El paro se mantiene en Estados Unidos en el 3,6% pese a la fuerte creación de empleo

La economía acumula 12 meses consecutivos de aumento del número de trabajadores

Un cartel ofreciendo empleo en un restaurante de Schaumburg (Illinois).
Un cartel ofreciendo empleo en un restaurante de Schaumburg (Illinois).Nam Y. Huh (AP)

En Estados Unidos es más difícil encontrar trabajadores que encontrar trabajo. La tasa de desempleo se mantuvo en abril en el 3,6%, el mismo nivel de marzo. Eso es una décima por encima del 3,5% que tenía justo antes de que el paro se disparase por la pandemia del coronavirus y que, a su vez, era el mínimo desde el año 1969. El país roza el pleno empleo, pese a ese paro friccional de quienes están cambiando de trabajo o no encuentran uno que les satisfaga.

El informe difundido por el Departamento de Trabajo supera las expectativas de los analistas en creación de empleo, pero deja el paro una décima por encima de lo previsto. En Estados Unidos el mercado de trabajo se mide principalmente con dos encuestas: una a las empresas y otra a los hogares. La primera se toma como referencia principal para la cifra de creación de empleo y la segunda sirve para medir la población activa y la tasa de paro. Suelen estar en sintonía, pero, en esta ocasión, han lanzado señales algo contradictorias. Eso explica que con alta creación de empleo el paro no haya bajado. De hecho, en la encuesta de los hogares, la cifra de empleo ha bajado.

Con todo, el informe muestra un mercado de trabajo muy dinámico, que lleva 12 meses consecutivos creando empleo. En abril se ganaron 428.000 puestos de trabajo, un ritmo algo más bajo que el que se venía viendo. En los últimos seis meses se habían generado una media de 600.000 empleos al mes. Esa desaceleración, aunque ha sido menor de la prevista, es en realidad una buena señal, facilitaría el aterrizaje suave de la economía que busca la Reserva Federal. El banco central de Estados Unidos ha acelerado el ritmo de subida de los tipos de interés y planea situarlos en el 2% en julio para contener la inflación, en máximos de cuatro décadas.

Los efectos de esas subidas de tipos ya se han notado de antemano, con un fortalecimiento del dólar y una subida de los tipos de interés en los mercados que ha anticipado el encarecimiento oficial de los fondos federales. Y si esas restricciones financieras logran enfriar el mercado laboral, será más fácil para la Fed contener la inflación y se reducirá el riesgo de que tenga que ser más agresiva y eso provoque una recesión.

El número de parados se mantuvo en abril en 5,94 millones, casi sin cambios respecto a marzo. Son unos 200.000 parados más que en febrero de 2020, antes de la pandemia. Sin embargo, la población activa no se ha recuperado y hay 1,2 millones de empleos menos que en ese mes previo a los confinamientos, con los que se llegaron a perder 22 millones de puestos de trabajo.

El número de empleos no agrícolas es de 151,3 millones, según la encuesta a las empresas. La encuesta a los hogares, menos precisa y que se toma menos como referencia, pese a que es la que sirve para medir la tasa de paro, muestra una caída de 350.000 empleos en el mes, hasta 158,1 millones. Empleos agrícolas, algunos autónomos y trabajadores de hogar no se incluyen en la encuesta a las empresas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Vuelta al mercado

Los expertos esperan que, según vayan cediendo las preocupaciones de salud por la pandemia, es más probable que se reincorporen al mercado de trabajo empleados que lo abandonaron, en la llamada gran dimisión. Un fenómeno como ese es más fácil cuando volver a encontrar un trabajo no supone un problema. Pero los analistas esperan que las subidas de precios aumenten la presión para que la gente necesite ingresos adicionales, se active y eso dé un respiro al mercado laboral por el lado de la oferta.

En abril, sin embargo, eso no ha ocurrido: la participación en el mercado laboral o población activa se ha reducido. Las cifras muestran, por otro lado, que el teletrabajo debido a la pandemia se reduce, al pasar quienes lo han realizado en algún momento del mes del 10% en marzo al 7,7% en abril.

En la actualidad es fácil encontrar carteles en establecimientos comerciales y de servicios con ofertas de empleo. La restauración y el comercio son sectores que están sufriendo muchos problemas para contratar, por ejemplo. Eso, además, provoca subidas de sueldos y alimenta la espiral precios-salarios que retroalimenta la inflación, avivada también por la guerra de Ucrania, los altos costes de la energía y los atascos en la cadena de suministros. Los datos de abril muestran una subida anual de los sueldos por hora trabajada del 5,5%. Es una cifra alta, y aun así implica perder adquisitivo con la actual inflación.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS