_
_
_
_
_

Buscador | En estas actividades que exigen estudios superiores los sueldos están por debajo de la media

Estos sectores están copados por mujeres, mientras que aquellos con trabajadores escasamente formados y retribuciones por encima de la media son mayoritariamente de hombres

Psicólogos colegios
Varias alumnas en un instituto de público de Catarroja (Valencia) en 2021.Mònica Torres
Emilio Sánchez Hidalgo

A más estudios mejores condiciones laborales. En 2021 el salario bruto medio de un empleado con estudios superiores era de 2.606 euros al mes, casi 600 euros más que la media (2.087) y muy por encima de aquellos que terminaron su camino académico en primaria (1.373) o en la segunda etapa de secundaria (1.766). Explicada esta obviedad, no todas las actividades que exigen estudios superiores retribuyen por encima de la media a sus trabajadores. Es decir, hay sectores que implican un alto grado de formación y cuyos salarios no son particularmente altos. Y también al revés, actividades con sueldos por encima de la media en los que la mayoría de empleados no tiene estudios superiores. Los sectores del primer escenario están copados por mujeres y los del segundo, por hombres.

Para saber cuáles son se puede acudir a la Encuesta Trimestral de Costes Laborales (ECTL) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), que detalla el coste salarial medio por divisiones de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). Esto son un centenar de apartados mucho más específicos que la división por secciones o sectores. Entre ellos hay ocupaciones de retribuciones altísimas, como suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (5.537 euros brutos al mes) o fabricación de productos farmacéuticos (3.808), y de sueldos bajísimos, como servicios de comidas y bebidas (1.174) y servicios a edificios y actividades de jardinería (1.156).

La ECTL no cruza las divisiones del CNAE con el nivel de formación alcanzado, pero EL PAÍS ha obtenido esa información tras solicitar este ejercicio al INE. De los 21 millones de ocupados que recoge la Encuesta de Población Activa del Segundo Trimestre (EPA), el 46,4% de los trabajadores españoles tiene estudios de Formación Profesional (FP) de grado superior o universitarios. Son el grupo mayoritario, frente al 29,8% que terminó sus estudios como tarde en la primera etapa de secundaria y al 23,8% que finalizó en la segunda etapa de secundaria, bachillerato o con un grado medio de FP.

También es importante señalar que las retribuciones que recoge la ECTL y que se han elegido para la infografía son costes salariales, no salarios en sí. Esta variable comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados. Así, aunque no sea una fotografía perfecta del salario en cada actividad, el INE explica que es similar y, sobre todo, tiene un gran valor comparativo. Según el estudio del INE del segundo trimestre de este año, el coste salarial medio por trabajador en España era de 2.263 euros.

A continuación puede consultar qué actividades con más de un 46,4% de ocupados con estudios superiores declaran costes salariales por debajo de la media y cuáles con una proporción menor de empleados con alta formación tienen costes superiores.

La división del CNAE más llamativa de la lista es la de educación. Está compuesta de 1.530.100 trabajadores, de los que dos tercios están empleados en el sector público. El coste salarial por cada uno de estos empleados (2.220) está ligeramente por debajo de la media (2.263), a pesar de que la gran mayoría de los ocupados de este sector tienen estudios superiores (87,9%). Es más, solo las actividades de las sedes centrales y consultoría presumen de una mayor proporción de empleados muy formados (88,3%). Y cobran mucho más: 3.397.

Si el cálculo se realiza por hora trabajada en vez de con una mirada mensual, el coste salarial de educación (20,2 euros) sí escala ligeramente por encima de la media (17,3). Es un sector con jornadas algo más cortas, pero el elemento diferencial es que está copado por mujeres (68,1% de la ocupación), que siguen siendo las que más jornadas parciales asumen.

