_
_
_
_

Microsoft invertirá 10.000 millones en la empresa de ChatGPT para impulsar la inteligencia artificial

El gigante tecnológico refuerza su alianza con OpenAI, de la que ya era socio de referencia

Oficinas de Microsoft en Nueva York.
Oficinas de Microsoft en Nueva York.Swayne B. Hall (AP)
Miguel Jiménez

Microsoft redobla su apuesta por la supercomputación y la inteligencia artificial. La empresa que dirige Satya Nadella ya era socio de referencia de OpenAI, la empresa que ha lanzado la herramienta de inteligencia artificial ChatGPT que ha deslumbrado al mundo. Ahora, se dispone a invertir 10.000 millones de dólares más a lo largo de varios años. “Hoy anunciamos la tercera fase de nuestra asociación a largo plazo con OpenAI a través de una inversión plurianual y de miles de millones para acelerar los avances en inteligencia artificial y garantizar que estos beneficios se compartan ampliamente con el mundo”, ha dicho Microsoft en un comunicado.

Aunque la información oficial no desvela la cifra, fuentes al tanto de la operación citadas por Bloomberg la sitúan en 10.000 millones de dólares a lo largo de varios años. Microsoft ya invirtió 1.000 millones de dólares en OpenAI en 2019 y volvió a inyectar dinero en 2021, pero ahora realiza un desembolso mucho mayor. La inteligencia artificial se ha convertido en el nuevo gran campo de batalla de las tecnológicas, con Alphabet (el grupo de Google), Amazon y Microsoft como principales contendientes para liderarlo. En particular, la creación de imágenes y textos mediante la inteligencia artificial ha atraído la atención con ChatGPT y Dall-E, dos herramientas de Open AI.

Alphabet ve en servicios como ChatGPT una amenaza en la medida en que su uso pueda ir desplazando a las búsquedas en Google. Quien lidere la inteligencia artificial estará también en una posición de ventaja para la computación en la nube y viceversa. Aunque las grandes tecnológicas están limitando inversiones y recortando plantilla, han dejado claro que seguirán apostando por la inteligencia artificial. Microsoft ha anunciado el mayor despido colectivo de su historia: unos 10.000 trabajadores, en torno al 5% de su plantilla. “La próxima gran ola de computación está naciendo con los avances en inteligencia artificial, ya que estamos convirtiendo los modelos más avanzados del mundo en una nueva plataforma informática”, dijo el presidente de Microsoft, Satya Nadella, en el mismo mensaje en que anunciaba los despidos.

Acuerdo complejo

Como parte del acuerdo, Microsoft desplegará los modelos de OpenAI en sus productos de consumo y empresariales e introducirá nuevas categorías de experiencias digitales basadas en la tecnología de OpenAI. Por su parte, el gigante tecnológico será el proveedor exclusivo de computación en la nube de OpenAI para procesar la enorme cantidad de datos y los modelos complejos que se requieren para la inteligencia artificial.

La alianza también se extiende a la supercomputación. Microsoft aumentará sus inversiones “en el desarrollo y despliegue de sistemas de supercomputación especializados para acelerar la innovadora investigación independiente de IA de OpenAI”, dice la empresa.

Según Bloomberg, el acuerdo tiene una estructura complicada porque los inversores en OpenAI tienen limitado el rendimiento de su inversión, ya que se trata de una empresa con ánimo de lucro limitado. Microsoft obtendrá casi la mitad de los beneficios financieros de OpenAI hasta que su inversión se reembolse hasta un tope predeterminado, según sus fuentes. Todos los beneficios que vayan más allá de lo que les corresponde a los inversores y empleados revertirán en OpenAI.

La empresa OpenAI LP está gobernada por el consejo de la organización sin ánimo de lucro OpenAI, compuesta por los empleados de la empresa LP Greg Brockman (presidente), Ilya Sutskever (científico jefe) y Sam Altman (consejero delegado), y por algunos consejeros no empleados en la compañía. Entre sus inversores, además de Microsoft, se encuentran la fundación benéfica de Reid Hoffman y Khosla Ventures.

La firma fue fundada en 2015, originalmente solo como organización sin ánimo de lucro, con Sam Altman y Elon Musk como copresidentes. Musk, Altman, el director de tecnología Greg Brockman, antiguo director de tecnología de Stripe, los inversores Reid Hoffman, Jessica Livingston y Peter Thiel y las firmas Amazon Web Services (AWS), Infosys y YC Research se comprometieron a aportar 1.000 millones de dólares en donaciones. En 2018, Musk dejó la organización y Altman decidió crear la empresa para poder captar recursos para sus investigaciones.

Microsoft se convirtió en socio de referencia de OpenAI en 2019 y refuerza ahora esa alianza. “Formamos nuestra asociación con OpenAI en torno a una ambición compartida para avanzar responsablemente en la investigación de vanguardia de inteligencia artificial y democratizar la inteligencia artificial como una nueva plataforma tecnológica”, ha dicho Nadella, presidente de Microsoft, en el comunicado de este lunes. “En esta próxima fase de nuestra asociación, los desarrolladores y las organizaciones de todos los sectores tendrán acceso a la mejor infraestructura, modelos y cadena de herramientas de IA con Azure para crear y ejecutar sus aplicaciones”, ha añadido.

“Los últimos tres años de nuestra asociación han sido geniales”, ha señalado por su parte Sam Altman, el jefe de OpenAI. “Microsoft comparte nuestros valores y estamos entusiasmados de continuar nuestra investigación independiente y trabajar hacia la creación de IA avanzada que beneficie a todos”, ha añadido.

Desde 2016, Microsoft se ha lanzado a convertir Azure, su sistema en la nube, en un superordenador de inteligencia artificial con el propósito declarado de “democratizar la inteligencia artificial como plataforma”. “A través de nuestra inversión inicial y colaboración, Microsoft y OpenAI empujaron la frontera de la tecnología de supercomputación en la nube, anunciando nuestro primer superordenador top-5 en 2020, y posteriormente construyendo múltiples sistemas de supercomputación de IA a escala masiva. OpenAI ha utilizado esta infraestructura para entrenar sus revolucionarios modelos, que ahora se despliegan en Azure para impulsar productos de IA que definen categorías como GitHub Copilot, DALL-E 2 y ChatGPT”, explica la compañía en su nota.

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_