Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook asegura que está dispuesta a pagar más impuestos en Europa

La OCDE calcula que una 'tasa Google' global recaudaría más de 90.000 millones de euros al año

Mark Zuckerberg.
Mark Zuckerberg. AP

Mark Zuckerberg, fundador de uno los mayores gigantes tecnológicos del mundo, ha dicho estar dispuesto a  "pagar más impuestos" en Europa. El anuncio del director ejecutivo de Facebook, extraído del discurso que dará este sábado en la feria de Seguridad de Múnich, llega un día después de que la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económicas (OCDE) concretara los beneficios que aportaría a las arcas públicas la aprobación de una tasa Google global. Según un análisis del organismo con sede en París, publicado este jueves, el impuesto permitiría recaudar unos 100.000 millones de dólares anuales (más de 92.000 millones de euros), equivalentes al 4% de lo que ahora obtienen los Estados a nivel mundial en impuesto de sociedades.

"Entiendo que haya frustración sobre cómo las nuevas compañías tecnológicas son tasadas en Europa. Nosotros también queremos una reforma tributaria y me alegra que la OCDE lo esté analizando. Queremos que el proceso de la OCDE tenga éxito para que tengamos un sistema estable y confiable en el futuro", señala en su discurso el también fundador de Facebook. "Aceptamos que esto signifique que tendremos que pagar más impuestos en distintos lugares bajo el nuevo marco", añade.

El club de los países industrializados lleva meses inmerso en un profundo análisis para encontrar la fórmula que le permita modificar la fiscalidad internacional, todavía basada en reglas que se diseñaron al principio del siglo pasado. Ante la irrupción de las plataformas digitales, y en un contexto globalizado en el que se han multiplicado los agujeros —legales— por los cuales los Estados pierden recaudación, la OCDE aceptó en 2017 el encargo del G7 de diseñar un nuevo marco para luchar contra la erosión de las bases imponibles y el traslado de beneficios (Beps, por sus siglas en inglés). A la iniciativa se han adherido 137 países, que según los planes del organismo dirigido por el mexicano Ángel Gurría llegarán tener un acuerdo sobre la mesa para finales de este año.

En concreto, la OCDE está trabajando sobre dos grandes reformas de la fiscalidad internacional. El primer pilar supone que las grandes corporaciones —no solo tecnológicas, en un guiño a Estados Unidos—, sin importar cuál sea su domicilio fiscal, tributen donde estén sus usuarios aunque no tengan ahí sedes físicas. El segundo pilar contempla la fijación de un tipo mínimo de sociedades a nivel global, para evitar el desvío de los beneficios de los grandes grupos a territorios con reglas fiscales más ventajosas y asegurar que paguen impuestos en todos aquellos países donde operan. El fin último, como ha aclarado el organismo en más de una ocasión, es garantizar una asignación equitativa de los derechos fiscales entre Estados y evitar que estos adopten soluciones unilaterales generando tensiones, como ha ocurrido recientemente entre Francia y Estados Unidos justo acerca de la tasa Google aprobada por el país galo.

El análisis publicado el jueves se ha elaborado a través de los datos de más de 200 jurisdicciones y más de 27.000 multinacionales. Sus conclusiones apuntan a que el primer pilar generaría una leve mejora en la recaudación en la mayoría de las jurisdicciones, sobre todo aquellas de ingresos bajos y medianos. Más de la mitad de estas ganancias, apunta el documento, provendrían de 100 grandes grupos corporaciones. El segundo pilar sí permitiría lograr ingresos más significativos, al reducir los diferenciales impositivos entre países. Las reformas, añade el organismo, también reducirían el peso que tiene el impuesto de sociedades a la hora de elegir dónde invertir.

El organismo presentará un nuevo informe durante la próxima reunión de ministros de Finanzas del G20 y gobernadores de bancos centrales en Riad, Arabia Saudita, prevista para el 22 y 23 de febrero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >