Los sindicatos redoblan la presión para subir ya el SMI: “Pueden esperar toda la vida, no habrá acuerdo con la CEOE”

El líder de UGT, Pepe Álvarez, pide al Ejecutivo que se ponga de acuerdo y que apruebe un incremento “por humanidad”

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en una concentración este lunes frente a una de las sedes del Banco Santander en Madrid.Foto: RODRIGO JIMENEZ (EFE)

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, pide al Gobierno que suba el salario mínimo “inmediatamente”. No es un mensaje nuevo, pero pocas veces ha sido tan contundente como este martes, después de conocer unas declaraciones de este lunes de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, en las que instaba a un acuerdo entre los agentes sociales (sindicatos y patronal) para la subida de la menor retribución posible. “Me parece sorprendente, por no decir otra cosa más dura, que la vicepresidenta diga que espera un acuerdo con los agente sociales. Pueden esperar toda su vida, no va a haber acuerdo con la CEOE partiendo de que pide un aumento del 4%. Me parece en cierta medida una provocación”, ha comentado este martes en una rueda de prensa en la que su sindicato ha hecho balance sobre los efectos de la reforma laboral. La inflación en 2022 fue del 8,4%

“Cuando hablamos del salario mínimo”, ha continuado Álvarez, “hablamos de personas que no tienen para pagar el recibo de la luz, que hacen frente a un aumento brutal de la cesta de la compra. Me parece de una insensibilidad manifiesta dejar sin subir el salario mínimo. Tiene que haber una decisión de forma inmediata y no trasladarnos a nosotros sus problemas para ponerse de acuerdo. Pido humanidad al tratar este tema”. Ha insistido en que no hay que celebrar más reuniones al respecto, que el Gobierno tiene toda la información necesaria y que puede decretar la subida de forma unilateral.

El secretario general de UGT ha sido muy crítico con el Gobierno, pero a quien ha señalado personalmente es a la ministra Calviño. No ha mencionado a la responsable de Trabajo, Yolanda Díaz, que en sus últimas manifestaciones ha indicado que aboga por una subida que ronde el “tramo alto” propuesto por el comité de expertos que asesora al Gobierno, es decir, en torno a unos 1.080 euros. Los sindicatos piden llegar a los 1.100. Actualmente es de 1.000 euros mensuales en 14 pagas.

El tono de Álvarez coincide con el de CC OO. Su secretario general, Unai Sordo, también urgió este lunes al Gobierno a que aplique un incremento inmediato, mientras que la CEOE pide prudencia. El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, dijo también ayer que el Gobierno “obliga” a subir los salarios, pero “no todas las empresas van bien”. También comentó que los empresarios no dicen que no suba el salario mínimo, sino que hay que hacerlo de tal manera que los distintos sectores puedan afrontarlo.

Balance de la reforma laboral

Por otro lado, el líder de UGT ha hecho balance de los primeros meses de aplicación de la reforma laboral (aprobada en el Congreso hace casi un año, el 3 de febrero, y en plena vigencia desde abril). “Nuestra valoración es muy positiva, no se puede hablar de otra cosa. Hicimos esta reforma para bajar la precariedad laboral, para que los contratos fundamentales fueran los indefinidos, y esto ha sido un éxito considerable. Se ha reducido muchísimo la temporalidad, acercándonos a la media de la Unión Europea”, ha comentado Álvarez. El secretario confederal del sindicato, Fernando Luján, ha destacado el impacto positivo de la prevalencia de los convenios sectoriales sobre los de empresa: “Esto sirve de red, de suelo, para que los convenios sectoriales sean un mínimo por debajo del cual las empresas no puedan pasar. Está siendo fundamental para proteger los salarios”. El sindicato amplía estas conclusiones en el informe La reforma laboral un año después: balance de situación.

Esta valoración tan positiva de la reforma laboral ha llevado a Álvarez a requerir al PP que mantenga este marco normativo si gana las elecciones generales. “El PP tiene la obligación de hablar de este éxito, de reconocerlo. Todos estos nuevos contratos indefinidos son personas de carne y hueso, cuyas vidas han mejorado. Pero su portavoz dijo en el Congreso que si ganan piensan derogarla”, ha apostillado Álvarez, que ha anunciado la creación de un observatorio que auditará el desarrollo de la reforma laboral, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Carlos III

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Emilio Sánchez Hidalgo

Redactor de Economía. Empezó su trayectoria en EL PAÍS en 2016 en Verne y se incorporó a Sociedad con el estallido del coronavirus, en 2020. Ha cubierto la erupción en La Palma y ha participado en la investigación de la pederastia en la Iglesia. Antes trabajó en la Cadena SER, en el diario AS y en medios locales de su ciudad, Alcalá de Henares.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS