_
_
_
_

El magnate ruso Mijaíl Fridman pierde todos sus derechos como accionista en LetterOne, dueño de Dia, tras las sanciones

El grupo inversor asegura que el multimillonario “no va a seguir implicado en el negocio o sus inversiones”

El magnate ruso Mijáil Fridman.
El magnate ruso Mijáil Fridman.LETTERONE (Europa Press)
Cristina Galindo

El magnate Mijaíl Fridman y su socio Petr Aven se han apartado de la gestión del grupo de inversión LetterOne, que controla el 77% de la cadena de supermercados Dia, tras ser incluidos esta semana en la lista de oligarcas sancionados por la Unión Europea por sus vínculos con el Kremlin. “No van a seguir implicados o tener influencia en las decisiones del negocio o sus inversiones”, han asegurado este jueves fuentes de LetterOne, que han añadido que han perdido sus derechos como accionistas. Fridman y Aven dejaron el martes el consejo de la firma de inversión con sede en Luxemburgo tras anunciar que iban a presentar alegaciones contra la decisión de la UE por considerarla injustificada.

Fuentes de LetterOne han asegurado este jueves que las sanciones no van a tener ningún impacto sobre su negocio, y que además, la participación conjunta de Fridman y Aven está ligeramente por debajo del 50%, por lo que no tienen el control. “No van a recibir dividendos, comunicaciones ni fondos ni recursos económicos, ni directa ni indirectamente”, han afirmado. “Sus activos en el negocio están congelados de forma efectiva, no tienen derechos como accionistas y, si se levantan las sanciones, el consejo no tiene la obligación de devolvérselos”.

Como sancionado, Fridman no puede viajar a ningún país de la UE y sus activos quedan congelados, es decir, no puede venderlos ni traspasarlos, ni obtener ningún beneficio derivado de su gestión. Además, el magnate también ha dimitido esta semana como miembro del consejo de administración del operador de telefonía móvil Veon, empresa en la que LetterOne tiene un 47,9%. La salida de los consejos está destinada a desvincularse de estas firmas para que las sanciones no las salpiquen.

El empresario, nacido en el oeste de Ucrania en 1964 y cuya fortuna está valorada en unos 12.000 millones de dólares, según la revista Forbes, aseguraba el martes que las acusaciones de Bruselas le causarán un daño injustificado y que eran “espurias e infundadas”. El multimillonario también pidió el fin de la guerra en Ucrania, mostró su preocupación por la seguridad de sus empleados en ese país y en Rusia y afirmó que mantiene su apuesta por Dia. El empresario es uno de los fundadores del grupo Alfa, en el que está incluida una de las mayores entidades financieras rusas, Alfa Bank, que ya ha sido golpeada con las sanciones de la UE.

En la lista de sancionados por la Unión hay alrededor de 800 personas, entre ellas Igor Sechin, consejero delegado de la petrolera Rosneft; Nikolai Petrovich, primer ejecutivo de la compañía de oleoductos Transneft; el financiero Alisher Usmanov, y Pyotr Aven, socio de Fridman y, como él, fundador del grupo Alfa. Las sanciones de la UE, plasmadas en el Reglamento de Ejecución del Consejo 2022/336 de 28 de febrero de 2022, impiden a los propietarios de los activos congelados vender o sacar beneficios de ellos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_