Opinión
i

Gestión de riesgos sistémicos

España no es en absoluto un Estado fallido, pero hay mucho que mejorar

Varios sanitarios trasladan a un paciente en ambulancia al Hospital Clínico de València.
Varios sanitarios trasladan a un paciente en ambulancia al Hospital Clínico de València.BIEL ALIÑO / EFE

Los terribles efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia están abriendo debates que perdurarán. En nuestro país, la respuesta sanitaria, con la descentralización de la gestión a las comunidades autónomas, ha despertado críticas por falta de contundencia e insuficientes recursos y coordinación. Es cierto que otros países —como Alemania o Suiza— funcionan, en gran medida, descentralizando por regiones administrativas y les ha ido bastante mejor. Tal vez sea porque su sistema institucional está más engrasado que el es...