_
_
_
_

El precio de los carburantes acumula ya diez semanas al alza, con el diésel encabezando las subidas

Los recortes en producción de crudo anunciados por Rusia y Arabia Saudí empujan a los combustibles a máximos anuales

Un hombre reposta su moto en una gasolinera de Barcelona.
Un hombre reposta su moto en una gasolinera de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI

El precio de los carburantes sigue sin pisar el freno y marca, en su décima semana consecutiva al alza, un nuevo máximo anual. De acuerdo con el último Boletín Petrolero de la Unión Europea, publicado este jueves, quien se acerque a una estación a repostar gasolina pagará de media 1,73 euros por litro esta semana, mientras que, quien decida llenar el tanque con gasoil, abonará 1,63 euros por litro, un céntimo más que la semana anterior.

El precio de los combustibles mantiene así su racha negativa para los consumidores, empujado principalmente por el encarecimiento de su materia prima, el petróleo. Esta semana, el barril de brent, el de referencia en Europa, supera los 93 euros y se acerca a los niveles octubre de 2022, cuando llegó a rozar la barrera de los 100 euros por barril. El recorte de la producción por parte de Rusia y Arabia Saudí, que acaban de anunciar que mantendrán sus recortes hasta diciembre, está impulsando el precio del barril de crudo. A esto se suma el aumento del margen de beneficio en las refinerías. El sector, que vio paralizada su actividad durante la pandemia, atraviesa un buen momento gracias a la rápida recuperación del consumo.

El regreso al trabajo y a las aulas de este año no saldrá tan barato como en otras ocasiones. La gasolina acumula una subida cercana al 9% desde inicios del verano. Si, en cambio, se toma como referencia el inicio de la guerra en Ucrania, el aumento es casi del 14%. Por aquel entonces, el precio medio de un litro de diésel era de 1,48 euros, mientras que la gasolina rondaba los 1,6.

Esta semana, en cambio, llenar un depósito de 55 litros —la media de capacidad de los depósitos de gasolina actuales— supone un desembolso de 95,43 euros, 22 céntimos más que la semana anterior y 8,5 euros más que hace un año. La misma operación con un vehículo de gasoil conlleva un gasto de 89,87 euros, 66 céntimos más que el último dato de referencia y seis euros menos que hace un año.

La escalada del precio del petróleo también está frenando la caída del Índice de Precios al Consumo (IPC) que sufrió un ligero repunte en agosto tras situarse en el 2,6%, tres décimas más que el dato de julio, según el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado este martes. El litro de gasolina se paga a un precio inédito desde el noviembre pasado —desde agosto, si se aplica el descuento de 20 céntimos que estuvo vigente hasta final de año— y el diésel se mantiene en máximos no registrados desde febrero.

España, por debajo de la media europea

En comparación con sus socios comunitarios, España sigue por debajo de la media de la zona euro. En el conjunto de países que comparten la moneda única, el precio medio de venta al público se sitúa esta semana en los 1,906 por litro, mientras que el del gasoil llega a los 1,806.

El país más caro para repostar es Dinamarca, que ya supera los dos euros por litro de gasolina. El estado escandinavo es conocido por los elevados impuestos ambientales asociados al transporte. En el lado contrario se ubican Malta o Polonia, donde los ciudadanos pueden repostar pagando 1,34 y 1,39 por litro de gasolina, respectivamente.

España se mantiene igualmente por debajo del promedio si la comparativa toma en cuenta a todos los países de la Unión Europea. La media del grupo de los 27 se sitúa en los 1,83 euros por litro de gasolina, mientras que el gasóleo ronda los 1,75 euros.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_