acs

ACS se dispara en Bolsa tras la oferta de 5.200 millones de Vinci por su filial industrial

Las negociaciones entre el grupo francés y el español por la venta de la mayor parte de Cobra provoca un aumento del 25% de los títulos

El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una foto de archivo.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una foto de archivo.Pablo Monge

La confirmación por parte de ACS de su predisposición a negociar con Vinci la venta de la mayor parte de su división industrial, Cobra, provocó este viernes un rebote de hasta el 25% en su cotización en Bolsa. Los primeros contactos con el gigante constructor y concesionario francés, que ha presentado una oferta no vinculante de 5.200 millones de euros, no solo tiraron al alza de la propia empresa presidida por Florentino Pérez sino del conjunto de la Bolsa española, que logró esquivar los números rojos en el tramo final de la sesión.

En la nota que ACS remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para informar de los contactos se recogen los detalles iniciales de la operación. “Vinci ha presentado al Grupo ACS una oferta no vinculante con el objetivo de negociarla adquisición de su División Industrial, cuya cabecera es ACS Servicios Comunicaciones y Energía SA”, señala. “El perímetro de la operación incluiría, además de las actividades de ingeniería y obras, las participaciones en ocho concesiones, o PPP (proyectos de colaboración público-privada), principalmente de energía, así como la plataforma de desarrollo de nuevos proyectos en el sector de energía renovable”.

Según detalla ACS, Vinci gestionaría el pago de los 5.200 millones de euros con la entrega de 2.800 millones —"como mínimo"—, en metálico, y el resto (2.400), en acciones del grupo francés, o en metálico. La propuesta para la venta de la división industrial, que facturó en datos proforma 6.300 millones en 2019 —y su rendimiento neto fue de 600 millones—, ha recibido el visto bueno del consejo de ACS, y solo resta para el cierre de la operación el resultado de la due diligence (proceso de revisión), en el que se llevará a cabo el examen de las actuaciones necesarias para la segregación (carve out) de las actividades que no entrarían en la venta a Vinci.

Este desprendimiento de ACS queda encuadrado dentro del giro estratégico que está llevando a cabo el grupo español hacia la construcción y explotación de las infraestructuras, para el que cuenta con Dragados, Hochtief, Iridium y la mitad de Abertis. De llevarse a cabo la venta a Vinci, sería la primera operación de semejantes características, y se produciría después de que Vinci Airports, filial de la constructora francesa, tomase el control a principios de 2019 de una participación mayoritaria (50,01%) en el aeropuerto de Gatwick, en Londres, por 2.900 millones de libras (unos 3.223 millones de euros), convirtiéndose en el segundo operador del mundo.

ACS y Vinci informarán al mercado en el momento oportuno del resultado eventual de las negociaciones.

Más información

Lo más visto en...

Top 50