_
_
_
_

Los pasajeros no tendrán que sacar líquidos y portátiles en los controles de los aeropuertos españoles a partir de 2024

Aena implantará los nuevos escáneres con rayos X en 3D que permiten inspeccionar los equipajes sin abrirlos. Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat serán los pioneros en implementar el sistema

Un control de pasajeros, en el aeropuerto de El Prat de Barcelona.
Un control de pasajeros, en el aeropuerto de El Prat de Barcelona.Gianluca Battista
Ramón Muñoz

El incordio más recurrente de los viajeros que deben tomar un vuelo tiene los días contados. A partir de 2024, los pasajeros de los aeropuertos españoles no tendrán que sacar de sus equipajes de mano ni los líquidos ni los aparatos electrónicos como hasta ahora en los controles de entrada. Aena va a implantar en los controles de seguridad los nuevos escáneres con tecnología de rayos X que generan una imagen en 3D que facilita la inspección de los equipajes sin necesidad de depositar los líquidos en una bolsa de plástico ni sacar los equipos electrónicos y dejarlos en bandejas separadas, ahorrando un valioso tiempo al viajero.

Para ello, Aena licitará durante este año varios concursos para la adquisición de los nuevos equipos, que podrán estar operativos a finales de 2023 o ya en la primera parte de 2024. Los filtros con la nueva tecnología se instalarán primero en los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, que concentran el 40% del tráfico de pasajeros. A finales de 2024, se implantará en el de Palma de Mallorca y luego se irán instalando en el resto de aeropuertos de la red de Aena, según han informado a EL PAÍS fuentes oficiales conocedoras del proyecto.

La medida forma parte de un proyecto global de modernización de los filtros de seguridad de los aeropuertos españoles gestionados por Aena que incluirá también líneas automatizadas para la gestión del equipaje de mano (ATRS), el sistema de inspección remota (Remote), el despliegue de controles biométricos para el acceso y un nuevo sistema de inspección de equipajes en bodega.

Imágenes de alta resolución

Los nuevos escáneres utilizan la tecnología denominada EDSCB (Sistema Automático de Detección de Explosivos para Equipaje de Cabina, por sus siglas en inglés) mediante rayos X para tomografías computarizadas que produce imágenes en 3D volumétricas de alta resolución, que perfeccionan la inspección del equipaje, complementando la inspección visual del operador con el reconocimiento automático de objetos y reduciendo al mínimo las falsas alarmas.

Los nuevos controles redundarán tanto en la mejora de la seguridad como en la comodidad del pasajero. No solo no tendrá que sacar los líquidos ni los equipos electrónicos de su equipaje de mano, reduciendo el uso de bandejas, sino que se levantará también la restricción máxima de 100 mililitros de líquido que rige desde 2006 en todos los aeropuertos europeos. Los viajeros podrán portar botes de aseo como colonias, cremas o maquillajes de tamaño medio o familiar. También botellas pequeñas de agua o refrescos. Con esta medida, se ahorrarán tiempo en las esperas al aligerarse las colas, y se beneficiarán también las aerolíneas que en muchos casos tienen que esperar al viajero por la demora en los controles o bajar su equipaje de la bodega si no llega a tiempo.

Los escáneres con esta tecnología ya están siendo probados en los aeropuertos londinenses de Heathrow, Gatwick y Stansted, y el Gobierno británico ha anunciado que cambiará las normas de seguridad para hacerlos operativos en 2024. La Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA) también ha probado los nuevos dispositivos en quince aeropuertos, incluidos los de Los Ángeles, Oakland, San Diego o Chicago.

En Europa, la Comisión Europea se ha mostrado a favor de aligerar estas restricciones impuestas tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11-M de 2001, aunque la norma de los líquidos se introdujo en 2006 a raíz de un frustrado ataque terrorista (usando explosivos camuflados en latas de refresco) planeado por Al Qaeda contra siete aviones que despegaban de Heathrow. La asociación internacional de aerolíneas IATA también está a favor del proyecto.

Plan millonario de Aena

Aena tiene previsto un plan integral en seguridad que en la década 2018-2028 movilizará una inversión de 1.170 millones de euros, incluida la renovación de los equipos de inspección de equipaje en bodega y de los filtros de seguridad para situarse a la vanguardia tecnológica y hacer cada vez más ágil y cómodo el paso por los controles previos a la zona de embarque. De esa cantidad, casi 188 millones se destinarán a la implementación de las tecnologías EDSCB, ATRS y Remote en los filtros de seguridad. Otros 700 millones de euros permitirán renovar los equipos de inspección de equipaje en bodega.

Además de los escáneres, se implementarán líneas automatizadas para la gestión del equipaje de mano (ATRS), que permite separar las maletas sospechosas de las que no lo son, y la gestión y retorno de bandejas de forma automática, sin que el pasajero tenga que preocuparse de ellas. Por su parte, el sistema de inspección remota permite realizar la inspección de las maletas desde una sala remota, sin necesidad de que el vigilante esté físicamente en el filtro de seguridad. Eso facilitará su trabajo: al no estar en contacto con el flujo de pasajeros, podrá hacerlo con más concentración.

Ambas tecnologías (ATRS e inspección remota), que ya están disponibles de manera parcial en los aeropuertos Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Sevilla, se implantarán en los próximos años en otros puntos de la red con gran afluencia de pasajeros, como Palma de Mallorca, Alicante-Elche Miguel Hernández, Tenerife Sur, Gran Canaria y Málaga-Costa del Sol en función de las obras de ampliación de algunas áreas de seguridad, según han informado las mismas fuentes a EL PAÍS. Todos ellos suman más del 78% del volumen de pasajeros de la red de Aena en España.

En cuanto a la renovación de los equipos de inspección de equipaje en bodega y de los filtros de seguridad, supondrán la adquisición de 261 equipos de detección de explosivos, así como las obras necesarias para su integración.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_