España y México, las grandes economías que más tarde recuperarán el PIB previo a la pandemia, según el FMI

El grupo de rezagados incluye también a países más pequeños como Venezuela, Sudán, Libia, Yemen, Haití y Estados insulares

Viajeros en el aeropuerto de Barajas, en una imagen de archivo.
Viajeros en el aeropuerto de Barajas, en una imagen de archivo.Manu Fernandez (AP)

La pandemia de la covid puso contra las cuerdas a las economías de todo el mundo en 2020. Los confinamientos y restricciones para tratar de contener los contagios, hospitalizaciones y muertes hundieron la actividad económica de un modo que no se veía desde la II Guerra Mundial. El impacto fue generalizado, aunque distinto según los países. Las diferencias se están apreciando también en la recuperación. España y México serán las dos grandes economías que tarden más en recuperar el nivel de producto interior bruto (PIB) previo a la pandemia, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicadas esta semana.

En el grupo de los países rezagados se encuentran también países de menor peso como Venezuela, Libia, Sudán, Haití, Yemen, Guinea Ecuatorial y República del Congo, además de numerosas islas caribeñas (Jamaica, Trinidad y Tobago, Granada, Santa Lucía, Antigua y Barbuda) y otros Estados insulares como Tonga, Micronesia, Vanuatu, Palau, Samoa, Mauricio y Cabo Verde. El FMI no tiene previsiones de los próximos años para Ucrania, Siria, Afganistán y Líbano.

La pandemia castigó de modo muy especial a las economías más dependientes del turismo. Las restricciones a los viajes y la movilidad las dejaron sin una fuente esencial de ingresos. Aunque el turismo se ha recuperado con fuerza, ha tardado en hacerlo y aún no está a los niveles previos a la pandemia en la mayor parte del mundo. Ese es un denominador común de buena parte de las economías retrasadas en la recuperación. Otro es el de países con graves problemas estructurales o situación de conflicto.

En el caso de España, el FMI no prevé que su economía supere el nivel de PIB de 2019 hasta el año 2024. Habrá sido prácticamente un lustro en blanco. España es el país más retrasado de toda la Unión Europea en la vuelta a los niveles previos a la pandemia. Las previsiones de crecimiento del Gobierno se han ido incumpliendo de forma sistemática y la recuperación se ha complicado además por factores externos, especialmente por la guerra de Ucrania. El encarecimiento de la energía drena crecimiento a España. La elevada inflación en toda Europa, además, está provocando una subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) que castiga de modo directo a quienes tienen hipotecas referenciadas al euríbor.

El mercado laboral, sin embargo, se ha recuperado de una forma mucho más rápida que en anteriores crisis. El número de trabajadores supera al que había antes de la pandemia. Eso ha llevado a miembros del Gobierno a cuestionar en privado la validez de las cifras de PIB calculadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En un contexto tan cambiante y con oscilaciones tan fuertes, es más difícil aplicar los modelos de medición. Con todo, las cifras del INE son las avaladas por Eurostat y también las que toma como referencia el FMI.

El organismo con sede en Washington ha rebajado esta semana la previsión de crecimiento de España para 2023 hasta el 1,2%, que es casi la mitad de lo que prevé el Gobierno (2,1%). Para los siguientes años, el Fondo espera que la economía recobre dinamismo y crezca un 2,6% en 2024 y un 2,7% en 2025. El FMI tampoco se fía de los objetivos de reducción del déficit del Gobierno español, pero sí da por buena la senda de reducción de la deuda.

En cuanto a México, según los cálculos y previsiones del FMI, va algo por delante de España en la recuperación. Se quedará a las puertas de completarla en 2023, pero no lo logrará tampoco hasta 2024. Las previsiones de los economistas del Fondo apuntan a que el PIB del país crezca solo un 1,2% en 2023 y un 1,8% en 2024.

La caída del PIB en México por la pandemia fue menor que en España, pero su recuperación también ha sido menos vigorosa. Prácticamente, toda Latinoamérica va a sufrir un frenazo económico en 2023, que será especialmente brusco en Chile y Colombia, según las previsiones del FMI.

España cae en la clasificación

El mayor impacto de la pandemia en España y su retraso en recuperarse le han hecho ceder posiciones en la clasificación de las mayores economías del mundo. Según las cifras publicadas esta semana por el FMI, España llegó a la pandemia como la 13ª economía mundial, por detrás de Corea del Sur y por delante de Australia y México, con cifras de 2019. En 2022 se prevé que se sitúe en el puesto 16º, por detrás de Irán, Australia y México, según las estimaciones del Fondo, que no prevé que España recupere ni ceda más posiciones en los próximos años.

Esa es la posición con el PIB medido en millones de dólares corrientes. Si la comparación se hace con un ajuste a la paridad de poder de compra, que corrige sobre todo diferencias de precios en servicios similares no comercializables internacionalmente, España era 15ª en 2019 y ha cedido un puesto, con el que también es 16ª y se mantendrá ahí en los próximos años. México se sitúa con este criterio en el puesto 13º.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS