_
_
_
_

Coinbase pacta pagar una multa de 50 millones de dólares por la falta de controles contra el blanqueo

La plataforma de criptomonedas acuerda destinar otros 50 millones a mejorar sus sistemas de cumplimiento normativo

Brian Armstrong, cofundador y jefe de Coinbase, en una conferencia en Singapur en noviembre de 2022.
Brian Armstrong, cofundador y jefe de Coinbase, en una conferencia en Singapur en noviembre de 2022.Bryan van der Beek (Bloomberg)
Miguel Jiménez

La plataforma de criptomonedas Coinbase ha llegado a un acuerdo para pagar una multa de 50 millones de dólares al Estado de Nueva York por fallos significativos en su programa de cumplimiento normativo que infringían la ley bancaria estatal y la normativa sobre monedas virtuales, transmisores de dinero, supervisión de transacciones y ciberseguridad. El acuerdo ha sido hecho público este miércoles por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (DFS). Según dicho Departamento, esos fallos hicieron que la plataforma Coinbase fuera vulnerable a conductas delictivas graves, incluidos, entre otros, ejemplos de fraude, posible blanqueo de dinero, sospecha de actividad relacionada con material de abuso sexual infantil y posible tráfico de estupefacientes. Además de la sanción, Coinbase ha acordado invertir 50 millones de dólares adicionales durante los próximos dos años para remediar los problemas y mejorar su programa de cumplimiento normativo de conformidad con un plan aprobado por el DFS.

Coinbase ya había advertido en su último informe anual de que había una investigación en marcha y el acuerdo final ha sido bien recibido por los inversores en un momento de mayor escrutinio de los mercados de criptodivisas por la bancarrota presuntamente fraudulenta de FTX. Las acciones de Coinbase se han disparado más de un 10% en Bolsa tras hacerse público el acuerdo.

“Nuestro objetivo siempre ha sido y será construir la bolsa de criptomonedas más fiable, segura y que cumpla las normas del mundo”, ha dicho Coinbase en un comunicado en el que también ha anunciado el acuerdo. “Vemos esta resolución como un paso crítico en nuestro compromiso con la mejora continua, nuestro compromiso con los reguladores clave, y nuestro impulso para un mayor cumplimiento en el espacio cripto para nosotros y para los demás”, ha añadido.

Coinbase asegura que lleva a cabo investigaciones proactivas de forma rutinaria para eliminar a los malos actores de su plataforma y que trabaja con las fuerzas del orden para que sean llevados ante la justicia. Al tiempo, reconoce que el sector de las criptomonedas se encuentra en un punto de inflexión y que está sujeto a un intenso escrutinio. “Creemos que Nueva York, y la industria en general, necesita más jugadores cripto comprometidos con el cumplimiento y la colaboración con los reguladores”, concluye.

FTX buscó en Coinbase su última tabla de salvación a la desesperada antes de entrar en bancarrota. Coinbase, sin embargo, rompió las negociaciones en cuanto empezó a estudiar la situación de la firma fundada por Sam Bankman-Fried, actualmente en libertad bajo fianza.

El Departamento de Servicios Financieros de Nueva York autorizó la actividad de Coinbase en 2017. Tras un examen y una posterior investigación de aplicación, el Departamento descubrió que el programa de la plataforma de criptomonedas sobre la ley de secreto bancario y contra el lavado de dinero era inadecuado, entre otras cosas por la falta de controles sobre la identidad de los clientes, la supervisión de transacciones, los informes de actividades sospechosas y el cumplimiento de sanciones.

Según el regulador, Coinbase trataba los requisitos de registro de nuevos clientes como un simple ejercicio de marcar casillas y no aplicaba la diligencia debida. Además, era incapaz de seguir el ritmo de crecimiento del volumen de alertas generadas por su sistema de supervisión. “A finales de 2021, la incapacidad de Coinbase para seguir el ritmo de sus alertas dio lugar a una acumulación significativa y creciente de más de 100.000 alertas de seguimiento de transacciones sin revisar”, asegura el DFS. Como las alertas se acumulaban sin ser investigadas, Coinbase no informó oportunamente sobre actividades sospechosas, como exige la ley. La investigación del Departamento encontró numerosos ejemplos de avisos presentados meses después de que Coinbase tuviera conocimiento por primera vez de la actividad sospechosa.

“Coinbase no logró construir y mantener un programa de cumplimiento funcional que pudiera seguir el ritmo de su crecimiento. Ese fracaso expuso a la plataforma a posibles actividades delictivas que requirieron que el Departamento tomara medidas inmediatas, incluida la instalación de un monitor independiente”, ha indicado la superintendente de Servicios Financieros Adrienne A. Harris en un comunicado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_