_
_
_
_

Apple admite que el coronavirus golpeará su cuenta de resultados

La compañía ha informado de que debido al brote del Covid-19 se ha visto afectada su producción y la demanda en China

Empleados de una tienda de Apple en Pekín, reabierta el pasado 14 de febrero.
Empleados de una tienda de Apple en Pekín, reabierta el pasado 14 de febrero.Mark Schiefelbein (AP)

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El gigante tecnológico Apple ha informado de que no podrá cumplir con su pronóstico de ingresos para el segundo trimestre debido a las consecuencias colaterales del brote de coronavirus en China. La compañía apunta a dos factores: el suministro limitado de sus iPhone y, a la vez, una menor demanda en ese país. Fuera de China, la compañía ha asegurado que la demanda de todos sus productos se ha mantenido fuerte hasta ahora, en la línea con sus expectativas.

Más información
Xi Jinping ordenó contener el brote de coronavirus dos semanas antes de reconocerse en público su gravedad
El mapa de la expansión del coronavirus

La compañía ha indicado que aunque las fábricas con las que trabaja en China han reabierto, la vuelta a la normalidad está siendo “más lenta” de lo que esperaban por lo que la dificultad para abastecerse de iPhones, fabricados en China, "afectará temporalmente a los ingresos en todo el mundo". Desde que se confirmó en enero la existencia de este virus que se transmite entre humanos han muerto más de 1.870 personas en China y se han infectado más de 70.600.

El gigante tecnológico ha explicado que sus fábricas están fuera de la provincia de Hubei, epicentro del virus, pero estas también han tenido que adoptar las medidas de seguridad y cerrar temporalmente. Además, las tiendas donde se comercializa su teléfono inteligente también han tenido que bajar la persiana de forma preventiva. "La demanda de nuestros productos en China se ha visto afectada", ha reconocido la firma en un comunicado.

"Todas nuestras tiendas en China y muchas de nuestras tiendas asociadas han cerrado". Además, las que han permanecido abiertas lo han hecho en horarios reducidos y el flujo de clientes ha sido escaso. En estas circunstancias, la compañía ha admitido que le van a ser imposible cumplir las previsiones que habían hecho para el trimestre que finaliza en marzo. 

"La situación es voluble, así que daremos más información durante nuestra próxima presentación de resultados en abril", ha agregado la tecnológica sin especificar cifras.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_