_
_
_
_

España cierra 2022 con casi 20,5 millones de ocupados pese al repunte del paro en el último trimestre

La tasa de paro crece hasta el 12,87% en el cuarto trimestre y el volumen de desempleados vuelve a superar los tres millones

Trabajadores de Nissan en la planta de la Zona Franca de Barcelona.
Trabajadores de Nissan en la planta de la Zona Franca de Barcelona.Reuters
Emilio Sánchez Hidalgo

El mercado de trabajo en España aguanta pese a las incertidumbres económicas. La Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves, recoge un repunte de la tasa de paro en el cuarto trimestre de 2022 (del 12,67% al 12,87%), pero el país se mantiene en cifras muy positivas de trabajadores ocupados. Hay 20.463.900 millones de personas trabajando en España, 81.800 menos que en el anterior trimestre, pero 279.000 más que un año antes. Así, la ocupación sigue en máximos de los últimos 15 años, solo superada ligeramente por los dos últimos trimestres. Entre las buenas noticias destaca el récord de contratos indefinidos un año después de la aprobación de la reforma laboral: 14.256.800 millones, 1.591.000 más que doce meses antes. Además, nunca se había registrado un nivel de ocupación tan alto entre las mujeres como en 2022. Entre las negativas, España vuelve a superar los tres millones de desempleados.

Aunque la tasa de paro suele aumentar en el cuarto trimestre, cabe destacar que se trata del segundo incremento consecutivo en la serie de la EPA, después del registrado en el tercero. El desempleo no crecía en dos trimestres seguidos desde 2018. Además, esta es la tercera EPA en la que se notifica un incremento del paro desde el verano de la pandemia, cuando empezó una notable caída del desempleo inmediatamente posterior al vertiginoso ascenso que significó el confinamiento. Así, el total de desempleados es de 3.024.000. Por lo tanto, vuelve a rebasar la cifra de tres millones de parados, que España abandonó hace dos trimestres tras 14 años por encima (llegó a ser de 6,2 millones en 2013). Con todo, la tasa de paro es cuatro décimas menor que hace un año (13,33%).

La tasa de paro ha crecido en el último trimestre entre los hombres (del 10,74% al 11,32%), pero ha caído para las mujeres (del 14,84% al 14,61%). Por edades, la tasa de desempleo cae respecto al anterior trimestre para los menores de 29 años (especialmente de 16 a 19 años, con una bajada de 2,6 puntos) y crece para los demás trabajadores (salvo una ligerísima caída en el tramo de 65 a 69 años). En una mirada anual, el desempleo baja en todos los tramos de edad menos en el de 30 a 34 años (crece 1,41 puntos), el de 50 a 54 (aumenta 0,09 puntos) y el de mayores de 70 (3,31 puntos más).

Después de dos trimestres al alza, el número de trabajadores ocupados vuelve a caer en España. Además, decrece en un periodo que suele ser positivo para esta estadística: desde 2017, el número de ocupados siempre había crecido en el cuarto trimestre. Si el balance es anual, España sí aumenta el número de empleados: hay 280.000 ocupados más que en el cuatro trimestre de 2021. Asimismo, el mercado laboral no acumulaba más de 20 millones de trabajadores al cerrar el año desde 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria.

El dato de ocupación es especialmente positivo para las mujeres. España nunca había cerrado el año con tantas trabajadoras: 9.486.200. Son 132.100 más que el año pasado y un millón más que en 2007, cuando, sumando ambos sexos, el país registró su mayor nivel de ocupación. El incremento de trabajadoras es aún más reseñable si lo comparamos con el de trabajadores: hay 10.977.700 ocupados, 146.800 más que 12 meses antes, pero 1,2 millones menos que en 2007. Hay un mayor aumento absoluto de trabajadores, pero el alza es superior para ellas teniendo en cuenta el total de cada sexo.

Por otro lado, el balance es más positivo para los trabajadores extranjeros que para los españoles. Mientras que el número de ocupados nacionales cae en el último trimestre (94.700) y también moderadamente a lo largo del año (4.400), entre los extranjeros aumenta: ha crecido en 55.800 trabajadores respecto al último trimestre y en 240.300 respecto a 12 meses antes. También han aumentado los ocupados con doble nacionalidad en el último año, 43.100.

