Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

País Vasco se convierte en la primera autonomía en comprar vivienda al banco malo

El gobierno autonómico adquiere nueve pisos a Sareb dentro de una megacompra por la que integrará 506 viviendas en su agencia de alquiler social

pais vasco banco malo
Viviendas de protección en Vitoria.

El Gobierno vasco y la Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria (Sareb) han firmado la compra de nueve pisos por 742.000 euros para integrarlos en Alokabide, la agencia autonómica de alquileres sociales. Se trata de una operación pequeña en volumen pero muy significativa, ya que País Vasco se convierte con ella en la primera comunidad autónoma que compra vivienda al denominado banco malo.

Las nueve viviendas estaban ya cedidas a Alokabide a través de un convenio firmado en 2017, pero ahora pasarán a ser de titularidad de la comunidad autónoma, explican la parte compradora y la vendedora. La adquisición se enmarca en una megacompra de vivienda por parte de la comunidad autónoma. Según ha informado su Departamento de Vivienda, la operación alcanza a 506 pisos y supone una inversión de 50,1 millones de euros. Fuentes de ese departamento explican que el superávit registrado en las cuentas autonómicas, los mayores ingresos recibidos de Hacienda y el fondo de Inversiones Financieras Sostenibles, "que no computa como deuda", han permitido el desembolso.

Muchos de los recursos destinados se quedarán en cualquier caso en el ente autonómico ya que la mayoría de las viviendas, algunas todavía en fase de construcción, pertenecen a Visesa. Esta sociedad es la promotora pública para construir vivienda protegida en País Vasco. Como sucede en el resto de España, tradicionalmente esos pisos se vendían a particulares, pero la reorientación de la política de vivienda establece que la protección se destine al alquiler. Por ello, el Gobierno vasco ha decidido adquirir los pisos e incorporarlos a su parque para arrendamiento, que alcanza así los 7.811 pisos.

Para Sareb se abre una nueva vía para la venta de activos. El conocido como banco malo, en el que se concentró la mayor parte del ladrillo tóxico que tenía la banca procedente de la burbuja inmobiliaria, ha firmado convenios con nueve comunidades autónomas para cederles pisos y que los alquilen. Pero ninguna hasta ahora había dado el paso de comprar esos inmuebles, una opción deseada por los gestores de la sociedad: "Estamos hablando con varias comunidades", señalan fuentes de Sareb.

Negociación avanzada con Galicia

País Vasco es la comunidad donde, en términos de negocio, menos interesante era la operación para Sareb. Debido a los escasos activos del banco malo en el territorio vasco, solo tenía cedidos al Gobierno autonómico 10 pisos. Nueve son los que le ha vendido ahora y sobre el que resta se está negociando. 

Es un volumen escaso si se compara con los 400 pisos del banco malo que gestiona en arrendamiento Andalucía, los 930 que tiene cedidos Cataluña o incluso los 50 de Galicia. Con esta última comunidad las conversaciones están muy avanzadas y podría firmarse una venta a la Xunta "en semanas", indican fuentes de Sareb sin precisar más detalles sobre el volumen o la cuantía de esa operación. Otras comunidades que también arriendan pisos de Sareb son Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura. Entre los Ayuntamientos, el de Madrid cuenta con 300 pisos y el Barcelona con 200.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información