Zurab Pololikashvili: “Canarias será de las regiones donde el turismo sufra más por la nueva ola de contagios”

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo considera que el uso del pasaporte covid no minimiza el riesgo de contagios y reclama que la vacunación se generalice para relanzar la industria de los viajes

Zurab Pololikashvili, en la sede madrileña de la OMT, el día 23.
Zurab Pololikashvili, en la sede madrileña de la OMT, el día 23.Jaime Villanueva Sánchez

En la víspera de la asamblea general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que se celebra esta semana en Madrid, su secretario general, el georgiano Zurab Pololikashvili, ve con optimismo la evolución de la industria de los viajes. Una recuperación todavía débil por la amenaza del resurgir de las restricciones más duras tras el aumento de contagios y la irrupción de la nueva variante de la covid. En este contexto, destinos turísticos como Canarias están expuestos una recaída de las llegadas en la antesala de su temporada alta, especialmente con el endurecimiento de las medidas en mercados como Alemania.

Pregunta. El último verano comenzó la recuperación del sector turístico, pero sigue lejos de los niveles prepandemia. ¿Para cuándo espera que se recuperen esos niveles previos a escala global?

Respuesta. Tenemos muy claros tres años: 2019, uno de los mejores en la historia del turismo. 2020 el peor de siempre. Y ahora estamos en una nueva realidad, con los números creciendo y la conectividad volviendo. Aunque es muy difícil concretar una fecha para la recuperación total. Depende de muchos aspectos en países tan grandes como Estados Unidos, China y Rusia o regiones como América Latina… Todavía seguimos con barreras y complicaciones a los viajes y Asia, por ejemplo, se mantiene cerrada.

P. España prevé completar su recuperación a finales de 2022. ¿Lo ve posible en este contexto?

R. Dependerá de cuándo se abran estos mercados que he mencionado. Es un proceso que no conoce nadie y muy cambiante, incluso dentro de Europa, que ahora está en una nueva ola de contagios. Pese a ello, soy optimista y confío en que después del invierno mejore todo aunque sea lentamente.

P. Sobre el empeoramiento de la situación sanitaria en Europa, ¿teme que pueda frenar la reactivación?

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

R. Lo más importante es la vacunación. Muchos países, especialmente los europeos, están por encima del 70% de la población inoculada. Por eso creo que los confinamientos serán temporales y afectarán sobre todo en Navidad. Por ejemplo, Canarias será de una las regiones donde el turismo sufra más por la nueva ola de contagios, al estar en su temporada alta. Pese a todo, espero que para Semana Santa se haya superado y veamos incrementos del número de turistas internacionales de nuevo.

P. Con la nueva variante ómicron del virus ya se ha prohibido la movilidad entre varios países. ¿Le preocupa su expansión y que pueda dar al traste con la recuperación del turismo?

R. La OMT se remite siempre a las directrices de la Organización Mundial de la Salud, que desaconsejan las restricciones generales de viaje. Sobre todo porque todavía hay muchas incertidumbres en torno a la nueva variante y las restricciones de viaje deben tener una base científica.

P. ¿Le preocupa que haya todavía países con una tasa de vacunación por debajo del 70%?

R. Depende del desarrollo de los Estados. Hay algunos que están todavía entre el 30% y el 40%, especialmente en África. Pero creo que en 2022 van a llegar hasta cerca del 80% y minimizará el riesgo de mortalidad y enfermedad, lo que permitirá abrir todos los destinos.

P. ¿La vacuna debería ser obligatoria?

R. (Silencio). Es muy difícil de decir eso por mi parte. Obligar no se puede, pero es una realidad que la vacunación permite vivir con más tranquilidad y menos riesgo. Es un tema de pedagogía o de incentivarlo de alguna forma.

P. Hay otro debate en España sobre si se debe utilizar el pasaporte covid para acceder a lugares de ocio, restaurantes… ¿Sería una ayuda al turismo por dar más seguridad o una traba?

R. No pondría más barreras para entrar en supermercados, restaurantes o bancos. Además, cuestiono el sistema y el control, porque en los bares estoy seguro de que no tendrían un sistema unificado para controlar que ese pasaporte covid es verdadero. Y no creo que minimice el riesgo de contagios.

