Presupuestos Generales del Estado

El PNV pacta con el Gobierno la eliminación del impuesto al diésel y despeja el camino para apoyar los Presupuestos

Aitor Esteban asegura que ha acordado con el Ejecutivo cuatro enmiendas a las cuentas

El presidente del PNV, Andoni Ortúzar.
El presidente del PNV, Andoni Ortúzar.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

El PNV ha pactado con el Gobierno central un paquete de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), entre las que se incluye la eliminación del impuesto al diésel, según han informado fuentes de la formación nacionalista y ha confirmado su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban. Desde el primer momento, los nacionalistas vascos condicionaron su apoyo a las cuentas a la supresión de este aumento impositivo, con el que el Gobierno pretendía recaudar unos 500 millones de euros en dos años. Ciudadanos también estaba en contra de este impuesto e incluso llegó a asegurar que había conseguido un compromiso del Ejecutivo de Pedro Sánchez para su eliminación en el proceso de enmiendas.

Según Esteban, el PNV ha acordado con el Gobierno cuatro enmiendas a los Presupuestos, que incluyen la eliminación del impuesto al diésel y varias inversiones para el País Vasco, que acercan a los nacionalistas a un pacto definitivo de apoyo a las cuentas públicas. El portavoz ha destacado la importancia del “avance”, pero ha dejado claro que aún no supone un apoyo definitivo al proyecto aprobado la semana pasada.

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados. En vídeo, Esteban anuncia la eliminación del impuesto del diésel y varias inversiones para el País Vasco acordadas con el Gobierno. FOTO Y VÍDEO: EUROPA PRESS

El proyecto de Presupuestos contiene una medida que pretende acercar la tributación del diésel a la de la gasolina, algo que llevaba tiempo en la mesa del Ejecutivo. En concreto, el tipo estatal general del gasóleo, según el proyecto, subiría hasta los 34,5 céntimos por litro ―frente a los 30,7 actuales― con lo que se reduciría la bonificación de la que goza este combustible hasta los 3,8 céntimos por litro. El Gobierno esperaba recaudar con esta subida, ahora eliminada de las cuentas, unos 500 millones de euros. Pero el PNV hizo casus belli de este aumento, aduciendo que perjudicaría a la industria vasca dedicada a los motores diésel, porque desincentivaría la compra de estos vehículos, poniendo en juego los empleos en esa industria.

La medida, en todo caso, estaba en el alero casi desde el mismo momento en que se aprobó el proyecto de Presupuestos. El mismo día de su presentación en el Congreso, Ciudadanos aseguró que “no habrá subida al diésel”, que había arrancado al Gobierno el compromiso de que se suprimirá vía enmienda, reforzando así la impresión de que su inclusión en las cuentas era una moneda de cambio para negociar.

Además del asunto del diésel, el PNV ha acordado inversiones de 50 millones para la industria de la máquina herramienta, seis millones para el soterramiento del tren en Zorrotza (Bilbao), y la creación de una nueva figura contractual para el desarrollo de la formación dual universitaria.


Lo más visto en...

Top 50