Estos datos alcanzan a España en un momento convulso, pero en el que varias amenazas asustan menos ahora que hace meses. La inflación se ha moderado últimamente: después de alcanzar hasta un 10,8% interanual en julio de 2022, en los tres últimos meses del año (los que se pueden asociar a esta edición de la EPA), el Índice de Precios de Consumo marcó en octubre un 7,3%, un 6,8% en noviembre y un 5,7% en diciembre. Así, España terminó con la menor tasa de inflación de la eurozona, por debajo de la de Francia (6,7%), Alemania (9,6%) o Italia (12,3%). Además, el FMI calcula que el Producto Interior Bruto de España creció un 5,2% en 2022.

Esta EPA también sirve como un diagnóstico más afinado de los efectos de la reforma laboral, en vigor desde el 31 de diciembre de 2021, aprobada en el Congreso de los Diputados el 3 de febrero de 2022 y en marcha con todos sus efectos desde abril. Una de las principales consecuencias de este nuevo marco normativo es la caída de los contratos temporales y el alza de los indefinidos. Se ha pasado de 12,66 millones de contratos indefinidos hace un año a 14,25 millones en este último estudio de la EPA. Ni durante los mejores años en ocupación y con menor tasa de paro (2006, 2007 y 2008) se había logrado esta cota de contratos indefinidos. De forma paralela, los contratos temporales caen a 3,11 millones, la cifra más baja desde 2013.

Con estas cifras, la tasa de temporalidad (17,9%) cae a un nivel nunca visto este siglo. En solo un año ha decrecido siete puntos y es la mitad que el récord de toda la estadística, el 35,2% del tercer trimestre de 1995. En los registros del INE, que han ido cambiando de metodología, solo se encuentra un registro menor: el 15,3% del segundo trimestre de 1987. Cabe apuntar que el segundo cuarto del año es más propicio para al empleo temporal, al igual que el tercero.

El Ministerio de Economía valora positivamente las cifras. “Los datos de la EPA continúan constatando el cambio estructural en el mercado de trabajo tras la reforma laboral: la contratación indefinida registra un nuevo máximo histórico y la tasa de temporalidad se ha reducido más de siete puntos en 2022, cifra que nos acerca a la media europea”, indica el departamento en un comunicado remitido a la prensa. No obstante, el ministerio de Nadia Calviño reconoce que la creación de empleo bajó de ritmo en el último trimestre, “en línea con la ralentización de la economía mundial”.

Es un diagnóstico parecido al de CC OO. “Esta EPA confirma la buena tendencia del empleo a lo largo de todo el 2022, aunque en este periodo baje el ritmo de crecimiento. Debemos resaltar la calidad del empleo creado. Se rompe el mantra de que la contratación indefinida frena la creación de empleo”, ha destacado Mari Cruz Vicente Peralta, secretaria confederal de Acción Sindical del sindicato. Cristina Estévez, secretaria de Políticas Territoriales y Política Institucional de UGT, apunta “al impacto de la desaceleración económica” en el mercado laboral, “en el contexto tan complejo que tenemos”, y también destaca la “mejora de la calidad del empleo gracias a la reforma laboral”.

La patronal cataloga como una noticia “positiva” la cifra de ocupados con la que terminó 2022. “Son 20 millones. Esto no se ve desde 2007″, comenta Íñigo Fernández de Mesa, vicepresidente de la CEOE. “Pero al mismo tiempo la EPA nos da algunas sombras sobre la evolución del mercado de trabajo. Hay una desaceleración importante del rimo de creación de empleo”. Cree que para revertir esa tendencia es importante “apoyar a la empresa, que no se le cargue con más impuestos”.

Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, lamenta los datos: “Podemos catalogar el 2022 como un annus horribilis para los autónomos”. Amor hace esta reflexión por la caída en el número de trabajadores por cuenta propia: al cierre de 2021 eran 2.981.400, frente a los 2.887.000 de 2022.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Emilio Sánchez Hidalgo
Redactor de Economía. Empezó su trayectoria en EL PAÍS en 2016 en Verne y se incorporó a Sociedad con el estallido del coronavirus, en 2020. Ha cubierto la erupción en La Palma y ha participado en la investigación de la pederastia en la Iglesia. Antes trabajó en la Cadena SER, en el diario AS y en medios locales de su ciudad, Alcalá de Henares.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_