Los agricultores se movilizan por la subida de precios

Cientos de trabajadores del campo reclaman al Ministerio de Agricultura medidas para paliar el incremento de los costes de producción

Una mujer muestra un cartel durante la protesta del campo delante del Ministerio de Agricultura, este miércoles.
Una mujer muestra un cartel durante la protesta del campo delante del Ministerio de Agricultura, este miércoles.Alberto Ortega - Europa Press (Europa Press)

Cientos de agricultores se han manifestado este miércoles ante el Ministerio de Agricultura para pedir medidas que compensen el incremento de los costes de producción. Los trabajadores del campo, llegados fundamentalmente de Almería, pero también de otras provincias andaluzas, Cataluña, Murcia o Aragón, estiman en un 30% la subida de partidas como la energía, el agua, los plásticos y los costes laborales.

Los representantes de los productores (Andrés Góngora por Coag, Francisco Iglesias por Upa y Juan Navarro por Asaja) denunciaron como una de las causas de la situación del sector la política europea de comercio exterior, a la que acusa de no dejarles salir a nuevos mercados mientras abre totalmente las fronteras a las importaciones desde terceros países con unos menores costes por los salarios más reducidos y, en muchos casos, sin los mismos controles que para las producciones europeas. Todo ello provoca, según en el sector, una peor competitividad y reduce la viabilidad de las explotaciones.

Según los datos manejados por la Federación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas, mientras las importaciones en España han crecido un 32% entre 2015 y 2020 —pasando de 2,6 millones a 3,2 millones de toneladas y de 1.971 millones a 3.100 millones de euros—, las exportaciones solo lo hicieron en un 2%. España sigue siendo el principal exportador de frutas y hortalizas al resto de la UE, con más del 80% de los 13 millones que se comercializan en el exterior. Pero esas ventas están congeladas o en retroceso, mientras otros países como Marruecos las aumentaron en un 47% en los últimos cinco años.

Aunque se trata de un sector con un fuerte peso de cooperativas a través de las sociedades agrarias de transformación, la realidad es que se trata de una actividad donde dominan las compras poco más de media docena de grupos de la gran distribución europea, especialmente para las producciones fuera de temporada, como las de Almería. Entre esos grandes grupos compradores se encuentran Lidl, con 1,4 millones de toneladas, Socomo de Carrefour, con otras 500.000, y Auchan con Zenalco, con otras 300.000 toneladas, todos ellos para sus tiendas en España y en el exterior. También cabe destacar otros grupos como Aldi, Tengelman, Edeka, Rewe o Iberian Frucht y la española Mercadona.

Los agricultores, entre otras medidas, reclaman una tarifa especial eléctrica para toda la actividad, desde la explotación a las comunidades de regantes y a las centrales de manipulación; un IVA reducido del 10% para los insumos frente al 21% actual; elevar el IVA percibido del 12% al 14%; medidas fiscales para deducir en las facturas de fertilizantes y de plásticos, y una revisión de los precios de entrada de los productos importados.

Una actividad clave, en peligro

El sector de frutas y hortalizas supone el cultivo de un millón de hectáreas al aire libre, a las que se suman otras 50.000 hectáreas de invernaderos. Estas, en gran parte, necesitan medidas de reestructuración y de modernización para competir tanto con las instalaciones en terceros países con menores costes laborales, como con las surgidas en países del norte de la UE, con una mayor productividad por metro cuadrado, además de estar pegadas a los centros de consumo.

El sector se lamenta de los escasos recursos, 40 millones de euros, destinados a la mejora de los invernaderos a cuenta de los fondos comunitarios de Recuperación y Resiliencia. El precio de la reconversión de los invernaderos para mejorar su eficiencia y competitividad se calcula en más de 1.000 millones de euros, dado que una gran parte se han quedado obsoletos, en muchos casos, se califica como invernadero una simple estructura cubierta de plástico.

La facturación de frutas y hortalizas supone unos 19.000 millones, lo que significa más del 37% de la producción final agraria, 26 millones de toneladas, con una exportación de 13 millones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS