Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recaudación por el impuesto de matriculación repunta pese a caer las ventas de coches

El tirón de la gasolina y los cambios regulatorios están detrás de este resultado

El impuesto de matriculación amplía su contribución a las arcas públicas. Este gravamen, que se abona al comprar un vehículo, permitió recaudar 616 millones de euros en 2019, según los datos de la Agencia Tributaria publicados este martes. Esta cifra es un 20% superior a la del año anterior y la más elevada desde 2010. Lo más llamativo de la estadística no es sin embargo el repunte, sino las circunstancias en las que se produce: por primera vez en más de una década los ingresos por el impuesto crecieron pese a caer las ventas de coches más de un 4%.

Impuesto matriculacion coches
Vehículos circulan por la Zona de Bajas Emisiones en Barcelona.

La correlación negativa entre el número de coches vendidos y la cuantía recaudada por el tributo no es efecto de una prestidigitación estadística. La principal razón del desfase se encuentra en el tirón que está teniendo la gasolina frente al diésel. Al emitir más CO2, variable fundamental para calcular el impuesto de matriculación, hay más automóviles obligados a abonar el gravamen, y en mayores cantidades. Fuentes de la industria señalan otra razón complementaria: el aumento de vehículos con más peso, que consumen más y por ende tienen un nivel más elevado de emisiones.

Ya en 2018 las ventas de coches de gasolina marcaron un hito, al superar por primera vez en más de dos décadas las de gasóleo. El estallido del dieselgate en 2015, que destapó el sistema de trucaje que empleaba Volkswagen para rebajar las emisiones contaminantes de sus modelos, y la incertidumbre jurídica que se ha instalado en torno al futuro de los vehículos diésel —desde los anuncios sobre la limitación a su circulación a los planes de subidas fiscales— contribuyeron en los últimos años a demonizar este carburante e impulsar los automóviles de gasolina.

Matriculación de vehículos

Número de vehículos

Total

Gasolina

Diésel

1.600.000

1.400.000

1.200.000

1.301.986

1.000.000

838.258

800.000

600.000

400.000

463.728

200.000

0

2006

09

11

13

15

17

19

Ingresos fiscales

Millones de euros

2.000

1.933

1.500

1.000

616

500

274

0

2006

09

11

13

15

17

19

Vehículos exentos del impuesto

En porcentaje

100%

77

75

74

70

68

62

59

52

43

37

32

22

0

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Fuente: Ministerio de Hacienda.

EL PAÍS

Matriculación de vehículos

Número de vehículos

Total

Gasolina

Diésel

1.600.000

1.400.000

1.200.000

1.301.986

1.000.000

838.258

800.000

600.000

400.000

463.728

200.000

0

2006

07

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Ingresos fiscales

Millones de euros

2.000

1.933

1.500

1.000

616

500

274

0

2006

07

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Vehículos exentos del impuesto

En porcentaje

100%

77

75

74

70

68

62

59

52

43

37

32

22

0

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Fuente: Ministerio de Hacienda.

EL PAÍS

Matriculación de vehículos

Número de vehículos

Total

Gasolina

Diésel

1.600.000

1.516.271

1.400.000

1.200.000

1.301.986

1.000.000

838.258

800.000

600.000

642.408

400.000

463.728

481.025

200.000

185.034

0

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Ingresos fiscales por matriculaciones

Vehículos exentos del impuesto

Millones de euros

En porcentaje

100%

2.000

1.933

1.500

1.000

77

75

74

616

70

68

62

59

500

52

43

37

32

22

274

0

0

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

06

09

11

13

15

17

19

Fuente: Ministerio de Hacienda.

EL PAÍS

La recaudación por el impuesto de matriculación repunta pese a caer las ventas de coches

Los datos publicados este martes por la Agencia Tributaria confirman esta tendencia: de los 1.301.986 coches vendidos —frente a los 1.362.387 del año anterior—, el 64,4% fue de gasolina y el 35,6% de gasóleo. En 2018 la brecha fue inferior: del total de vehículos matriculados, el 58,3% era de gasolina y el 41,7% de gasóleo.

También la emisión media por vehículo refleja este cambio en el tablero. En 2019 ascendió a 121 gramos de CO2 por kilómetro, frente a los 119 de 2018. Asimismo, se redujo el número de coches exentos de abonar la tasa, un privilegio destinado a los automóviles que emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro. En 2018 el 68,4% de los vehículos se libró del impuesto; el año pasado este porcentaje fue del 59%.

Y ello pese a que la industria ha tenido que interiorizar a marchas forzadas la máxima de que quien contamina paga y sumergirse en una profunda transformación ante el desafío climático y la creciente presión regulatoria. Para el futuro, los objetivos son ambiciosos: Bruselas exige que los fabricantes reduzcan el límite máximo de emisiones de sus vehículos a 80 gramos de CO2 por kilómetro en 2025 y a 60 en 2030.

Anfac, la patronal española de fabricantes de automóviles, lleva tiempo pidiendo que se grave el uso de los vehículos en lugar de su compra, que ya está sujeta a IVA. En otras palabras, pide que se suprima el impuesto de matriculación y que en su lugar se introduzcan criterios medioambientales en el impuesto de circulación —que se paga todos los años en función de los caballos fiscales del automóvil—.

En septiembre de 2018 también entró en vigor la nueva normativa de emisiones de la UE, que prevé un método más estricto para medir la contaminación de los vehículos de nueva fabricación. Este sistema, conocido como WLTP, implica que en la práctica los nuevos coches contaminan cerca de un 20% más con respecto a los resultados reflejados por el estándar anterior.

Sin embargo, esta regulación está teniendo una entrada gradual. El Gobierno ha establecido un periodo transitorio hasta el 1 de enero de 2021, durante el cual solo se considerará parte de la subida de las emisiones determinada por el WLTP. La industria calcula que en esta fase cerca de un 5% de los vehículos que antes estaban exentos pasarían a abonar el gravamen, un porcentaje que se elevaría hasta el 10% o el 20% una vez que la norma empiece a funcionar a todo gas.

Crece la cifra de vehículos que más emiten

La normativa vigente establece cuatro horquillas de emisiones de CO2 a las que se asignan distintos tipos impositivos. Según Hacienda, en 2019 crecieron las matriculaciones de los coches más contaminantes, los que generan más de 160 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Representaron el 6,1% del total y crecieron un 15% con respecto a 2018. Por el contrario, las matriculaciones de aquellos con menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro cayeron un 17,4%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >