Uber lanza su modelo de suscripción de pago en España

La compañía de VTC propone una tarifa de 4,99 euros al mes para usuarios de sus servicios de movilidad y reparto a domicilio

 Oficinas de Uber en Redondo Beach, California. Reuters
Oficinas de Uber en Redondo Beach, California. Reuters

La compañía de vehículos de transporte con conductor (VTC), Uber, anunció este miércoles en Madrid el lanzamiento de un modelo de suscripción vinculada a los servicios de la app que unificará las 24 líneas de suscripción que la empresa tenía activas hasta ahora y que, según los datos aportados, suman unos 10 millones de usuarios en todo el mundo. Este sistema, que la empresa dice que no afectará a los repartidores, lleva operativo en otros países desde 2021 y se presenta hoy en España.

El cambio en los perfiles de usuario se realiza desde la propia aplicación móvil y ofrece promociones y descuentos tanto en movilidad (Uber Rides) como en servicios de reparto (Uber Eats). Por ejemplo, los clientes se ahorrarán los gastos de envío de Uber Eats. El nuevo modelo, llamado Uber One, dará a los usuarios la posibilidad de hacerse suscriptores por 4,99 euros al mes. Según la empresa, el lanzamiento de este modelo de negocio se debe a que “los usuarios adscritos a este tipo de servicios suelen realizar el doble de pedidos que el resto”.

De cara al los próximos años han anunciado una inversión de cinco millones de euros para mejorar la movilidad eléctrica en Madrid y acercarse al objetivo de lograr una flota de coches totalmente sostenible para 2030.

Las tarifas no afectarán a los trabajadores de Uber

La directora general de Uber Eats, Courtney Tims, ha matizado que las nuevas tarifas no afectarán a los repartidores ni a los conductores que trabajan para la empresa. Las condiciones de los trabajadores de plataformas digitales llevan tiempo en el punto de mira de las instituciones españolas y europeas. Europa ultima desde diciembre de 2021 un texto legal para aclarar, entre otras cosas, si los trabajadores de estas plataformas son o no autónomos. En España la conocida como Ley Ryder, en vigor desde diciembre de 2021, declaró a los repartidores como falsos autónomos introduciendo en el Estatuto de los Trabajadores la “presunción de laboralidad” para las personas que distribuyan “cualquier producto de consumo o mercancía” para una empresa que organice el trabajo “a través de una plataforma digital”.

Uber Eats se había visto afectada por esta regulación y optó por establecer un modelo híbrido de trabajo con autónomos a los que se les permite establecer sus propias tarifas y con flotas que contratan a trabajadores asalariados. En esta línea la directora general ha afirmado que la tendencia en la compañía es que “los ryders prefieren ser autónomos”, aunque no han ofrecido cifras al respecto.

En cuánto a la división de movilidad, Felipe Fernández Aramburu, director general de Uber en España y Portugal afirmó: “Madrid y Andalucía han evitado la destrucción del sector, mientras que Cataluña “generaba muchas dificultades para los VTC”. En Barcelona se solicita, por ejemplo, que los propietarios de licencias VTC tengan el permiso de conducir desde hace dos años o mas, que los vehículos sean híbridos o enchufables y establecen una longitud mínima del vehículo en cuestión. También reclama que los usuarios soliciten un vehículo con 15 minutos de antelación. Por contra, las normativas de Madrid o Andalucía optan por una liberalización más fuerte en el sector.

Finalemnte, Courtney Tims matizó que: “Hablamos mucho con el Gobierno para ajustarnos a la nueva legislación”, pero dado que los cambios legales solo llevan en marcha unos pocos meses, puntualizó que: " El modelo aún tiene que pasar por Inspección de Trabajo”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS