Madrid Nuevo Norte prevé que el impacto económico del proyecto en la región triplique la inversión

El promotor espera que las obras de urbanización comiencen en 2024

Recreación de las torres y las zonas verdes previstas en el proyecto de Madrid Nuevo Norte.Vídeo: EPV

El plan de transformación urbana Madrid Nuevo Norte, conocido popularmente como Operación Chamartín, generará un impacto económico de 52.000 millones de euros en los próximos 30 años, de acuerdo con un informe elaborado por el Instituto Complutense de Análisis Económico. Según el estudio, encargado por la empresa promotora, CREA Madrid Nuevo Norte, la construcción y promoción del mastodóntico proyecto urbanístico generará un retorno que triplicará la inversión desembolsada, de 17.000 millones. Sergio Criado, director financiero de la promotora, ha avanzado en la presentación que, si se cumplen las previsiones, las obras de urbanización comenzarán, en la zona de Las Tablas, en 2024, y en la zona de negocios y Fuencarral-Tres Olivos, en 2025.

El plan se divide en dos fases diferenciadas, con retornos y plazos distintos: construcción y promoción. Según el informe, la construcción, con una inversión de 7.000 millones de euros, generará cerca de 15.000 millones hasta el año 2050. La fase de promoción, por su parte, partirá de una inversión de 10.105 millones de euros y producirá un retorno de 37.000 millones en los próximos 30 años. Según el estudio, más de la mitad del impacto esperado para la primera fase se generará antes de 2034, y sus efectos irán hasta 2050. Para la promoción, los plazos son más largos: el 55% del impacto total se generará en los 20 años posteriores a las primeras inversiones, y su impacto podría llegar, apunta el documento, hasta el año 2100.

A la presentación, celebrada en el Colegio de Economistas de Madrid, ha acudido la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, que ha resaltado que Madrid “es el motor económico e inmobiliario de España” y que el proyecto permitirá a la capital tener “el distrito de negocios más innovador del sur de Europa”.

Ante las dudas planteadas por las constantes revisiones de las perspectivas de crecimiento de España y de la zona euro —según la Comisión Europea, la economía española avanzará solo un 1% en 2023— el catedrático de Análisis Económico y autor del informe, Luis Puch, ha resaltado durante la presentación que su elaboración ha tenido en cuenta los últimos 20 años —crisis financiera incluida— y que las medidas de incertidumbre introducidas en los cálculos permiten tener en cuenta una posible crisis. “Ya venimos de bastante incertidumbre”, ha señalado Puch, quien, con todo, ha querido diferenciar la situación económica actual de la crisis financiera de 2008. En cuanto a la pertinencia de iniciar el proyecto en estas circunstancias, el economista ha apuntado que “el mejor momento para que actúen las políticas públicas, de infraestructura y fiscales es cuando la economía privada tiene más incertidumbre o dificultades”.

A finales del año pasado, antes de la guerra de Ucrania, CREA Madrid Nuevo Norte —participada por BBVA, Constructora San José y Merlin Properties— presentó otro estudio donde contemplaba una inversión de 25.000 millones de euros (8.000 millones más que lo contemplado por el informe presentado este lunes) y preveía que la operación aportaría un total de 15.200 millones a la riqueza nacional en 24 años, lo que equivalía al 1,3% del PIB español en un año. El informe contemplaba que la mayor parte, 12.000 millones (un 79%), se quedaría en la Comunidad de Madrid, y la aportación en otros territorios sería de 3.200 millones.

Sectores beneficiados

Como con las perspectivas temporales, el informe diferencia los efectos por sectores en función de las fases. Los más beneficiados durante la fase de construcción serán el de actividades profesionales —que engloba a empresas de consultoría, ingeniería, servicios jurídicos o de contabilidad— con un impacto de 3.173 millones de euros. A estas actividades le siguen el propio sector de la construcción (2.390 millones), transporte y tecnologías de la información (2.327 millones), comercio y hostelería (1.954 millones), y financiero y seguros (1.870).

En cuanto a la promoción, el informe calcula que el sector más beneficiado por esta segunda fase volverá a ser el de servicios profesionales (12.257 millones), entendidos ahora como clientes o usuarios de las promociones inmobiliarias. A este le seguirá transporte y tecnologías de la información (8.538 millones), actividades inmobiliarias (8.421 millones), comercio y hostelería, y salud y educación, que se prevé que reciba un impacto de 4.394 millones de euros.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS