVueltaalCole2020 que la brecha digital, el abandono temprano y la ansiedad juvenil justifican el retorno presencial

Desde el pasado 15 de marzo son una minoría los alumnos que han pisado las escuelas e institutos y ahora quieren volver a verse las caras de nuevo pero en un entorno seguro. Por eso la Confederación Estatal de Estudiantes (Canae) lanza este miércoles una campaña, #LaNoVueltaalCole2020, con la que sin palabras pretenden concienciar de la necesidad de interrelacionarse. Se basan para ello en datos oficiales que radiografían la brecha digital en España, la ansiedad provocada por la cuarentena o el desorbitado abandono temprano de las aulas. La campaña se completa con una carta dirigida a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, pero destinada a todas las administraciones implicadas: “Necesitamos volver a las aulas tan pronto como sea posible”.

Esta operación promocional, de 30 segundos, se inspira en la tradicional campaña de vuelta al cole del Corte Inglés pero los precios en este caso son cifras demoledoras. Según datos de Unicef, 100.000 familias en España no tienen conexión telemática, lo que ha lastrado el progreso de sus hijos durante el confinamiento. “Conociendo lo mucho que nos jugamos, garantizar una vuelta a las aulas segura es vital, así como también debe serlo tomar todas las medidas necesarias para que ningún estudiante se quede atrás, ya sea por falta de dispositivos, de conexión a Internet o por problemas de conciliación familiar”, apuntan en la carta a Isabel Celaá.

Los alumnos hacen alusión también al 17,3% de abandono temprano, lo que supone que casi dos de cada diez jóvenes de 18 a 24 años han obtenido como máximo el título de ESO, lo que limita mucho su incorporación al mundo laboral. España tiene una de las tasas de deserción más altas y deshonrosas de Europa. “Queremos evitar la inestabilidad que provoca no saber qué va a pasar en caso de un contagio en las aulas, cuánto de presencial podremos ir a los centros educativos, si se van a habilitar nuevos espacios o que va a pasar con los comedores escolares o bibliotecas. No tener respuesta a estas preguntas hace que empecemos el curso con un gran grado de incertidumbre y preocupación”, reflexiona la confederación de asociaciones.

Y Canae saca también a colación el estrés que ha provocado entre los estudiantes el confinamiento que les ha aislado socialmente. Se basan en un estudio de la Universidad Complutense de Madrid que cifra en un 35% los jóvenes aquejados de problemas psicológicos motivados por la pandemia. “Uno de cada cinco españoles presenta síntomas clínicamente significativos de ansiedad, depresión o estrés postraumático, si bien en el grupo de edad de entre 18 y 24 años estos resultados se duplican”, se explica en la investigación de la UCM.

El colectivo estudiantil hace un llamamiento a todos los implicados, consciente de que son los gobiernos autonómicos los que gestionan la enseñanza: “No es tiempo de reproches políticos ni de debates sobre si se ha hecho mejor o peor: creemos que es el momento de trabajar todos juntos, desde el ministerio hasta cada comunidad autónoma, pasando por docentes, familias y alumnos, dado que de todos depende que muchos estudiantes podamos seguir estudiando y recibamos una educación de calidad”.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción