_
_
_
_

El viento y la lluvia llevan el precio de la luz a mínimos desde mayo de 2021

Las renovables generarán este jueves casi el 70% de la electricidad consumida en España y dejarán en mínimos la producción con gas

Ignacio Fariza
Precio de la luz
Imagen de archivo de los parques eólicos de Areté y La Roca, en el sur de la isla de Tenerife.CC-PNC (CC-PNC)

Salvo giro inesperado en la última semana de 2022, el año más aciago para los consumidores de electricidad desde que hay registros, el mercado echará el telón con un final bastante menos amargo. El precio de la luz en España caerá este jueves hasta los 52,51 euros por megavatio hora (MWh), su nivel más bajo desde mayo de 2021, antes incluso de que la crisis energética empezase a asomar las garras.

La razón de este descenso hay que encontrarla en el reciente regreso de la lluvia —que ha sacado a las centrales hidroeléctricas de la atonía de los últimos tiempos— y del viento —que impulsará la generación eólica—. Ambas tecnologías sumarán más de seis de cada diez megavatios generados y reducirán sustancialmente la quema de gas natural, de largo la fuente más cara para generar electricidad.

La bajada de este jueves será especialmente acusada en la madrugada, cuando el consumo baja y la generación eólica se dispara: entre la medianoche y las cuatro de la mañana, los precios superarán por poco los 30 euros por MWh. También entre el mediodía y la hora de comer, cuando rondarán los 40, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE).

De este abaratamiento del mercado mayorista, sin embargo, solo se beneficiarán algo menos de cuatro de cada diez clientes, los que tienen una tarifa regulada, también conocida como PVPC. Para este grupo de clientes, también el más castigado por el brutal encarecimiento del último año y medio, el incentivo a adelantar a mañana el encendido del horno para la cena de Nochebuena es particularmente claro.

El mix eléctrico del día de la Lotería de Navidad será un buen anticipo de cómo será la matriz en un futuro próximo, cuando el despliegue masivo de las energías recluirá al gas a un discretísimo segundo plano. Este jueves, las fuentes verdes aportarán, conjuntamente, casi el 70% de la generación eléctrica; una cifra que se eleva hasta casi el 90% si se suma la nuclear, también libre de emisiones. La eólica supondrá, por sí sola, el 38%; la hidroeléctrica, el 26%. La fuerza de ambas llevará prácticamente a la irrelevancia a los ciclos combinados —las centrales de gas, que presionan los precios al alza casi todos los días—. Aportarán menos de un 1%, frente al 15% de hace una semana.

“La caída de precios responde, sobre todo, a la mayor producción eólica, que este jueves se disparará”, resume Juan Antonio Martínez, analista del grupo ASE, uno de los mayores agregadores energéticos de España. “Si a eso le sumamos el aumento de la hidroeléctrica fluyente [la no regulable, que opera en función del agua que se desembalsa de manera constante] y que las centrales nucleares están trabajando a plena carga, tenemos la fotografía completa”. Las reservas de los embalses de uso hidroeléctrico han subido en casi siete puntos en la última semana. “Y el precio del gas también está a la baja, así que lo poco caro que entra, entra un poco menos caro”, completa Francisco Valverde, de Menta Energía.

Dado que los siete reactores atómicos no tienen programada ninguna parada hasta casi la primavera, añade Martínez, “lo lógico sería pensar que, hasta entonces, los días que sople el viento tendremos un freno sobre los precios de la electricidad”. Un motivo de peso para pensar que la inflación —en cuyo cálculo tanto la electricidad como los carburantes tienen un peso importante— ha empezado ya a dibujar una trayectoria nítidamente bajista.

Menor demanda y mayor brecha frente al resto de Europa

Eso, del lado de la oferta. Del de la demanda también hay motivos que explican la paulatina bajada de precios, muy lejos de los más de 300 euros por MWh que marcaba el mercado mayorista español a estas alturas de 2021. En noviembre el consumo de electricidad en España cayó un 9% interanual en términos brutos, y en lo que va de diciembre acumula un descenso superior al 7%, según los datos de Red Eléctrica de España (REE). “Eso también está ayudando a bajar el precio en las subastas”, apuntala Martínez.

La diferencia de precios entre el mercado ibérico de electricidad y el resto del continente, una constante en los últimos tiempos, será especialmente evidente este jueves. Todo, a pesar de la bajada generalizada de los precios a lo largo y ancho de Europa, una vez superada la ola de frío. Frente a los poco más de 50 euros por MWh en España, a las puertas de la Navidad, Italia ronda los 240. Y Francia y Alemania, los 200 euros por MWh.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ignacio Fariza
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_