Los productores de leche echan un pulso a la industria por la subida de los costes

Las explotaciones renuevan menos contratos de los previstos y piden mejores ofertas

Vacas en una explotación ganadera al norte de Madrid, en una imagen de archivo.
Vacas en una explotación ganadera al norte de Madrid, en una imagen de archivo.DAVID EXPÓSITO

La renovación de contratos de venta de leche entre los ganaderos y la industria láctea no avanza al ritmo habitual. Miles de explotaciones, cuyos acuerdos (normalmente trimestrales) finalizaban en septiembre, han negociado en las últimas semanas nuevas condiciones, pero los datos manejados por la organización de productores Opracol indica que las firmas han sido pocas. Los ganaderos se resisten por la diferencia entre el precio que demandan y el que se les ofrece, en una coyuntura marcada por los fuertes incrementos de los costes, la reducción de la producción —estimada en un 5% por el recorte de la cabaña— y cotizaciones más elevadas en otros países. En definitiva, los productores estiman sus costes en 0,56 euros por litro y la industria da entre 0,50 y 0,52 euros. En casos especiales puede llegar a 0,60 euros, pero en entregas pequeñas rebaja la oferta a 0,47 euros.

Rosario Arredondo, ganadera cántabra y responsable del sector en la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), cree que la industria está mostrando una posición más flexible por el temor a un ajuste de la producción en los próximos meses o a que los ganaderos se cambien de empresa. Pero también lamenta que se ofrezcan los precios más bajos a los más pequeños, lo que es como una invitación a dejar la actividad en esas explotaciones.

Según datos de la Comisión Europea, los precios medios que reciben los ganaderos han crecido en los últimos 12 meses un 42% en la UE, hasta rozar los 0,52 euros por litro. En España, sin embargo, han incrementado el 39% hasta los 0,46 euros. A la vez, el observatorio de Opracol señala en el último año las pérdidas para las explotaciones se han agrandado, pasando de 4,2 euros por cada 1.000 litros de producción en noviembre de 2021, hasta 10,1 euros por cada mil litros en julio.

Los datos manejados por el Ministerio de Agricultura indica que los precios medios declarados por el sector (los reales son ligeramente superiores) han pasado de enero a julio de 0,34 a 0,46 euros litro, lo que supone un incremento del 27%. Frente a esta cifra, los costes oficiales solamente en alimentación se han elevado hasta el 29,8% en el mismo periodo, a los que se suman otros como la energía. De la suma de todos ellos salen los 0,56 euros por litro que cuesta la producción, según el sector.

Reducción de la cabaña

Tras el envío a matadero en el último año de más de 50.000 animales, se mantienen los interrogantes sobre si el volumen de oferta a corto y medio plazo será suficiente. España, con una producción de unos 7,5 millones de toneladas anuales, tiene una demanda de 10 millones de toneladas de leche y derivados lácteos. La diferencia se cubre con importaciones, básicamente de la UE.

Un responsable del Ministerio de Agricultura destaca la mayor reposición de novillas para paliar la situación, aunque estos animales tardarán dos años en entrar en producción. Lo que no tiene vuelta de hoja es que los precios al consumidor, como mínimo, se mantendrán elevados. La media está por encima de los 0,80 euros por litro, lo que se estima que puede reducir la demanda un 1%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS