_
_
_
_
_

‘Tractorazo’ del campo contra el Gobierno argentino

Productores agropecuarios se movilizan en el centro de Buenos Aires en contra de las políticas de Alberto Fernández

Cientos de agricultores protestaron en tractor en Buenos Aires, Argentina.
Cientos de agricultores protestaron en tractor en Buenos Aires, Argentina.AGUSTIN MARCARIAN (Reuters)

“Viva la patria, viva el campo”, gritaban este sábado desde sus tractores productores agropecuarios al entrar en la plaza de Mayo, el epicentro de las protestas sociales de Argentina. Se movilizaron desde distintas ciudades de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe hasta la capital argentina para protestar contra las políticas del peronista Alberto Fernández. Los ruralistas fueron aplaudidos por miles de opositores que se sumaron a la marcha.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos y la participación de este sector en la economía se ha incrementado aún más en los últimos años por el impacto de la pandemia de covid-19 y de la guerra de Ucrania: más del 70% de las divisas que entran al país son resultado de las exportaciones agropecuarias. Sin embargo, el Gobierno ha intentado sin éxito contener el aumento el aumento del precio de los alimentos (cercano al 60% interanual) con restricciones a las ventas al exterior y mayores impuestos, lo que ha tensado aún más la relación entre el campo y el Ejecutivo.

Diferentes agrupaciones de productores rurales protestan en tractor contra las políticas económicas del gobierno.
Diferentes agrupaciones de productores rurales protestan en tractor contra las políticas económicas del gobierno.MATIAS CAMPAYA (EFE)

Uno de los detonantes de la protesta fue el aumento en dos puntos porcentuales del impuesto a la exportación de la harina y el aceite de soja, hasta el 33% con el que ya se gravaba a la oleaginosa. Los productores quieren también evitar nuevos gravámenes, por ejemplo para la exportación de cereales como el maíz y el trigo, que hoy es del 12%. El Gobierno ha aclarado que no apelará a ese recurso para incrementar su recaudación fiscal pese a la presión del ala kirchnerista de la coalición, pero los ruralistas desconfían.

“No hemos venido hasta acá para pedir que nos den una mano sino para que nos saquen las dos de encima”, exigieron los productores. “Traemos una proclama sencilla: No estamos dispuestos a seguir financiando la soga con la que nos ahorcan”, agregaron.

La movilización no contaba con organizadores formales, pero se politizó con rapidez: muchos de los manifestantes corearon consignas antiperonistas mientras que la oposición acompañó la convocatoria con la presencia de algunos de sus líderes en la movilización y mensajes de apoyo en las redes sociales.

“El campo busca trabajar, exportar y producir más. Nosotros siempre vamos a estar del lado del trabajo y por eso los acompañamos”, tuiteó el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, después de haber estado en la marcha. “El gobierno kirchnerista volvió con más de lo mismo, queriendo pisar al campo otra vez, pero fue el campo el que se hizo escuchar pacífica y respetuosamente. Felicitaciones. El gran motor del país va a ser fundamental para que retomemos el rumbo correcto en 2023″, señaló el expresidente Mauricio Macri. Macri hizo una gran bajada de impuestos al campo al inicio de su mandato, pero volvió a reinstalarlos después de que el país entrase en crisis, en 2018.

“No se puede seguir cargando al burro que mueve la noria y menos comérselo. Para repartir riqueza primero hay que crearla y la mejor manera de distribuirla es el trabajo libre”, agregó el documento. Los productores agropecuarios fueron aplaudidos por los miles de manifestantes que se sumaron a la movilización haciendo sonar las bocinas de sus automóviles o a pie, envueltos en banderas argentinas y agitando en el aire la Constitución argentina. Muchas de las pancartas y los insultos escuchados durante la concentración iban dirigidos contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy vicepresidenta.

Mientras se realizaba el tractorazo, Alberto Fernández participó en un congreso del Movimiento Evita, una de las agrupaciones peronistas que respaldan al Gobierno. Sin una alusión directa al campo, Fernández remarcó que su Gobierno busca que “los que más ganan sean los que más aporten y quienes menos tienen reciban lo que merecen”.

Por el momento, las grandes entidades rurales no se han sumado a la marcha y mantienen abiertas líneas de diálogo con el Gobierno, pero se prevé que la tensión se intensifique de cara al año que viene, en el que Argentina celebrará elecciones presidenciales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_