Esta es la tónica en el resto de sectores con más empleados con estudios superiores y salarios por debajo de la media. En las agencias de viajes, el 77,2% tiene estudios superiores y cobran 2.136 euros al mes, mientras que en las actividades asociativas son el 74,7% e ingresan 1.934. En estas dos actividades las mujeres representan en torno al 63% de la ocupación. El mayor desfase por sexo se da en las actividades de servicios sociales sin alojamiento (esencialmente ayuda a domicilio para personas mayores), donde el 82,6% son mujeres, el 49,2% tiene estudios superiores y solo cobran 1.416 euros al mes, 800 por debajo de la media.

Las retribuciones también son menores a la media, pese a que la formación sea alta, en otras industrias manufactureras (fabricación de instrumentos, de juguetes, de artículos de deporte...) —2.105 euros y 63,4% de titulados superiores—, en actividades relacionadas con el empleo (intermediación laboral) —1.744 y 61%— y en actividades de creación, artísticas y espectáculos —2.102 y 54,7%—.

El reverso de estas situaciones es la de sectores con una proporción de titulados superiores por debajo de la media y salarios por encima de 2.263 euros al mes. Entre ellos, el que se anota mayores retribuciones es el de captación, depuración y distribución de agua, con 2.890 euros al mes y un 41,8% de titulados superiores. Le siguen la industria del papel (2.839 euros y un 36,5% de empleados con estudios avanzados) y la ingeniería civil (2.820 y 44,9%). Las actividades de este grupo con menor volumen de empleados con estudios superiores son la fabricación de productos metálicos (2.306 y 30,8%), la fabricación de otros productos minerales no metálicos (2.349 y 28,3%) y la construcción de edificios (2.304 y 20,1%). Varias de estas actividades tienen menores índices de parcialidad y mejores convenios colectivos que aquellas en las que se da el fenómeno contrario.

Mientras que las actividades con estudios superiores y retribuciones escasas están mayoritariamente ocupadas por mujeres, las que pagan por encima de la media con menos estudios son mayoritariamente de hombres. En todas ellos son más: solo hay un 12,9% de mujeres en la fabricación de productos metálicos, un 12,3% en la reparación e instalación de maquinaria y un 8% en construcción de edificios.

A continuación puede consultar el coste salarial medio de todas las actividades que recoge la ECTL, cruzado con la proporción de empleados con formación avanzada. Hay varios sectores no incluidos en la estadística del INE, como la agricultura. Se mantienen los códigos del CNAE para que resulten más fáciles de identificar.

¿Y por hora trabajada?

Uno de los argumentos más habituales de los negacionistas de la brecha salarial de género es que los análisis se concentran en salarios totales, cuando se deberían dirigir a la retribución por hora trabajada. Consideran que, como las mujeres asumen más parcialidad —normalmente por obligación para cuidar—, la estadística global está viciada. La Encuesta de Estructura Salarial del INE contrapone esta visión en su análisis centrado en trabajadores a jornada completa: en 2021 ellas cobraron 28.185 euros brutos y ellos, 30.740.

El argumento de la parcialidad también es susceptible de ser utilizado contra el cruce de variables que plantea este reportaje, el coste salarial mensual por trabajador y su nivel de estudios. Sin embargo, en un vistazo a los resultados con el coste por hora trabajada como referencia (que elimina la desviación de la parcialidad), se observa que los resultados no cambian sustancialmente.

Las actividades con retribuciones por debajo de la media, pero una proporción alta de trabajadores con formación avanzada son las mismas que cuando el análisis es mensual, con la excepción de la educación (el coste salarial, 20,2, es casi tres euros más por hora que la media, 17,3). El escenario contrario por hora trabajada también mantiene las mismas actividades que en una mirada mes a mes, con otra única excepción, la construcción de edificios (15,8 por hora). Esto indica que en la primera se hacen menos horas de lo habitual en otros sectores y que en la segunda se echan bastantes más.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Emilio Sánchez Hidalgo
Redactor de Economía. Empezó su trayectoria en EL PAÍS en 2016 en Verne y se incorporó a Sociedad con el estallido del coronavirus, en 2020. Ha cubierto la erupción en La Palma y ha participado en la investigación de la pederastia en la Iglesia. Antes trabajó en la Cadena SER, en el diario AS y en medios locales de su ciudad, Alcalá de Henares.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_