El Gobierno cierra sin la patronal la subida del salario mínimo a 1.000 euros al mes este mismo año

El Ejecutivo acuerda con los sindicatos aumentar en 35 euros el SMI desde el 1 de enero

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, durante una rueda de prensa tras su encuentro con los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo (izquierda), y de UGT, Pepe Álvarez, este miércoles.
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, durante una rueda de prensa tras su encuentro con los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo (izquierda), y de UGT, Pepe Álvarez, este miércoles.JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

El salario mínimo interprofesional (SMI) subirá hasta los 1.000 euros mensuales, repartidos en 14 pagas, en 2022. Así lo ha decidido el Gobierno en sintonía con los sindicatos, UGT y CC OO, y a pesar del rechazo de las patronales CEOE y Cepyme. De esta forma, el salario base se incrementará en 35 euros con respecto a los 965 en los que quedó fijado desde el 1 de septiembre de 2021, siguiendo con las recomendaciones del informe del comité de expertos que reunió el Ministerio de Trabajo. El objetivo del Ejecutivo sigue siendo situar el SMI al final de la legislatura, en 2023, a la altura del 60% del salario medio, tal y como recoge la Carta Social europea a la que se suscribió.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y CC OO, Unai Sordo, han anunciado la subida durante una comparecencia conjunta tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social de este miércoles en la sede del ministerio. “El Gobierno y los agentes sociales que rubrican este acuerdo cumplen con su país”, ha indicado Díaz. “Lejos de todo lo que se ha dicho, subir el salario mínimo ha sido muy positivo para nuestro país y para la economía. Una distinta política de rentas es lo que hace que hoy estemos mejor que en tiempos antecedentes”, ha añadido.

“Es incompresible que las organizaciones empresariales no avalen una subida del SMI a los 1.000 euros, cuando esta cantidad ya tenía que ser el salario mínimo acordado en los convenios colectivos, tal y como se pactó en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva de 2018″, ha recordado Sordo. “Este acuerdo es de una muestra evidente de la obcecación de las fuerzas sindicales de que las medidas que estamos pactando estén dirigidas a mejorar la vida del precariado. Esta medida tiene que tener continuidad en el futuro”, ha completado.

“Este es un Gobierno que cumple. En septiembre se comprometió con nosotros a elevar el SMI hasta los 1.000 euros, y hoy es una realidad. Se trata de una cifra simbólica que rompe con el techo que parecía difícil de conseguir”, ha comentado, por su parte, Pepe Álvarez. El líder de UGT también ha recordado que la senda de crecimiento del salario mínimo continuará el próximo año. “Es una decisión que va en la dirección que están tomando otros países europeos. Y con esta subida no se destruye empleo ni se generan bolsas de ahorro, en contra de lo que defienden algunos”, ha remachado. Según establece el estudio del comité de expertos, este debería situarse en los 1.050 euros mensuales, por lo que la próxima subida sería de 50 euros, la más alta de la legislatura.

Como ya sucediera con el anterior aumento, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme), se han posicionado en contra, lo que ha vuelto a impedir un acuerdo a tres bandas con el Gobierno y los sindicatos. Los órganos de gobierno de ambas organizaciones rechazaron el martes de manera unánime la propuesta planteada por el Ministerio de Trabajo, por entender que el contexto económico sigue siendo de “incertidumbre”, y asegurando que las empresas “van retrasadas en la recuperación de la normalidad”. A pesar de la confirmación del aumento, desde el organismo rector de los empresarios se remiten a los argumentos contrarios a la subida que trasladaron una vez se conoció la propuesta del Gobierno para volver a rechazar esta decisión.

300.000 beneficiarios más

Con la subida a los 1.000 euros brutos mensuales, que se aplicará de forma retroactiva desde el 1 de enero, a pesar de que se haya decretado en febrero, cerca de dos millones de trabajadores verán mejorada su remuneración, según las estimaciones de Trabajo. Serán, además, los más jóvenes y las mujeres quienes se beneficien mayoritariamente, como destalla el último estudio elaborado por el gabinete económico de CC OO. Se trata de 300.000 personas más que las que venían siendo favorecidas últimamente, puesto que la nueva cantidad obligará a modificar más categorías salariales dentro de las empresas, y, por tanto, impactará sobre un mayor número de personas.

Además, este estudio refleja que serán beneficiados precisamente los trabajadores de la agricultura, cuyos representantes sectoriales se han manifestado en contra de la subida, y de los servicios. “No es verdad que vaya a destruirse empleo en este sector, en el que se ha producido un aumento significativo del número de ocupados en el último año”, ha replicado la ministra.

La subida se ratificará en el próximo Consejo de Ministros, el martes, y a pesar de que entrará en vigor en febrero, las nóminas de enero también se verán retocadas.

Videoanálisis sobre el alza del salario mínimo.Vídeo: EPV

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS