El Gobierno espera unos ingresos récord en 2021 pese a la crisis económica

Las cuentas del año que viene serán las más expansivas de la historia al incorporar 27.000 millones de las ayudas europeas

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús MonteroEduardo Parra (Europa Press)

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el proyecto de los Presupuestos para 2021, las cuentas más expansivas de la historia gracias al primer tramo de las ayudas europeas, de más de 27.000 millones, con las que pretender dar carpetazo definitivo a las de 2018 elaboradas por el PP que siguen en vigor. Según han detallado por la mañana en un acto conjunto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, el proyecto de ley incluirá subidas para los más ricos: habrá aumentos en el IRPF a las rentas altas, incrementos en el impuesto de sociedades y sobre el patrimonio, aunque estas alzas serán más suaves que las pactadas en el acuerdo de coalición sellado antes del estallido de la pandemia. En conjunto, entre las nuevas medidas fiscales y la mejor marcha de la economía prevista para el año que viene, el Ejecutivo espera que los ingresos no financieros avancen en 2021 hasta los 222.107 millones de euros, pese a la difícil coyuntura económica causada por la pandemia. De lograrse, sería la mayor cosecha de impuestos de la historia pese al zarpazo de la crisis, incluso por delante de la recaudación de 2019 cuando la Agencia Tributaria ingresó 213.625 millones de euros.

Este incremento supone un avance del 13% en comparación con 2020, que se eleva hasta el 30% después de la cesión a entes territoriales. “Son unos Presupuestos esperados, necesarios e imprescindibles”, ha dicho la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes. Montero ha asegurado que recaudación caerá menos que la economía este año: un 7,6%, 3,6 puntos menos que el PIB nominal, según los cálculos del Gobierno. “Eso no es casual”, ha añadido antes de mencionar la importancia de los ERTE para evitar una destrucción masiva de empleo y mantener a flote las rentas. La ministra, que ha recordado que el Ejecutivo ha decidido aplazar la reforma fiscal que tenía sobre la mesa antes de que llegara la pandemia, ha detallado cuáles serán los “ajustes” en este campo que entrarán en vigor el año que viene.

Subida del IRPF para los más ricos

En concreto, los Presupuestos recogerán una subida del IRPF de dos puntos para rentas del trabajo de más de 300.000 euros, y de tres para las rentas de capital superiores a los 200.000 euros. En total, se verán afectados unos 36.000 contribuyentes, correspondientes al 0,17% del total, para recaudar 144 millones este año y 346 el año que viene. En el caso del impuesto sobre el patrimonio, Montero ha avanzado que el Gobierno planea que su prórroga sea indefinida -ahora se hace cada año- y que se contempla un aumento de un punto para las fortunas de más de 10 millones de euros en 2021, del 2,5% al 3,5%, aunque la capacidad recaudatoria de este tributo se queda en mano de las comunidades, al estar cedido al 100%.

En 2021 también se prorrogarán los límites de los regímenes de autónomos y en sociedades se limitará al 95% la exención sobre dividendos y plusvalía en filiales, ahora del 100%, para compañías con facturación superior a los 40 millones de euros. “Una medida que afecta a 1.739 empresas de más del millón y medio que tenemos en nuestro país, por lo tanto solo el 0,12% del total”, ha dicho la ministra. Este cambio aportará, según cálculos del Gobierno, ingresos adicionales de 473 millones para este año y 1.047 el que viene.

La subida IVA del 10% al 21% en bebidas azucaradas y edulcoradas -solo en venta en supermercados y establecimientos, pero no en hostelería para no afectar el consumo, ha aclarado la ministra- aportará 400 millones. También habrá cambios en la fiscalidad verde, con una reducción de la bonificación fiscal del diésel hasta 38 euros por cada 1.000 litros; el tipo estatal pasa de 30,7 a 34,5 céntimos. La recaudación estimada es de 500 millones en dos años y no afectará al gasóleo de uso profesional y bonificado.

También se revisará al alza el impuesto sobre las primas de seguros, desde el 6% al 8%, y se reduce la aportación máxima a los planes de pensiones individuales a los 2.000 euros (en los de empresa sube de 8.000 a 10.000), con un impacto estimado de 580 millones en 2022. El Plan Presupuestario enviado a Bruselas también detallaba otras medidas fiscales que no estarán incluidas en las futuras cuentas pero sí se aplicarán el año que viene, como las tasas Google y Tobin que previsiblemente entrarán en vigor a inicios de 2021, un impuesto al plástico y la nueva ley de lucha contra el fraude.

Lo más visto en...

Top 50