P. Sobre la presencia de la OMT en España, ¿cuándo espera que la sede se traslade por fin al Palacio de Congresos de Madrid?

R. Podremos estar allí en 2024 o 2025, porque el edificio necesita unos años para las reformas de rehabilitación.

P. Está costando el cambio de la base central del organismo. Incluso se habló de la posibilidad de trasladarla a Riad. ¿Se la llegó a imaginar allí?

R. Nosotros ya tenemos una presencia bastante fuerte en Riad y estrenamos en mayo pasado una sede regional en la ciudad. Hubo rumores, pero esto se tiene que aprobar por la asamblea general y no llegó ninguna propuesta formal.

P. Hubo algo más que rumores. Arabia Saudí confirmó al Ministerio de Asuntos Exteriores español su interés.

R. Sí, ellos estaban interesados pero ambos gobiernos llegaron a un acuerdo que me parece constructivo.

P. Entonces, ¿era un rumor?

R. Había mucho ruido que no tenía fundamento. La organización depende de los miembros y que se incluya el traslado de sede solo lo pueden decidir ellos, no yo como secretario general.

P. En el Gobierno de España había malestar por su postura ante la posibilidad de perder la sede. Especialmente sobre si era neutral o no.

R. En los últimos 40 años España nunca ha tenido un secretario general de la OMT tan cercano como yo: fui dos veces embajador de mi país en Madrid, he vivido aquí 12 años, mis dos hijos han nacido en la ciudad… Nos sentimos casi como españoles. Sobre falta de neutralidad, no podíamos hacer ni decir nada, todo dependía de los miembros.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), durante la entrevista en la sede del organismo en Madrid el pasado martes.
Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), durante la entrevista en la sede del organismo en Madrid el pasado martes.Jaime Villanueva

P. Lo que está claro es que hay interés por la Organización Mundial del Turismo.

R. Sí, sin duda. Hay más interés y más conocimiento… Antes muchos ni sabían que la sede estaba en Madrid. La pandemia nos ha enseñado la relevancia del turismo más allá del ocio, también en términos económicos.

P. Han sido tiempos convulsos y los dos anteriores secretarios generales del organismo, Francesco Frangialli y Taleb Rifai, han vertido críticas también a su gestión.

R. En un organismo intergubernamental, los miembros toman las decisiones y las legitiman. Son ataques muy preocupantes, porque llevan la firma de quienes dirigieron a la OMT durante más de dos décadas, y durante cuyos mandatos fueron incapaces de retener a miembros como los EE UU, Reino Unido, Canadá, Australia, Noruega, Bélgica o Finlandia. No me preocupan las críticas a mi persona, que toda figura pública en mi posición debe asumir, pero sí el daño a la reputación del organismo.

P. ¿Cuáles cree que son los motivos para estos ataques?

R. Desconozco los motivos, aunque veo una correlación con el hecho de ser el primer secretario general que abre los libros de la organización. A mi llegada en 2018 encontré un déficit y ausencia de la función de supervisión y auditoría interna para poder comprender esta situación. En una primera auditoría de KPMG realizada por petición mía en 2018 se detectaron irregularidades y me vi obligado a tomar medidas drásticas para no arriesgar la continuidad del servicio que prestamos a nuestros miembros.

P. ¿Qué espera de esta próxima asamblea general, que se celebra finalmente en Madrid?

R. Primero quiero agradecer la ayuda del Gobierno español, que nos apoyó desde el inicio para que se hiciese en Madrid cuando Marruecos pidió no acogerla por la situación sanitaria. Vamos a recibir en la capital a más de 100 delegaciones, aunque hubo debate sobre si hacer la cumbre de forma virtual. El gran reto de esta asamblea es la declaración sobre el protocolo armonizado. Es clave para abrirse ya y no confundir a los turistas internacionales. Es un problema pendiente que sería bastante fácil de solventar. Por ejemplo, hay un protocolo común en la UE, aunque no se permite su uso para otros países no europeos.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS