Precio del Petróleo

El petróleo se dispara a máximos de dos años tras la reunión de la OPEP

La organización de productores aprueba incrementar la producción en julio, pero mantiene la cautela sobre el futuro

Una bomba petrolífera en la población tejana de Midland (Estados Unidos).
Una bomba petrolífera en la población tejana de Midland (Estados Unidos).LARRY W. SMITH / EFE

El precio del barril de petróleo ha vuelto a registrar fuertes avances este martes tanto en su variedad brent, de referencia para Europa, como en la West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, por las expectativas despertadas por la reunión de la OPEP+, que ha congregado a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores aliados como Rusia.

En el caso del petróleo brent, el precio del barril subía este martes hasta los 71,33 dólares, casi un 3% más respecto del cierre del lunes, registrando así su precio más elevado desde el pasado mes de marzo. De su lado, el precio del barril de crudo WTI llegaba a cambiarse por 68,83 dólares, su mejor precio desde octubre de 2018. En lo que va de año, el brent se ha revalorizado un 40%, mientras que el texas acumula una subida de casi el 42%.

Más información

Los países de la OPEP+, liderados por Arabia Saudí y Rusia, han acordado, en una reunión relámpago por videoconferencia que apenas ha durado media hora, la hoja de ruta para la normalización de los mercados petroleros. En su reunión del pasado mes de abril, el cartel acordó un plan para elevar en 2,1 millones de barriles diarios el bombeo de crudo entre los meses de mayo y julio.

La OPEP+ se atuvo a su plan de aumentar la producción de petróleo en julio, pero el ministro de Energía de Arabia Saudí mantuvo la incertidumbre respecto de si el grupo agregará más suministros más adelante este año para mantener el ritmo de la acelerada recuperación global. “El panorama de la demanda ha mostrado claras señales de mejora”, dijo el ministro de Energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, en algunos de sus comentarios más optimistas desde la crisis del año pasado. Pero presionado sobre si se necesitarán nuevos aumentos de suministros, señaló: “Lo creeré cuando lo vea”.

La OPEP y sus aliados han pasado más de un año rescatando los precios desde mínimos históricos y agregando suministros cautelosamente. Ahora la historia está cambiando: el mercado petrolero se dirige hacia un déficit. Dejar que el mercado se sobrecaliente pone en riesgo la recuperación. Pero el grupo también debe manejar el doble riesgo de que los suministros iraníes vuelvan a estar operativos y el virus y sus variantes puedan resurgir.

“La covid-19 es un enemigo persistente e impredecible, y las violentas mutaciones siguen siendo una amenaza”, dijo el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo. El grupo seguirá adelante con un aumento de 841.000 barriles por día en julio, luego de las alzas en mayo y junio, dijeron los delegados tras una reunión que duró menos de 30 minutos, una de las más cortas de la historia reciente.

Adiós a la guerra de precios

Después de julio, la OPEP+ tiene previsto mantener estable la producción hasta abril de 2022, según el acuerdo firmado hace un año para rescatar a los productores de una amarga guerra de precios. Si bien el acuerdo puede renegociarse —y habrá presión para hacerlo a medida que la demanda continúe recuperándose—, proporciona una posición de respaldo para el grupo. El príncipe Abdulaziz dijo que se estaba apegando a los términos de ese acuerdo “al pie de la letra”.

El potencial regreso de Irán a los mercados internacionales de petróleo es un factor que ronda en la mente de los ministros. La República Islámica está en conversaciones para reanudar un acuerdo de 2015 que limitó sus actividades atómicas a cambio de un alivio de las sanciones estadounidenses. Mientras Teherán buscaba concluir las negociaciones antes de las elecciones presidenciales del 18 de junio, los funcionarios sugirieron el martes que es posible que eso no suceda hasta agosto. Si se llega a un acuerdo y Washington flexibiliza las sanciones, los analistas pronostican que Irán podría aumentar su producción de crudo de 2,4 millones a 4 millones de barriles al día.

Hace un año, en respuesta al colapso del precio del petróleo, los miembros de la OPEP+ acordaron reducir en 9,7 millones de barriles diarios su producción, aliviando el ajuste posteriormente hasta los 7,2 millones de barriles este año, mientras que se prevé que en julio sea de unos 5,8 millones de barriles.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50