La abrupta subida del euríbor provoca en junio el mayor encarecimiento de las hipotecas desde 2006

El indicador al que se referencian la mayoría de préstamos variables experimenta la mayor escalada mensual de la historia

Anuncio de una hipoteca en una sucursal bancaria de Madrid, en una imagen de archivo.
Anuncio de una hipoteca en una sucursal bancaria de Madrid, en una imagen de archivo.Alvaro Garcia

El euríbor a 12 meses ha acabado junio con la mayor subida de la historia en un solo mes. De los 0,287 puntos de mayo, ha pasado a una media de 0,852. El salto es de medio punto, algo que nunca había sucedido desde que este indicador entró en vigor en 1999. Tras la escalada se encuentra la percepción, y después ya anuncio oficial, de que el Banco Central Europeo subirá los tipos de interés oficiales en el mes de julio. Algo que con toda probabilidad se repetirá en septiembre, lo que situará el precio del dinero en la eurozona a niveles desconocidos en los últimos seis años.

El euríbor (un acrónimo que proviene de Euro Interbank Offered Rate) es en realidad la tasa a la que un grupo de bancos de la zona euro se prestan dinero entre ellos. Por eso tiene en cuenta los intereses, tanto presentes como futuros, que ofrecerá el BCE. Su importancia en España es que este indicador a 12 meses (es decir, lo que un banco presta a otro para que se lo devuelva en un año) es el que se usa en la mayoría de hipotecas variables para determinar su evolución. Estos préstamos han sido mayoritarios en España hasta tiempo recientes, cuando como consecuencia de la pandemia y la inflación se han disparado los fijos, por lo que componen la mayoría de hipotecas vivas que hay en el país.

Normalmente, una hipoteca variable se revisa una vez al año. Y como el diferencial no suele moverse, lo que determina si las siguientes 12 letras (hasta que toque una nueva revisión) son más caras o más baratas es lo que haya cambiado el euríbor respecto a un año atrás. En este caso, en que además el indicador venía el año pasado de terreno negativo, el salto es también más que notable: supera los 1,3 puntos porcentuales. Traducido a términos reales, significa que todos aquellos prestatarios que recalculan el precio en junio van a tener que pagar bastante más. De hecho, desde octubre de 2006 no se experimentaba una variación interanual tan amplia, casi 16 años atrás.

Para una hipoteca media (137.921 euros, según el promedio de 2021 del INE), a devolver en 24 años y con un precio de euríbor más un punto, este cambio supondría elevar la letra de 509 a 593 euros. Es decir, una letra de 84 euros más al mes, que implica que en un año el desembolso que debe hacer el prestamista se eleva en más de 1.011 euros.

Las perspectivas no son buenas. A finales de mayo, la mayoría de analistas no contemplaban siquiera que el euríbor alcanzase los 0,8 puntos porcentuales a finales de año. Pero la inflación en Europa está siendo más persistente de lo que se esperaba y el principal mandato del BCE es combatirla para situarla en el entorno del 2% a medio plazo. Esto ha forzado al regulador bancario del euro a lanzar anuncios inequívocos sobre la política monetaria de los próximos meses. A finales de año, según los cálculos de Asufin (Asociación de Usuarios Financieros), el euríbor podría alcanzar 1,5 puntos. Esto provocaría, para quienes revisen su hipoteca entonces, un encarecimiento todavía mayor que el de este mes, puesto que la comparativa se hará con los meses finales de 2021, cuando el euríbor estaba en sus menores cotas históricas. Para una hipoteca como la que se ha descrito antes, el encarecimiento en ese caso se acercaría a 130 euros al mes, unos 1.560 euros más en un año.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS