ACS reduce su beneficio un 31% en el primer semestre hasta los 361 millones

La caída del tráfico en las autopistas de Abertis por los confinamientos impactaron en los resultados del grupo

Sede de ACS.
Sede de ACS.

El beneficio neto del Grupo ACS en el primer semestre de 2020 alcanzó los 361 millones de euros, con una caída del 30,9% respecto al año anterior debido principalmente a la evolución de Abertis, cuyo tráfico ha estado fuertemente afectado por las medidas de confinamiento introducidas en la mayoría de los países donde opera.

Las ventas del grupo que preside Florentino Pérez en el primer semestre han alcanzado los 18.337 millones de euros, lo que supone una reducción del 2,6%, acentuada en el segundo trimestre hasta el 8%, con mayor incidencia en las regiones de Asia Pacífico y Europa. Por regiones, las ventas en América del Norte representan un 51% del total, Europa un 19%, Australia un 16%, Asia un 5%, América del Sur un 8% y África el restante 1%. Las ventas en España suponen un 13% del total.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha alcanzado los 1.345 millones de euros, un 17% menor que el año anterior. Sin considerar el impacto de Abertis, el beneficio neto disminuye un 5,1%, un descenso moderado en comparación con otras constructoras como Acciona, que registró una caída del 85% del beneficio, o de Ferrovial y OHL que presentaron números rojos.

Impacto del coronavirus

Las medidas de confinamiento y restricción de la movilidad decretadas en la mayoría de los países donde Abertis opera han provocado caídas drásticas en el tráfico medio diario desde el mes de marzo, con fuertes retrocesos en los meses de abril y mayo. Por tanto, la contribución de Abertis al Ebitda y beneficio neto del grupo en el primer semestre ha caído en 175 y 141 millones de euros respectivamente respecto al año anterior. El levantamiento de estas restricciones en junio ha permitido la recuperación paulatina del tráfico, según la comunicación remitida a la CNMV.

En Servicios (Clece), las actividades de limpieza y mantenimiento de aquellas infraestructuras sociales que cesaron su actividad en España durante el estado de alarma, como centros escolares o de ocio, instalaciones no esenciales y el transporte aéreo, se redujeron significativamente.

No obstante, el incremento de la actividad en centros hospitalarios y dependencias públicas ha permitido compensar el volumen de ventas, aunque el refuerzo temporal en seguridad y salud laboral ha implicado una reducción de los resultados operativos en este trimestre. En concreto, el impacto en el Ebitda y en el beneficio neto ha sido de 25 y 19 millones de euros respectivamente.

En el resto de actividades el impacto ha sido menor, con variaciones en la producción trimestral entre el 5% y el 10%, tanto en la actividad de Construcción como en Servicios Industriales y de Minería, que han sido consideradas esenciales.

ACS presenta al cierre de junio un saldo de deuda neta de 2.699 millones de euros, 1.974 millones más que hace un año tras haber afrontado los pagos derivados de la salida de BICC por parte de su filial australiana CIMIC, incrementar el volumen de inversiones operativas y financieras, y aumentar la autocartera en ACS y Hochtief aprovechando la volatilidad del mercado de capitales en los últimos meses.

Lo más visto en...

Top 50