Airbus perdió 1.133 millones en 2020 por el parón de la aviación

El gigante aeronáutico europeo suspende el pago del dividendo pero no ejecutará nuevos ajustes de plantilla

Una bandera con el logo de Airbus.
Una bandera con el logo de Airbus.GUILLAUME HORCAJUELO (EFE)

Airbus perdió 1.133 millones de euros el pasado año, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria de la covid-19 sobre el sector de la aviación, aunque los números rojos fueron inferiores a los registrados en 2019, cuando la empresa perdió 1.362 millones, aunque en ambos casos por circunstancias excepcionales. Pese a las pérdidas, el gigante aeronáutico europeo no estima oportuno aumentar el ajuste de plantilla anunciado la pasada primavera para 15.000 empleados, aunque anunció ayer que no repartirá dividendos parea reforzar su caja

En 2019, la empresa se apuntó pérdidas récord de .362 millones debido a las sanciones de casi 3.600 millones de euros que tuvo que afrontar en ese ejercicio para evitar procesos judiciales por corrupción y una nueva provisión por su avión de transporte militar A400M. En 2020, el gigante aeronáutico europeo afrontó también una serie de ajustes extraordinarios que impactaron negativamente en su resultado en 2.216 millones de euros. Estas partidas incluyen un plan de contingencia para hacer frente al impacto de la covid 19 (1.202 millones); los mayores costes del proceso de fabricación del A380 (385 millones); la depreciación del dólar frente al euro (480 millones) y otros ajustes (149 millones).

Más información
Glenn Llewellyn: “El hidrógeno supone una transición masiva en todos los sectores, no solo en el aeronáutico”
La UE impone sanciones a productos de EE UU pero abre la mano a Biden para acabar con la guerra arancelaria
Airbus recortará 15.000 empleos más en un año, 900 en España

La facturación del grupo se redujo un 29% hasta 49.912 millones de euros, siendo la división de aviones comerciales la más castigada, ya que los ingresos se hundieron un 37%, hasta 34.250 millones de euros. La caída fue muy limitada en la actividad de defensa y espacio (-4%), hasta los 10.446 millones, y en la de helicópteros el volumen de negocio incluso aumentó un 4% para alcanzar los 6.251 millones.

El parón desde el mes de marzo de 2020 de todo el sector aéreo por el coronavirus hizo que las entregas de aviones se redujeran en un 34% hasta las 566 unidades. Más preocupante aún es la reducción de los pedidos, al situarse en 268 aeronaves, frente a las 768 de 2019, un 65% menos. La situación comercial tiene su reflejo en el valor que Airbus atribuye a sus pedidos pendientes, que a fecha del pasado 31 de diciembre era de 373.000 millones de euros, comparados con los 471.000 millones un año antes.

El resultado neto operativo (Ebit), antes de contabilizar impuestos e intereses, también presentó un balance negativo de 510 millones de euros el pasado año, comparados con los 1.339 millones positivos del ejercicio precedente. La división de aviones comerciales, que es con diferencia la más importante, entró en pérdidas con 1.330 millones de euros negativos, comparados con los 1.794 millones positivos de 2019. En la de defensa y espacio registró pérdidas de 408 millones de euros en 2020 tras haber sufrido un resultado neto operativo negativo de 881 millones el año anterior; y en la de helicópteros subió un 10% hasta 455 millones.

Suspensión del dividendo

La buena noticia es que Airbus no estima oportuno por el momento realizar nuevos ajustes de producción y de plantilla, como los que había tenido que anunciar la primavera pasada (15.000 empleos en total) tras el estallido de la crisis del coronavirus. En cualquier caso, Airbus advirtió de que “dado el entorno global del negocio”, este año no repartirá dividendos, una decisión que justifica para reforzar la resiliencia financiera de la empresa al evitar la salida de efectivo y “respaldar su capacidad para adaptarse conforme evolucione la situación”.

En cuanto a las perspectivas, y partiendo de la suposición de que no haya nuevas disrupciones ni en la economía global, ni en el tráfico aéreo, ni en sus operaciones internas, su objetivo para 2021 es entregar el mismo número de aviones comerciales que en 2020 y un resultado neto ajustado de 2.000 millones de euros. Es decir, por encima de los 1.706 millones de euros del pasado ejercicio, pero muy por debajo de los 6.946 millones obtenidos en 2019. Por el momento, en el último trimestre de 2020, aceleró las entregas lo que le ha llevado a registrar beneficios trimestrales de 1.553 millones de euros.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS